sábado, febrero 16, 2019

EL "IMPASSE" DEL TOQUE DE QUEDA.



Nuevamente, por culpa de los políticos y la política, denostamos y ninguneamos gratuitamente a través de los medios de comunicación, a una autoridad militar.

Estábamos tan bien en este último tiempo, descansando de verlo acompañado —a sus espaldas y forzosamente— por los Comandantes en Jefes Institucionales. Lamentablemente duró poco. Su manía por ser el único vocero de las Fuerzas Armadas y creer que, como Ministro de Defensa lo puede hacer mejor que ellos, relegándolos a un segundo plano como si solo fueran sus ayudantes, no podría haber sido algo más molesto para aquellos que alguna vez vestimos de uniforme y respetamos profundamente la figura de un Comandante en Jefe.
Este 12 de febrero, fue el colmo. Desautorizó, sin ningún amparo legal, a la autoridad militar, el Contraalmirante Carlos Huber quien, claramente por un tema de seguridad y mejor empleo de los medios bajo su mando, dispuso el toque de queda en las comunas alrededor de Concepción. Apropiado es recordar que dicha autoridad militar fue designada por el Presidente de la República, quien delega directamente sus facultades en quienes se hagan cargo de las zonas declaradas en Estado de Excepción.
Si el Presidente no estuvo de acuerdo, que es lo que me imagino ocurrió, por una falta de comunicación entre la autoridad militar y civil, él debió haber dispuesto la revocación de esa disposición o haberle ordenado directamente al Contraalmirante que la dejara sin efecto o, en el peor de los casos, pero sí dentro de sus atribuciones, haberlo relevado de su cargo. Alternativas que, en este caso, no son del Ministro de Defensa.
Nuevamente, por culpa de los políticos y la política, denostamos y ninguneamos gratuitamente a través de los medios de comunicación, a una autoridad militar. En la radio Bío Bío todos los chilenos (y el mundo entero) pueden escuchar el audio donde el Contraalmirante claramente señaló: […] producto de los fuegos que tuvimos anoche en forma simultánea, prácticamente en el mismo tiempo, cuatro focos de incendios importantes … he decidido que a contar de hoy día en la noche vamos a tener toque de queda, en las comunas alrededores de Concepción y Talcahuano que están en Estado de Excepción. […].
Ahora, poco importa cómo se solucione este impase, el daño, una vez más, ya está hecho. El hombre a sueldo, el soldado, es un pobre héroe, víctima y verdugo, cabeza de turco sacrificado, día por día, a su pueblo, que se burla de él; es un mártir feroz y humilde al mismo tiempo, que se arrojan mutuamente el Poder y la Nación, siempre en desacuerdo. (ex militar y escritor francés, Alfred Victor de Vigny, París, agosto de 1835).

Por Christian Slater, 
Coronel (R) de Ejército

miércoles, febrero 13, 2019

NICOLÁS MADURO ES EL SALVADOR ALLENDE VENEZOLANO.



Ante la autoproclamación del socialista, Juan Guaidó como presidente de la nación venezolana, el dictador Nicolás Maduro se comparó con Salvador Allende : “Chile… la hermosa Chile de la Unidad Popular, del gran Salvador Allende, presidente mártir de los pueblos de América”.
   A Nicolás Maduro le piden que renuncie igual que la oposición a Allende.
    Ahora bien, esa comparación irritó a la izquierda chilena como a la escritora Isabel Allende. Fue considerado como abuso y aprovechamiento. Naturalmente, a los diversos personajes de ese sector que han pasado por la política mintieron para variar. Carecen de honestidad intelectual. Por eso, no les gusta verdad. Y por esa misma razón, prefieren imponer una narrativa falsa o una “verdad oficial”, que lo que menos tiene es de una verdad.
   Cualquiera comparación del régimen chavista venezolano con el Gobierno Cívico Militar que gobernó el país entre 1973 y 1990, carece de todo fundamento, pues una de las razones de la intervención militar chileno, es que los chilenos estábamos igual que los venezolanos, tanto en términos económicos como político. La única diferencia es que Allende nunca pudo comprarse a los militares, a pesar de que el Mapu y el grupo terroristas Mir se infiltraron en las Fuerzas Armadas.          Cuando vinieron las esposas de los dirigentes socialistas venezolanos Leopoldo López y Antonio Ledezma a Chile, ni Ricardo Lagos, ni Sebastián Piñera se les ocurrió decir, que los chilenos ya vivieron en carne propia el comunismo allendista durante tres años lo que los venezolanos han llevado 20 años. Tampoco dijo nada al respecto el novelista y poeta culposo, Arturo Fontaine Talavera, que las recibió en el Museo de la Memoria dedicado a los terroristas. ¡Que hayan venido a pedirle ayuda a la izquierda chilena refleja que no tiene conocimiento de la historia reciente de América Latina!

Me acordé que en la Cuba comunista hay monumento al presidente marxista chileno. Si Allende era democrático, ¿qué hace un monumento allá en la isla cárcel? En el segundo gobierno de Michelle Bachelet, el ex ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz viajo a ese país para incrementar el intercambio comercial. De paso, le rindió honores a la estatua de Allende. Nunca han reclamado por cierto los dirigentes de la ex UP. Antes de la llegada de la Unidad Popular, toda la izquierda estaba entusiasmada con la dictadura cubana
    Aquí se muestra que los zurdos son los verdaderos negacionistas, pues los revolucionarios marxistas leninistas de la ex UP, ya se no acuerdan de la Declaración de Principios de Congreso de Chillán de 1968 y del Congreso de La Serena, en 1971, en que botaban por la basura la democracia y optaron por la violencia: “La violencia revolucionaria inevitable y legítima….Sólo destruyendo el aparato burocrático y militar del estado burgués, puede consolidarse la revolución socialista”.        Siempre sacan a relucir que en Europa hay diversos lugares llevan el nombre de Salvador Allende. El ex matón del Grupo de Amigos del Presidente (GAP), el diputado socialista Marcelo Schilling dijo: “En Francia hay ciudades que llevan calles y plazas con el nombre de Allende; no estoy seguro de cuántas llevarán el nombre de Maduro”. La prensa europea occidental antes de la intervención militar del 11 de septiembre de 1973, era bastante ácida con respecto al gobierno de la Unidad Popular como cuenta la periodista Nena Ossa en su libro Thank You Allende! La prensa europea que criticaba a Salvador Allende como lo hacen ahora con Nicolás Maduro cambio radicalmente el mismo 11. Y eso que todavía estaba fresco la Primavera de Praga de 1968, donde los tanques soviéticos entraron a Checoslovaquia. Todo cambio gracias a la mano negra de la KGB en los medios occidentales. No hay otra explicación más lógica. Ahora Francia le acogida de asilo al terrorista del FPMR que asesino al senador de la UDI, Jaime Guzmán. En realidad, el país galo no es buen ejemplo en muchas cosas.         Los Socialista históricos que se enojaron con las palabras de Maduro son unos verdaderos mitómanos. Éstos fueron José Antonio-Viera Gallo, Marcelo Schilling, Sergio Bitar, Ricardo Solari, Ricardo Núñez Muñoz, Jaime Gazmuri. Dijeron que Allende era democrático, respetuoso de la Ley y la Constitución. Y el abogado de derechos humanos del Partido Comunista, Eduardo Contreras, a quien Bachelet nombró embajador en Argentina durante su segundo gobierno.
   El ex ministro de la Unidad Popular, Sergio Bitar expresó: “No podemos callar y aceptar que Maduro pretenda guarecerse en la imagen del Presidente Allende, desprestigiándolo y distorsionando la realidad. Allende es un símbolo de integridad moral, de compromiso social y de vocación democrática incuestionable. La experiencia de Maduro, en cambio, ha traído persecución política, miseria, crisis humanitaria, hambre”. Se equivoca el ex ministro en cuanto Allende. Todo lo que le acusan a Maduro lo hizo, pues trajo miseria. Ya no se acuerda de las JAP, del desabastecimiento, producto de las propias políticas de la UP.
   ¡Qué manera de mentir! El socialista Schilling dice: “Allende se propuso construir una sociedad más justa, respetando la Constitución, las leyes y la democracia. Nunca reemplazó al Congreso por una Asamblea Constituyente ni desconoció las normas vigentes”. Falso. No respeto la Constitución, la democracia y las leyes. Allende quería reemplazar el Congreso por el poder popular tal como lo denuncia el Acuerdo de la Cámara de Diputados: “Que, para lograr este fin, el Gobierno no ha incurrido en violaciones aisladas de la Constitución y de la ley, sino que ha hecho de ellas un sistema permanente de conducta, llegando a los extremos de desconocer y atropellar sistemáticamente las atribuciones de los demás Poderes del Estado, violando habitualmente las garantías que la Constitución asegura a todos los habitantes de la República, y permitiendo y amparando la creación de poderes paralelos, ilegítimos, que constituyen un gravísimo peligro para la nación, con todo lo cual ha destruido elementos esenciales de la institucionalidad y del Estado de Derecho;”. Y Bachelet en su último gobierno, intento algo parecido con los cabildos. Sólo el político Cristián Monckeberg señalo que esas asambleas para la nueva constitución eran ilegales.
    El ex ministro del Trabajo, Ricardo Solari dijo: “tratan de comparar la pulsión heroica en el día final de Allende con la épica eventual de una confrontación promovida por fuerzas externas, si fuera el caso”. Según dos periodistas, Allende quiso rendirse y luego fue asesinado por los cubanos.
   El ex sub secretario de Justicia de Allende, José Antonio Viera-Gallo recuerda que los comunistas chilenos supongo compararon al general Wojciech Jaruzelski con el general Prats y al Movimiento Solidaridad con el paro de los camioneros contra Allende: “Algunos dirigentes del Partido Comunista ya lo hicieron una vez con el movimiento Solidarność en Polonia, donde comparaban a Wojciech Jaruzelski (el gobernante polaco a comienzos de los ochenta) con el general Carlos Prats, y al movimiento dirigido por Lech Wałęsa con el paro de los camioneros de 1972 en Chile contra Allende. Es decir, cosas completamente absurdas”.
     Luego agrega: “Comparar estas cosas tiene una utilidad política para justificar una posición. Pero hay una enorme diferencia: quien ha dado el golpe de Estado es Maduro. Allende nunca dio uno sino que respetó toda la institucionalidad. El movimiento chavista es populista, mientras que la Unidad Popular tenía un proyecto político. Es fuera de lugar comparar a Maduro con Allende”. Nunca respeto la institucionalidad.
    Según el profesor de Historia chileno, Jan Doxrud en un escrito titulado La Política Económica de Salvador Allende y la Unidad Popular, describe la “microeconomía del populismo”, la cual se refiere para “explicar las políticas económicas que han implementado regímenes populistas como el de Allende y otros más modernos como el de la Venezuela bolivariana”. Cuando Alex Kaiser y la guatemalteca Gloria Álvarez escribieron El engaño populista, debieron haber puesto en el centro a Salvador Allende rodeado de Hugo Chávez, Michelle Bachelet, Evo Morales, Cristina Kirchner, Pablo Iglesias, Fidel Castro y Rafael Correa. 
   Lo que les falla a los políticos mencionados, es que la ex presidente Michelle Bachelet apoya el régimen de Maduro como antes respaldo a Hugo Chávez. Durante su primer gobierno Bachelet fue partidaria de la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur), un engendro del ex presidente Chávez. No dijo nada cuando el ex militar golpista clausuró un canal de televisión. No recibió a Lilian Tintori y Mitze Capriles.Según un reportaje , tanto ex canciller demócrata cristiano Alejandro Foxley en su primer gobierno como Heraldo Muñoz en su segundo gobierno le recomendaron tomar distancia del régimen chavista. 
    Ya en el 2003 Hugo Chávez se comparaba con Allende: "lo que le hicieron a (Salvador) Allende están tratando de hacernos a nosotros". 
   Cuando murió Chávez, La Fundación Allende saco el siguiente comunicado, en el 2014: “La Fundación Salvador Allende, Seccional Guayana, Estado Bolívar, hace llegar sus más sentidas condolencias a los padres, hermanos, hijos, nietos y demás familiares, por la pérdida irreparable de nuestro querido y apreciado presidente Hugo Chávez Frías, como también al pueblo revolucionario que sufre la terrible perdida, de quien aportó todo su esfuerzo físico y mental para transformar a Venezuela en un país de justicia, que pudiera llevar a su pueblo a la "máxima suma de felicidad" como dijera nuestro padre Libertador Simón Bolívar”. 
   En el 2015, la Radio Chile afirmó: “Hugo Chávez nos trajo a Salvador Allende al presente. Retomó en su tierra las banderas del Presidente Allende de la Unidad Popular y el pueblo chileno construyendo una nueva vía al socialismo del siglo XXI en la República Bolivariana de Venezuela”. Más claro que el agua. Sin embargo, los Socialistas históricos no dijeron nada sobre esa comparación. Se quedaron callados.
   Cuando Hugo Chávez comenzó con su gobierno, a un compañero de universidad que militaba el PPD, le dije que el ex militar golpista era el Salvador Allende venezolano y viceversa. Se enojó.
    En el 2015, cuando vinieron las esposas de los lideres venezolanos , escribí: “La oposición venezolana está más perdida que el teniente Bello. Lo ilustra las diversas declaraciones donde comparan al régimen de Maduro o Chávez con el gobierno de la Fuerzas Armadas y de Orden (1973-1990), y no contra la UP”. Lo correcto sería: “y no con la UP”. Se entiende. 
   En una entrada que escribí en septiembre del 2017 “La Venezuela marxista y la Unidad Popular” deje entrever que eran lo mismo. 
  Cuando la diputada de Renovación Nacional, Camila Flores dijo que la situación que vive Venezuela es idéntica a la Unidad Popular, yo concluí con estas palabras: 
  “Salvador Allende fue nuestro Hugo Chávez y Nicolás Maduro.     Hugo Chávez y Nicolás Maduro son el Salvador Allende venezolano”
JAVIER BAZÁN AGUIRRE.

domingo, febrero 10, 2019

ARAUCANÍA: UNA PUERTA ABIERTA A LA SUBVERSIÓN.



La extensión de los incendios forestales en La Araucanía contribuyó a que, ya a estas alturas, se triplicara el volumen de fuego registrado el verano de 2017 en la zona central. La seguidilla de siniestros ocurrió mucho antes de que una pasajera ola de inusual calor golpeara a esa zona, lo que descarta  que las inmensas bolas de fuego que arrasaron con miles de hectáreas de pinos y eucaliptos se debiesen al fenómeno del cambio climático.
Gran parte de la flota aérea para combatir incendios forestales debió trasladarse a Cautín. Cuatro focos independientes y simultáneos, todos coincidentemente próximos a pueblos -Carahue, Nueva Imperial, Galvarino y Cholchol- hicieron concluir a los peritos en la materia que fueron intencionales. El Presidente de la República interrumpió sus vacaciones para viajar al lugar y anunciar solemnemente que “perseguiremos sin descanso a los autores de estos incendios y pediremos para ellos las mayores penas”. La PDI creó una Fuerza de Tarea para indagarlos…
Las palabras del Presidente a nadie pueden resultarles extrañas, porque desde su primer Gobierno las viene repitiendo con el mismo énfasis, tras cada una de las acciones delictuales que afectan a la ruralidad de La Araucanía. Por un misterioso error de un funcionario policial, lo poco que se había avanzado en recuperar socio/económicamente a la zona, quedó en nada, y el publicitado plan de reactivación ahora no es más que un recuerdo. La Araucanía campesina sigue siendo dominio sin contrapeso del terrorismo de los comuneros extremistas.
El Ejecutivo intentó  ejercer su autoridad -que le demanda la Constitución-  con la presencia de comandos de la policía uniformada, pero el disparo que terminó con la vida del activista de Temucuicui, Camilo Catrillanca, lo obligó a hacer lo “políticamente correcto”: apremiado por la oposición, puso fin a la labor de seguimiento y captura de los comuneros subversivos. Tras aquel trágico episodio, el hiperministro encargado del fracasado plan, lo primero que hizo fue entrevistarse con el padre de la víctima, quien, horas después, viajó al Congreso…¡a exigir la destitución del titular del Interior!
Hoy, el escenario del terrorismo rural continúa intacto y no hay indicios de que la acción extremista vaya a ser extinguida o, al menos, reducida. La PDI, reforzada en el lugar exclusivamente para labores de inteligencia, denunció su nulo resultado “por la absoluta falta de colaboración” ante el pánico de los campesinos mapuches que viven aterrorizados por las amenazas de los extremistas; Carabineros, venido a menos e inhibido, sólo vigila y desaloja “con pinzas” para no originar denuncias por violaciones a los derechos humanos; la asamblea de loncos (los de izquierda) prometen que “nuestra lucha será hasta la muerte” en su objetivo de autonomía y soberanía; la Multigremial -compuesta por los empresarios víctimas de ataques- dejaron de creer en proyectos gubernamentales, y,  en tanto, la autoridad reitera que “dialogaremos cuando se termine la violencia”. O sea, nunca.
Frente a tan desolador escenario de subversión, al ex Intendente de Bachelet en La Araucanía, Andrés Jouannet, y al senador -¡por la Quinta Región!…- Francisco Chahuán (RN), se les ocurrió la ‘brillante’ idea de reformar la Constitución para convocar a un plebiscito vinculante a todos los habitantes de La Araucanía para que sean ellos quienes resuelvan el futuro de su tierra. La iniciativa, posiblemente generada por el sofocante calor de estos días o por la ociosidad del verano, es una apertura de puertas de par en par a las demandas políticas y separatistas de las comunidades rebeldes. Esta ‘creativa’ pareja propone que en dicho referendo se les consulte a los ciudadanos de la Región sobre la devolución de tierras, el reconocimiento constitucional del pueblo mapuche, la ley de cuotas para ellos en el Congreso y el plurinacionalismo. Todos, absolutamente todos, son objetivos prioritarios de las comunidades rebeldes, y las anteponen como condición para el inicio de un eventual diálogo.
La peor de las iniciativas de este poco feliz proyecto es plantear como votación el que Chile sea plurinacional. Ello parte de una ignorancia, pues de los 18 millones de habitantes, sólo un 9% es indígena, ello de acuerdo al último Censo Poblacional (2017).
Muy diferente es la calidad constitucional plurinacional de Bolivia,   pues es el país más indigenista de Latinoamérica, con un 70% de su población.
Siempre es peligroso jugar con fuego, pero en una materia tan sensible, populista e intencionalmente politizada, como es hoy la ruralidad en La Araucanía,  el riesgo es mucho mayor. Hay suficientes pruebas de que, al menos en nuestro país, cuando a las minorías se les abren las puertas, se toman la casa completa. Nadie duda de que hay que respetarlas, pero no aliviarles el camino para que se transformen en dominadoras de las mayorías.
Es preferible que todo continúe igual en La Araucanía antes de prestarle una pizca de atención a tan descabellada idea.
DespiertaChile.cl

martes, febrero 05, 2019

"ALTA COMISIONADA", DERECHOS HUMANOS Y VENEZUELA.



Si el lector se diera la molestia de entrar a página web de la Oficina del Alto Comisionado de DDHH de la ONU (OACDH), y fuera al ítem “¿Qué hacemos?”, encontraría la siguiente respuesta: “La OACDH dirige los esfuerzos globales en materia de derechos humanos y actúa objetivamente ante los casos de violaciones de derechos humanos en el mundo. (…) Procuramos garantizar la aplicación de las normas internacionales de derechos humanos a través de una mayor implicación en los países y de nuestras presencia en el terreno”.
Pasemos de los dichos a los hechos.
Resulta que Venezuela es una nación donde se están violando los DDHH de la población desde hace años. La sociedad está reducida a un estado de miseria y faltan los elementos más indispensables para la sobrevivencia. Los hospitales no tienen los elementos básicos para atender a los necesitados. La inflación llegó a más de 10.000.000%, cifra nunca vista en ninguna nación civilizada. La emigración alcanza a cerca de 3.000.000 de venezolanos, hay quien diga que es aún mayor. Las muertes por violencia fueron de 23.407 casos en el 2018, lo que implica una media de 81,4 por cada 100.000 habitantes, más del doble que Honduras (uno de los más altos índices de violencia), con el agravante de que muchas de esas víctimas han sido menores de edad asesinados por la represión gubernamental. La tortura física y psicológica es un instrumento habitual del dictador de Venezuela.
¿Qué ha hecho en estos últimos días este “Alto Comisionado” dirigido por la Sra. Bachelet frente a esta situación?
Dos cosas: Primero, el portavoz, Sr. Colville, declaró que Bachelet fue invitada hace varias semanas para visitar el país, pero que no están las condiciones para que se realice un viaje de ese tipo. Segundo, otra portavoz, Sra. Hurtado, hizo un llamado al Gobierno de Maduro para que garantice la labor de los periodistas, “sin restricciones ni acosos”.
¡Eso sería todo!
¿Ud. cree que la Alta Comisionada procedería de igual manera si el Gobierno en cuestión no fuera aliado de su admirada Cuba? ¿Y si el propio dictador Maduro no fuera su amigo? ¿O si el 50% de lo que ocurre hoy en Venezuela estuviera sucediendo en Corea del Sur o en Taiwan?
¡No!; el papel que está desarrollando la ex presidenta de Chile en su cargo de Alto Comisionado de los DDHH es una verdadera vergüenza internacional.
En el mismo momento en que todos los países de Europa, de las tres Américas, de Canadá y del resto de las naciones civilizadas, exigen la convocación a nuevas e inmediatas elecciones, la Sra. Bachelet se obstina en hacer creer que el verdadero presidente es Maduro y en desconocer la sistemática violación de todos los derechos de las personas en esa infeliz nación.
El problema pasa más allá de la propia Comisionada. La actitud de este organismo compromete la autenticidad de su misión y de lo que ella entiende por DDHH.
En efecto, si delante de las más clamorosas razones para condenar la violación de los DDHH, la Alta Comisión no lo hace, la pregunta que surge en todo el mundo es: ¿qué sentido tiene un organismo financiado por todos los países cuando éste se omite tan clamorosamente?
Y, sumado a la anterior pregunta, se levanta otra: ¿cuál es el concepto de derechos humanos que tiene un organismo que cuando se destruyen todas las instituciones de una nación, sólo emite una declaración llamando al respeto por el libre ejercicio del periodismo?
En realidad desde la proclamación de los derechos humanos por parte de las Naciones Unidas en 1948 hasta el presente, la preocupación de este organismo ha ido evolucionando al de garantizar el libre ejercicio del aborto, de los derechos de género, de la aprobación del matrimonio homosexual, y un largo etc. de todo tipo de medidas libertarias y anti naturales.
Es lo que ocurre fatalmente cuando se separan los derechos de la creatura de las leyes del Creador.
Todo lo anterior crea una situación grave para el futuro de la convivencia internacional. La pérdida de confianza y credibilidad en un organismo que hace las veces de una especie de controlador del respeto a los mandamientos que ella misma se fija, la trasforma en una entidad de mero aparato.
Y, cuando ya nadie más le crea a las Naciones Unidas, su razón de ser estará definitivamente terminada.
Credo, pasado, presente y futuro de Chile.
credochile.cl
UN High Commissioner for Human Rights Chilean Michelle Bachelet attends the opening of the 39th session of the Human Rights Council at the European headquarters of the United Nations in Geneva Switzerland Monday Sept 10 2018 Salvatore Di Nolfi Keystone via AP

jueves, enero 31, 2019

SEÑOR @sebastianpinera YO NO LE DEBO NADA A LOS MAPUCHE.



ACLARACIÓN: Antes que todo debo dejar en claro que el pueblo mapuche se compone de muchas comunidades que velan por la paz, el trabajo y el respeto, pero hay un puñado de ellos que son manejados por partidos de la extrema izquierda, no son la mayoría.
El artículo o carta que van a leer NO ES DE MI AUTORÍA, me fue difícil saber quién la escribió, en fin, pero representa el sentir de la mayoría de las víctimas, de la gente honesta, que trabaja para tener lo suyo y ojalá el Sr. Piñera la lea.

Señor presidente de la republica de chile: 

¿Me puede decir de dónde cresta sacaron ustedes los inteligentes que gobiernan el país, que yo tengo una deuda con los mapuches? 

Sepa usted, a los mapuches no les debo nada, pero nada de nada. Ni siquiera tengo una gota de sangre que les deba, ni de nacimiento mucho menos de alguna transfusión, donde uno por lo general está inconsciente y no atina a nada, ni siquiera a elegir la sangre para salvar la vida. 

Vamos viendo, estos genios de la historia hacen gárgaras con los derechos ancestrales. 

¿Cuáles? ¿Quién dijo que los mapuches son los primeros habitantes de estas tierras? Todas vulgares mentiras que se han convertido en mito y objeto de culto de unos cuantos vivarachos que se han llenado los bolsillos a costa de “Vender la pomada en el extranjero”, maniobra muy bien accionada y explotada por un ignorantón, cuya única gracia es ser hijo de un amarillento ex presidente de Chile, que golpeó las puertas de los cuarteles militares, hasta botar a palos a Allende y después se ha hecho el loco. 

Ahora ¿Qué se les debe a los mapuches? 

Tengo mis muy serias y fundadas dudas, estos chilenos “privilegiados”, han recibido dadivas que significa, que sus ingresos mínimos están muy por encima de cualquier chileno medio. A saber, reciben plata sin trabajarle un día a nadie, se les subsidian las siembras, sus tierras, se les da animales para crianza, que después o se comen o venden y se les repone de nuevo y ahí va el círculo vicioso. 

Tienen beca para sus estudios, alimentación y vestuario gratis. Se les entrega ayuda en invierno porque se les mueren los animales con la nieve o porque se ahogan, porque no tienen pasto o porque les dio diarrea, o porque “accidentalmente” se cruzaron frente a un cuchillo de matarife. 

Se les entregan casas bastante buenonas, considerando que muchos no hacen nada, es decir llevan una vida regalada que ya la quisiera para mí. 

Existen algunas dificultades serias eso sí que es verdad. Cuando tienen problemas con su salud, no van donde el o la machi, (Me confundo, porque son ambiguos), ahí tienen que sacar numerito como cualquier chileno ¿Desconfían de sus ancestros sanadores? 

Por la justicia, ni qué decir, el proteccionismo sigue siendo un asco. Un delito terrorista cometido por un “mapuche” es un acto heroico, consecuencia del reclamo de justicia adeudada a través de la historia. 

Me da rabia, nunca envidia. Jamás envidiaré a los flojos que se llenan los bolsillos con dineros mal avenidos y que consideran que proviene de una “deuda histórica” , no envidiaré a los hediondos que se sientan a esperar que les llegue todo a la puerta de su casa. 

Mucho menos envidiaré a los flojos, que recibieron fundos hermosos, muy bien trabajados y en etapa de producción y que hoy son pastizales, mierdales pestilentes que se huelen a lo lejos, como un monumento a estos desquiciados que viven a expensas de los tontos que somos, los que ellos denominan “Huinca”. 

Por eso, permítaseme decirle señor Presidente de la Republica, que no comparto para nada sus propuestas para solucionar “la problemática indígena”, ¿Me puede decir qué problemática? ¿Quiere que le diga más? A usted le ha falta firmeza y consecuencia, este problema que han generado un montón de delincuentes pagados desde el extranjero, es un tema país y usted debe resolverlo mediante un plebiscito, usted no tiene autoridad moral para tomar decisiones con un grupo de políticos ignorantes y contaminados tanto por el dinero extranjero como por ideologías extremistas terroristas. 

Este es un tema país y el país debe decidir, este grupúsculo de avivados zánganos quieren un Estado propio, bueno plebiscitémoslo, porque es una decisión que involucra la soberanía nacional, pero por favor, no se muestre débil frente a los que siembran muertes, terror y el robo. 

Si la mayoría del país, como sé que sucederá, rechaza a estos “topos originarios” en sus intentos, pues que asuman que son una minoría, que son chilenos y que deben respetar nuestras leyes o se les aplicará con la misma severidad que a cualquiera de nosotros, que no tenemos “la fortuna ni la gracia divina”, de creernos “seres ancestrales”, descendidos de fastuosas naves provenientes de los aires, que los dejó sentados a la buena sombra de un raulí, lenga, araucaria o roble, mientras las mujeres fueron ordenadas a sacarse la cresta para darles de comer y vestir a estos audaces. 

¿Les debemos un estado independiente con leyes y costumbres propias? O sea ¿van a andar en pelotas? ¿Se van a bajar de las camionetas último modelo que hasta el más leso de los dirigentes posee hoy? ¿Le van a seguir sacando la mierda a palos a sus mujeres? ¿Y que va a pasar con los inicios sexuales de las mujercitas? ¿Y los incestos? 

¿Se recuerdan de dónde se generó la fisura palatina y el labio leporino en esta región? (A Dios, gracia hoy ha descendido a cifras casi normales, gracias a las leyes y valores de la repudiada sociedad chilena). 

Por supuesto que existen mapuches inteligentes y trabajadores, estudiosos y honrados, son los mas pacíficos, se integraron a la sociedad chilena como corresponde y asumieron los valores y tradiciones de la patria y curiosamente, son “castigados” por el propio Estado chileno, que les niega toda ayuda o aporte por ser “rurales”, son marginados por los de su misma raza. ¿Ha visto algún mapuche siendo atendido por un médico de apellido de la misma raza, por un abogado o arquitecto? Jamás, salvo que sea un “champurria” con billete en mano, como por ejemplo un Salas Melinao y ahí los ojitos de los profesionales estos, se les salen de las orbitas. 

Con estos mapuches de verdad, sí tengo una deuda histórica, una deuda por no haber hecho mas, porque se les respete y no se les margine de las comunidades y los beneficios que a otros pilluelos de siete suelas se les mal da. 

Por ello estimado señor presidente, déjese de discursos neo marxistoides, afírmese los pantalones y apunte donde debe. Todos los nacidos en este país somos chilenos y punto, los desgraciados que queman a las personas a mansalva, que roban ganado, que se toman predios, que profitan del estado, que reciben platas del extranjero para matar chilenos, sencillamente son delincuentes terroristas y deben ser tratados como lo que son : Delincuentes, que operan exactamente igual que los que apestan las cárceles, con su propio territorio, con sus propias leyes y con unos cuantos “capos” que los dirigen y reclaman buenos tratos muy apegados a los derechos humanos y ojo que los defensores no faltan, incluidos algunos con frondosas sotanas. 

Al final, respetuosamente señor presidente, quisiera decirle, no siga abusando de la paciencia de nosotros, “los normales”, los que vivimos perseguidos por el SII, por los bancos, por el retail, que no tenemos derecho a becas, ni a casas, ni a tierra y que nos sacamos la mierda para educar apenas a nuestros hijos, no sea cosa que a fuerza de tanto desatino e injusticia, nos vaya a dar la comezón, justa por lo demás, de formar en Chile, una patria justa, democrática, sin privilegios de ninguna clase y para ello tengamos que salir a la calle de Arica a Magallanes, para exigir democracia, autonomía, independencia, tranquilidad y justicia para todos los nacidos en esta patria y los extranjeros que la han adoptado como suya. Si eso pasa rodarán muchas cabezas, no le quepa duda, como también rodarán muchas de los privilegiados que se aprovechan de cargos públicos y que nos estrujan tal cuál, pretende hacer este grupo de terroristas que se disfrazan de representantes del “pueblo mapuche” y al que usted tanto miedo parece tener.

domingo, enero 27, 2019

LA DESCARADA "COMISIÓN CATRILLANCA".



Objetividad, ecuanimidad y razón no son imaginables entre los mayoritarios miembros izquierdistas de la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados por el "ajusticiamiento" del líder extremista de la comunidad separatista Temucuicui de la comuna de Malleco.

Casi  mareada de entusiasmo por considerar que tiene a su alcance a carnudas presas del Gobierno, la "Comisión Catrillanca" desvirtuó por completo el sentido de esta instancia parlamentaria, para transformarla en un juicio de revanchismo y odio político. Escudándose en el rótulo de "investigadores", los diputados de izquierda sólo quieren la cabeza del ministro del Interior y, si ello fuera posible, la del Presidente de la República "por su responsabilidad política y social"…

El país tomó razón, hace tiempo, de que se trató de un hecho policial, agravado por un error policial. Jamás hubo una instrucción y orden gubernamental en tal sentido, y así lo entiende el tribunal que lleva la causa.

Los integrantes de la comisión son Emilia Nuyado, Aracely Lequén, Natalia Castillo, Carmen Hertz, Marcos Cerda, Miguel Mellado, Fernando Meza, Manuel Monsalve, Álvaro Carter, Jorge Rathgeb, Jorge Alessandri y Jorge Sabag. Si bien no la preside, quien lleva la voz cantante es Hertz, jefa de la bancada PC y una gran cazadora de violadores a los derechos humanos.

Convertida arbitrariamente en tribunal de justicia más que investigadora, la Comisión tiene una larga lista de "interrogados", los que exceden el marco del caso específico para el que fue convocada. Entre muchos otros, serán sometidos a preguntas el ex ministro Jorge Burgos y el ex subsecretario Mahmud Aleuy, y figuran en su agenda todos los generales (r) y ex oficiales y suboficiales que tuvieron algún vínculo con lo sucedido.

En una determinación que transgrede la independencia y separación de Poderes del Estado, la Comisión inició gestiones con Gendarmería para visitar e interrogar a los ex carabineros presos por la muerte de Camilo Catrillanca.

La Comisión tuvo como su primer invitado "de honor" al padre del extinto, Marcelo, convertido en  símbolo por la izquierda para llegar a la responsabilidad política de Andrés Chadwick e incluso del Presidente, quienes a juicio del comun(ero)ista "deben renunciar". Bien aleccionado por el PC, él no se refirió a carabineros o policías, sino a "agentes del Estado".

Marcelo Catrillanca tuvo la audacia -también aleccionado- de decirle a la Comisión que semanas antes de la muerte de su hijo, el ministro Chadwick viajó a la zona "expresamente para aleonar a los carabineros en cuanto a represión".

Cuando se conformó, la Comunidad Temucuicui notificó un dominio  de 230 hectáreas, y ahora es poseedora de 1.900 por cesiones de la CONADI, por "recuperaciones" -apropiaciones indebidas- e incluso por adquisiciones a través de créditos de  INDAP, organismo dependiente del mismo Estado al que combate y del cual quiere separarse.

Días atrás, en una segunda asamblea de dirigentes mapuches comunistas en Temucuicui, se reafirmó "la lucha contra el Estado para lograr la plena autonomía y soberanía del pueblo mapuche".

Los diputados de izquierda se alteraron cuando colegas oficialistas le preguntaron a Marcelo Catrillanca por la gigantesca extensión de la comunidad y le consultaron sobre su financiamiento para vivir el día a día. Peor aún, ninguno de los parlamentarios extremistas fue instado a explicar por qué en la mismísima sede Legislativa ellos reciben con honores y protegen a un individuo que no se siente chileno y aspira a la partición del país. Ésa es la muestra de la solidaridad socialista, que siempre está por sobre los intereses nacionales.

Absolutamente clara respecto a un hecho policial, la Justicia tiene en prisión a varios carabineros, han debido declarar otros tantos y la fiscalía continúa recogiendo testimonios, como el de un testigo presencial que confesó haber visto a Catrillanca participando en el asalto y robo de sus autos a cuatro profesoras. Su descripción del sospechoso coincide  con lo declarado por una de las víctimas, a quien el tribunal le ha debido proporcionar protección ante las amenazas de muerte que ha recibido.

No hay que perder de vista, aunque la izquierda ya lo hizo, la raíz de los hechos que derivaron en la muerte del combativo ex caudillo de los estudiantes de Pailahueque. La causa de todo fue la acción criminal  de encapuchados contra las maestras rurales, utilizando armas y hachas.

La opinión pública se extraña de que acerca de ese asalto a inocentes mujeres, nadie habla y,  menos, en esta Comisión Investigadora. La diputada Hertz llevó la voz cantante para enviar un oficio al Presidente de la República para que aclare "cómo, cuando y dónde" se informó de la muerte de Catrillanca, consciente todo el país que el Mandatario se hallaba fuera del país, muy lejos.

Todos los testimonios e imágenes filtradas, en conocimiento o desconocimiento de la fiscalía de Collipulli, reflejan categóricamente que la única orden recibida por el comando del GOPE fue "interceptar el tractor azul" en el que huía   -¿de qué?- Catrillanca, internándose en los bosques de su comunidad. Familiares suyos afirmaron en el acto que "le estaba enseñando a manejar el vehículo" al quinceañero que lo acompañaba, en tanto la radio online mapuche informó que "venía de una recuperación" (corrida de cercas de propiedades de otros). Ni lo declarado por el testigo al tribunal ni esta contradicción, de la cual existen grabaciones, son materia de interés para la Comisión 'Investigadora', porque no tiene la menor intención de aclarar los hechos, sino tan sólo provocarle un daño al Gobierno y presentarlo como culpable.

Está más que comprobado que la decisión de dispararle a Catrillanca fue de un sargento, hoy en prisión, lo que fue corroborado por él ante la   Justicia, agregando la solicitud de perdón a la familia. Él y nadie más es responsable.

Voxpress.cl

jueves, enero 10, 2019

BROTES VERDES EN UNA DERECHA DESARTICULADA.



En “La Segunda” del 04.01.19 venía una carta de la vicepresidenta de la Juventud de RN, Francisca Richards, que decía: “El retorno del pinochetismo es sin duda un retroceso para la derecha, en términos políticos, valóricos, ideológicos e incluso electorales. No hay nada más nefasto que revivir un pasado tan oscuro como las terribles violaciones a los derechos humanos, todas injustificables y aberrantes. Hace tiempo que RN se desvinculó del pinochetismo y derogó de su declaración de principios toda alusión al régimen militar del dictador”.

Esa carta la suscribiría con gusto alguna vicepresidenta de las Juventudes Comunistas. Por otra parte, el “alejamiento” de RN de Pinochet, que ella acusa, fue puesto en duda hace poco cuando, en un reciente consejo general, su diputada Camila Flores se declaró pinochetista y resultó ovacionada.

Pero es verdad que la corriente dominante en el país va en el sentido de la carta de Francisca Richards. En la revista “Sábado” de “El Mercurio”, la ministra mejor evaluada del gabinete, Isabel Plá, confiesa que hoy votaría “No” en lugar de “Sí”, como lo hizo en 1988. Bueno, “era que no”: el Presidente que la designó es del “No”. Pero Isabel Plá pertenece a la UDI, partido al cual emigró desde RN (es de suponer que cuando esta última excluyó de su declaración de principios el reconocimiento al Gobierno Militar, cosa que la UDI aún no hace, aunque ya a nadie le extrañaría que lo hiciera, dado que forma parte del séptimo gobierno del “No” en 28 años).

Con todo, es un hecho que la corriente dominante extiende cada vez más sus tentáculos, hasta a la Universidad Católica, donde se incoa un proceso contra un connotado académico del “Sí”, el abogado Gonzalo Rojas Sánchez, tras una denuncia persecutoria en su contra de alumnos de izquierda que la Secretaría General de la Universidad ha acogido a trámite y dilatado en términos inexplicables. El profesor objeto de esta vendetta política ha impartido clases desde hace 43 años y formado parte del Consejo Superior durante 22.

Es que Gonzalo Rojas, también columnista de “El Mercurio”, es un hombre de derecha absolutamente consecuente (jamás ha votado por Piñera, con eso lo digo todo) y ha llegado a extremos de temeridad política, como el de recomendar, en su más reciente columna, la lectura de mi último libro, “Historia de la Revolución Militar Chilena 1973-1990”, cuya tercera edición espero llegue a librerías a mediados de enero, pese a que la prensa, con la excepción del citado columnista y una breve crónica de julio pasado del mismo diario, no lo ha siquiera mencionado.

      Claro, ese libro, en efecto, podría llevar a la cárcel a su autor si se aprobare la ley que castiga el “negacionismo”, pues prueba con documentos oficiales que el régimen militar respetó los derechos humanos, como que los garantizó tanto en su “Declaración de Principios” de 1974 como mediante circulares a sus dependencias uniformadas, que el texto reproduce, ordenándoles abstenerse de toda conducta atentatoria contra los derechos de las personas.

       Más todavía, el libro demuestra que hubo garantías internacionales de respeto a los derechos humanos ofrecidas por Chile y derivadas de que, si no se cumplían, se interrumpía el flujo de créditos y la venta de armamentos al país. El Gobierno Militar era, por ello, el primer interesado en evitar acusaciones de violación de los derechos humanos, pero a la vez enfrentaba un terrorismo implacable, patrocinado por el comunismo internacional, al cual debía combatir so pena de sucumbir. Pero el presidente de la Cruz Roja Internacional podía tener acceso a cualquier lugar de detención en Chile sin necesidad de autorización previa. Todo eso desmiente la acusación de una supuesta política de “terribles violaciones a los derechos humanos” a que alude la joven Richards, evidenciando que su cerebro ha sido tan escrupulosamente lavado como el de algunos dirigentes, parlamentarios, ministros de su partido y, desde luego, el del Presidente que ese partido contribuyó a elegir.

       No obstante lo anterior, el gobierno norteamericano encabezaba en 1978 ante la ONU la acusación contra el chileno de violar los derechos humanos, justo cuando en Chile reinaba la paz interna y en el mismo año caían apenas ocho personas en el curso de la lucha antiterrorista. Por contraste, en “El Mercurio” de hoy, p. A12, se informa que los norteamericanos dieron muerte sin forma de juicio y mediante una bomba en Yemen al terrorista Jaman-al-Badaui. Por acciones como ésa, que hoy los cerebros lavados describen como “terribles violaciones a los derechos humanos”, nos acusaban hace cuarenta años los propios autores de la expresión “double standard”.

       Naturalmente, este último y el lavado cerebral masivo tienen consecuencias políticas. La rendición incondicional de los partidos de derecha ante la mentira histórica da lugar a que en este momento haya en gestación tres nuevos partidos de derecha y representativos del “Sí”: el Partido Independencia de Valparaíso, el Partido Republicano, encabezado por militares en retiro; y Fuerza Nacional, liderada por el abogado Raúl Meza, connotado defensor de los Presos Políticos Militares. Además, un conocido oficial en retiro propone fundar otro exclusivamente formado por sus iguales y dedicado a defender a sus camaradas ilegalmente presos o procesados y que contaría con el voto unánime de la “familia militar”. Todo lo anterior aparte del movimiento Acción Republicana de José Antonio Kast, respaldado por decenas de miles de firmas, que por el momento ha renunciado a constituirse como partido.

       La verdadera derecha a veces da la impresión de que agoniza, pero no muere. El viejo tronco conservador pierde sus ramas más débiles y más proclives a inclinarse ante la dirección del viento, pero surgen otras nuevas y más sólidas para seguir defendiendo el ideario de la sociedad libre y de la ley y el orden; de la verdad histórica y del debido proceso a los presos políticos. Y no por nada su más destacado exponente encabeza las encuestas presidenciales de la actualidad.

Hermógenes Pérez de Arce.