sábado, junio 24, 2017

MADURO, CARIOLA Y GUILLIER.


Hace algunos días, la diputada comunista, Karol Cariola señaló que el régimen de Maduro en Venezuela no era una dictadura porque llegó al poder por vía electoral. No tendría mayor importancia si sólo fuera diputada comunista, que de manera coherente ha apoyado la dictadura de Fidel y Raúl Castro y ha respaldado el régimen de Maduro. Lo interesante es que ahora, además, Cariola es vocera del candidato Alejandro Guillier.
Con ese argumento, pareciera que la diputada ignora, omite conscientemente, o sencillamente está de acuerdo con la grave crisis social, económica e institucional ocasionada por Hugo Chávez y profundizada por Nicolás Maduro. Ciertamente, no sorprende la falta de objetividad al momento de analizar los problemas de los aliados del Partido Comunista.
Desde que la OEA empezó a existir, ningún país se había retirado de la organización. Con la decisión unilateral de Nicolás Maduro –no le preguntó al congreso, en el que hay mayoría opositora– se crea un ambiente de incertidumbre. Con la decisión no solo se excluye a Venezuela de la Carta Democrática, sino que rompe relaciones con una organización que da diferentes beneficios a los venezolanos, como, por ejemplo, el acceso a medicamentos.
Las declaraciones de Cariola son especialmente preocupantes, no solo por su indolencia con las víctimas de las violaciones a los Derechos Humanos en Venezuela, que ya cuenta con decenas de muertos en las protestas, sino porque es vocera del comando presidencial del candidato de continuidad del actual gobierno. En esta materia no se puede tener doble discurso, por lo que es necesario que el comando de Guillier se pronuncie si es que la posición de su vocera es la oficial de su candidatura, para entender si en su posible gobierno Chile tendrá un doble discurso en materia de DD.HH. El candidato mismo debería tener una posición clara, considerando que es periodista, una de las profesiones más perseguidas por la dictadura de Maduro.
Nuestro país ya ha vivido situaciones vergonzosas a nivel internacional, como cuando Michelle Bachelet no fue capaz de condenar la violación de los derechos humanos en Alemania Oriental y mostró tan solo su “agradecimiento”. O cuando consideró al dictador Fidel Castro como un “líder de la dignidad y la justicia social”. No debemos repetir lo anterior con el caso venezolano. La represión, los presos políticos y la vulneración del Estado de derecho por parte de Maduro, no puede tener la complicidad de Chile, ni durante la campaña presidencial ni durante el ejercicio de un gobierno  democrático.

martes, junio 20, 2017

EL TERRORISMO SEGÚN #GUILLER



Definiciones de terrorismo de la Real Academia Española de la Lengua:
  1. Dominación por el terror.
  2. Sucesión de actos de violencia  ejecutados para infundir terror.
  3. Actuación de bandas organizadas, que ,reiteradamente y de modo indiscriminado, pretende crear alarma social con fines políticos. 
Cualquiera de estas tres, la que voluntariamente, se quiera aplicar, demuestra fielmente que  la acción de comuneros comunistas en la Región de La Araucanía es terrorista.
Todas esas definiciones  –lo único oficial existente sobre el tema— encajan con las operaciones de las células extremistas rurales que, por años, operan en dicha zona.
Días atrás, un grupo ‘desconocido’ emboscó a varios camiones en las cercanías de Ercilla y tras balear a sus conductores  —entre ellos,  un brasileño, transportista en tránsito— procedió a quemar los vehículos.
El ‘vocero internacional’ de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Aucán Huilcamán,  cree que se trató de un autoatentado porque los empresarios del rubro reciben indemnizaciones fiscales, además del pago de los seguros. De este activista puede esperarse cualquiera reacción, por ser uno de los impulsores y ‘cerebro’ de la insurrección en La Araucanía. Hoy es el vínculo con las ONG extranjeras y movimientos extremistas de dd.hh. que estimulan y financian las guerrillas rurales.
Tras este nuevo ataque de los subversivos, el Gobierno, a través del Ministerio del Interior, anunció la presentación de una querella apelando a la Ley Anti Terrorista.
Consultado sobre el particular, el candidato izquierdista de la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier, respondió que “en La Araucanía no hay terrorismo” y que dicha acción es producto de “delincuentes comunes”.
El delincuente actúa para obtener en el acto un rédito material, en tanto el terrorista, no: destruye o mata para reivindicar una ideología o una religión.
No fue el de Guillier un lapsus, porque horas después insistió en su distorsionada visión de la violencia en la zona, aclarando  que “el terrorismo es la acción practicada exclusivamente por agentes del Estado. Como, por ejemplo, el Estado Islámico”…
El cazador resultó casado porque su velada intención de refrescar la memoria  sobre el régimen militar, lo hizo ignorar intencionadamente el abundante registro histórico del terrorismo de Estado en todas las dictaduras comunistas, de ayer y de hoy.
Ernesto Velasco presidente del partido que lo proclamó candidato presidencia (PR), consciente de la metida de pata de su potrillo, salió en su defensa para ‘interpretar’ lo que quiso decir: “él se refiere a que es una cuestión política que tiene que ver con el despojo histórico de tierras que sufrió el pueblo mapuche”.
Remitiéndose a las definiciones personales de Guillier, se las adjudicó al Derecho Internacional (¿?) y coinciden totalmente con la falacia en el mismo sentido del PC, su real padrino electoral en las sombras.
Su contumacia lo hace pensar, o al menos creer, que no son actos terroristas las colocaciones de bombas, ya sea acá mismo en Chile o en el extranjero, y especificó que ISIS es una excepción por tratarse de “un Estado”.
Tamaña ignorancia la suya: el Estado islámico no es un Estado formal, con fronteras e institucionalidad, sino un movimiento político/religioso que combate a Occidente gracias a una singular  interpretación del profeta Mahoma.
Son terroristas en toda su expresión los kamikaze, los que cargan de explosivos los autobombas y los que disparan indiscriminadamente en contra de una multitud inocente y desprevenida..
En Chile fueron actos terroristas los  del  joven mutilado que sobrevivió al estallido de un artefacto al intentar ponerlo en una sucursal bancaria de Vicuña Mackenna; el  de otro que murió porque la bomba le explosionó en su mochilla cuando se dirigía a colocarla en la Escuela de Gendarmería en Avenida Matta;  el de una pareja en el subsuelo comercial de la Estación Escuela Militar del Metro y los  de otr pareja que la Justicia chilena dejó libre por inocente, pero que cayó en prisión en España por atentar contra la basílica del Pilar en Zaragoza.
Ninguno de estos autores eran agentes del Estado.
En La Araucanía, los reducidos grupos de comuneros que declaran como su enemigo al Estado de Chile, han asesinado a mansalva, incendian propiedades, iglesias y vehículos y se refugian en el cerco de sus comunidades que les brindan protección. Son militarizados con adiestramiento por parte de las FARC y ayuda en terreno de ex ETA.
No son pocos los hallazgos de armamento de guerra que ha hecho Carabineros en sectores rurales de dicha zona (ver foto9, prueba más que suficiente para entender, y ojalá convencerse, de que esos grupos subversivos no son delincuentes sino extremistas que subvierten el orden e imponen el terror por motivos políticos muy conocidos.
Guillier tiene obvias limitaciones para referirse con objetividad al  tema. No puede mencionar el imperio del temor en Cuba, donde quien habla va preso, ni menos el terrorismo de Estado impuesto por Maduro en Venezuela, con milicias de infantería y motorizadas que les disparan a los opositores que reclaman libertad y democracia. De ello está impedido de hablar porque arriesga el apoyo de sus mentores como candidato: los comunistas.

VOXPRESS.CL

domingo, junio 18, 2017

LES INFORMO SOBRE SUS DETENIDOS DESAPARECIDOS APARECIDOS.



Es de legítimo derecho que agrupaciones de DD.HH,, al margen de estar muy bien financiadas, busquen información sobre sus desaparecidos.

Reflexionaba sobre el tema después de ver en televisión una teleserie que busca a "Lucas" y al ver un noticiario que hacía saber sobre la visita a Punta Peuco de la Honorable Senadora Jacqueline Van Rysselberghe, con un mensaje de misericordia y reencuentro de la civilidad con sus Fuerzas Armadas, ante veteranos uniformados hacinados en la cárcel, con un promedio de edad de 78 años, con severas enfermedades (de hecho han fallecido tres de ellos, en menos de un mes). Mantengo en la retina la imagen que remeció a los televidentes, del suboficial de Carabineros Gustavo Muñóz Albornoz engrillado a la camilla en que expiró en el Hospital de Dipreca.

Acto seguido dieron tribuna a estas señoras de los DD.HH. a las que les dan tiempo y cámara y que repiten el mismo retarareado libreto de "Ni perdón ni olvido", "genocidio", "lesa humanidad", esta última hecha ley en el año 2009 y dejando establecido en su art. 44, que no se puede aplicar de manera retroactiva.

El odio, el rencor y la venganza se están eternizando y habiendo transcurrido más de 43 años del Pronunciamiento Militar, se hace necesario que alguien les responda, porque este tema se evita abordar por no ser políticamente correcto el hacerlo.

Tome nota. Sra. Lorena Pizarro:

- La Sra. Emperatriz del Tránsito Villagra Maturana, aparece en el informe Rettig como desaparecida. Es parte del proceso llevado a España contra el General Augusto Pinochet Y EN EL QUE FUE ACUSADO por el Juez Baltasar Garzón por genocidio, terrorismo y tortura. Bórrela del mural porque murió por complicaciones en un embarazo en el Hospital San Borja Arriarán, lo que fue confirmado por su hermana Margarita.
(Pinche sobre las imágenes y podrán leer más claramente)

El capitán de Carabineros Oscar Sepúlveda Tapia, fue liberado después de dos años en prisión en Punta Peuco por el secuestro y desaparecimiento de Juan Bautista Vásquez Silva. El presunto desaparecido, fue sacado de Chile por la Iglesia Católica lo que certificadamente confirmó y actualmente vive en la ciudad de Trujillo, en Perú. El capitán Sepúlveda ya fue dejado en libertad. Es conveniente que al desaparecido-aparecido lo borren del Mural.

Carlos Patricio Rojas Campos, militante de las Juventudes Comunistas, figura en el informe Rettig. Fue detectado en Buenos Aires, Argentina, razón por la que el Ministerio del Interior, le suspendió los beneficios económicos que se le entregaron a la familia. ¿lo borraron del Mural?

Edgardo Iván Palacios, era militante del Partido Socialista y dirigente sindical en Talcahuano, 4 hijos. Fue detenido el 11 de septiembre de 1973 y dejado en libertad. En febrero de 1994 fue reconocido como detenido desaparecido por las autoridades. En noviembre de 2006 ingresó al Servicio Médico Legal el cadáver de una persona en calidad de indigente y tras los peritajes de rigor, resultó ser Edgardo Iván Palacios. Sus hijos, entre ellos un periodista, no han querido comentar sobre el tema con la prensa.

El dirigente del MIR Víctor Toro Ramírez, "ex prisionero político" ha figurado como oficialmente muerto en Chile y ¡oh! ¡sorpresa! Fue arrestado en Nueva York por agentes de inmigración e hicieron gestiones para que no fuera deportado. Es de esperar que este terrorista, integrante del MIR, no tenga pagos ni indemnizaciones a familiares ni tampoco en procesos que involucren a uniformados.


Un coronel del Ejército, acaba de ser condenado en primera instancia a 10 años y 1 día. Es el coronel Pedro Collado y la sentencia es por ser responsable del secuestro y desaparecimiento de Jorge Rogelio Marín Rossel Rut 6.901.273-6, hecho que habría ocurrido en 1973 en Iquique. Tengo en mi mano el certificado de nacimiento y la partida de nacimiento del Servicio de Registro Civil e Identificación, de su hijo Romilio Patricio Marín Castillo, nacido el 4 de junio de 1975 ¡Sin comentario!

Sra. Pizarro. Hay más casos específicos que Ud debe saber la verdad, y que no denuncia para no cercenar los beneficios que les otorgan a sus familias. En estricto rigor se debe reconocer que efectivamente hay desaparecidos que la Mesa de Diálogo dejó establecido que fueron lanzados al mar, luego esta realidad dolorosa, hay que asumirla.  Mantener abierta esta herida, teniendo Ud. claro lo ocurrido, le hace daño a sus deudos y le hace daño al país. Un breve paréntesis, el Sr. Zeid Ralad Hussein, Alto Comisionado de los DD.HH de la ONU, defendiendo los DD.HH de los terroristas que actúan a diario en La Araucanía, afirmó que las fuerzas policiales transgredían sus derechos. ¿Cómo puede ser tan cara dura? ¿Y los miles de trabajadores, agricultores, transportistas, emprendedores y empresarios que son efectivamente víctimas, de estos subversivos encapuchados, ellos no tienen DD.HH?

Una sugerencia, que Ud, seguramente conoce y no la ha querido patrocinar, haga una acción en tribunales, en la que requiera sea citado el diputado Guillermo Teillier, nombre falso Sebastián Larraín, ex Jefe Militar del FPMR y Presidente del P.C. y Andrés Pascal Allende, Secretario General del Mir, para que le den a conocer los nombres de los chilenos desaparecidos que Ud. atribuye al Gobierno de las FF..AA. y Carabineros, pero que murieron mandados por Fidel Castro en las guerrillas de Angola, Etiopía, Vietnam, Nicaragua, El Salvador, Honduras, etc. Cientos de ellos Ud. los registra en el Mural del Cementerio General y deben ser borrados o hacer un Mural de recordación diferente y con este título:

¡Detenidos desaparecidos-aparecidos!

Eric Villena.

viernes, junio 16, 2017

JAIME GUZMÁN: ASESINATO "COLATERAL".

(Pinche la imagen para leer con mayor claridad)

Tras la detención en México de Raúl Escobar Poblete (alias "Comandante Emilio" del FMR), el jefe del Partido Comunista, Guillermo Teillier (alias "Sebastián Larraín" jefe militar de la organización terrorista), afirmó que el crimen de Jaime Guzmán Errázuriz, constituyó -supuestamente- un "daño colateral" del gobierno militar. 

Como se sabe, el 1 de abril de 1991 a las 18,27 horas. el senador de la UDI, fue emboscado y asesinado por los frentistas Ricardo Palma Salamanca (alias "el negro) y Raúl Escobar Poblete. Una versión señala que Escobar era el conductor y al mismo tiempo hechor. Sin embargo, aún se investiga si en realidad, Marcela Mardones, pareja del denominado comandante "Emilio" era quien manejaba el taxi Opala de color negro robado, que se utilizó en el atentado. La mujer, conocida bajo la chapa de "Jimena"  fue detenida con un pasaporte falso, el pasado viernes 9 de junio en Puerto Montt. Supuestamente estaba en Cuba. En cuanto a Palma Salamanca, otro de los prófugos, habría sido detectado en Valparaíso poco tiempo atrás.

Escobar, en tanto fue apresado por la policía mexicana por el secuestro de la ciudadana francesa Nancy Michelle en San Miguel de Allende (el 13 de marzo pasado). Ella fue liberada 79 días después. Los criminales le habrían cercenado un dedo como atroz e infame evidencia para cobrar rescate a su familia. Palma Salamanca y Escobar Poblete, protagonizaron además la llamada "fuga del siglo" desde la Cárcel de Alta Seguridad de Santiago (30 de diciembre de 1996). Escobar fue uno de los fusileros que dispararon sus M-16 sobre los tres gendarmes novatos apostados en la torreta de vigilancia de la CAS (la guardia más experimentada, poco antes, fue sorpresivamente cambiada por "órdenes superiores". Así escaparon en helicóptero Pablo Muñóz Hoffman, Palma Salamanca, Mauricio Norambuena (comandante "Ramiro") y Patricio Ortíz Montenegro.

Hernández Norambuena, cumple 30 años de presidio en Brasil por el secuestro del empresario Washington Olivetto. El gobierno de aquel país, accedió a la extradición solicitada por Chile, pero esta se materializará solo cuando Hernández cumpla su condena en los términos de la justicia de Brasil. Se sabe por qué.

Ahora fue el turno de "Emilio" pero aún está pendiente saber, si éste será expulsado o extraditado. Entrevistado por radio Cooperativa, Teillier -quien en la Cámara admitió que él participó en la planificación del atentado contra el general Augusto Pinochet-, afirmó que el asesinato de Guzmán era apenas algo más que un "daño colateral" del gobierno de las FF.AA y de Orden. 

Ante tales dichos, Rodrigo García Pinochet, recordó el frustrado magnicidio contra el Presidente Augusto Pinochet y el asesinato de cinco de sus escoltas (y heridas a otros 11); el nieto del general, a 31 años del criminal atentado, enrostró a Teillier que "tras haber salvado con vida (...) veo en sus palabras que aún el odio y la violencia conducen su mente. No hay arrepentimiento, no hay reflexión, no hay cordura" http://www.elmercurio.com/blogs/2017/06/13/51784/Asesinatos-colaterales.aspx

Efectivamente: en declaraciones de Lautaro Carmona, otro de los actuales jerarcas del Partido Comunista, el PC sostiene que el PC "nunca justificó el asesinato de Jaime Guzmán"; sin embargo, jamás lo ha condenado. "Bajo ninguna condición  ha validado o dado el consentimiento a una acción, que por más móviles políticos que haya tenido, no tiene ninguna justificación. Y se tienen que asumir las consecuencias desde el punto de vista judicial" argumenta Carmona.

Algo así sucedió con Enrique Villanueva Molina, condenado a perpetua por el homicidio del senador Guzmán: la Corte Suprema rebajó su pena -finalmente- a solo cinco años de libertad vigilada. Eso es "asumir las consecuencias" según parece.

Con Hernández Norambuena, en el caso que llegue a Chile, extraditado desde Brasil, se sospecha que podría ocurrir algo parecido a lo de Villanueva. En cuanto a Galvarino Apablaza, sindicado como jefe del FMR de 1988 a 2001, sigue en Argentina como refugiado. La Suprema reclama su presencia desde 2004 sin embargo el gobierno de Cristina Fernández ni siquiera respondió la solicitud de Chile, convocando al Consejo de Ministros el cual le dio ese status; Macri no innovó, por lo tanto el comandante "Salvador" goza del amparo político trasandino.

Corresponde a Mario Carroza que lleva el caso Guzmán tramitar idéntica petición. Pero él mismo se mostró escéptico sobre la receptividad de dicho requerimiento. Lo cual podría significar que Escobar Poblete, sea procesado allá en México, por integrar una organización criminal, misma donde otros elementos terroristas fogueados participaban.

¿Cómo podría el Partido Comunista condenar las acciones de su grupo militar, cuando Teillier era el planificador? Cuando los mismos dirigentes del PC han señalado que empuñarían nuevamente las armas, de darse las "condiciones" ¿El arsenal de Carrizal Bajo lo entregaron? Ciertamente no. Y ese armamento reaparece una y otra vez en aislados hallazgos aislados. Como ciertos M-16 que se utilizan en La Araucanía donde cuadros comunistas altamente entrenados por las FARC, participan en las acciones que todos conocemos. Recuérdese a Luis Corvalán Lepe y sus declaraciones después de 1990, señalando que "yo les recomendaría (a los del Frente) ... que guardaran las armas... por si las moscas"

Con el 5% de apoyo popular y seis diputados, el PC cuenta con un poder que no guarda relación con su peso electoral ni su representación parlamentaria. Utiliza hábilmente a sus aliados y a sus compañeros de ruta para imponer su estrategia, la única coherente dentro de aquel bloque moribundo como es la Nueva Mayoría. Con un pie en La Moneda y el otro en la calle, explotó su exigua presencia en el Congreso, su presencia en algunas organizaciones sociales y su constante activismo para conducir las cosas a su propio terreno. Así ¿qué van a a condenar? ¿los asesinatos colaterales?


DespiertaChile.

miércoles, junio 14, 2017

EL PALO ROJO.



EL PARTIDO Comunista (PC) ha vendido cerca de cien inmuebles en un valor de $3.500 millones a un comprador sin patrimonio. Se ha sabido luego que los inmuebles valen comercialmente cerca de $9.000 millones. El partido sostiene que se ha apegado formalmente a la legalidad, puesto que la ley de partidos políticos obliga a destinar dos tercios de sus inmuebles a los fines señalados en esa ley. La ley no dice nada más.
Con ello en mente, hizo los cálculos y diseñó la operación de enajenación bajo un esquema de traspaso de acciones, de modo que al final se satisfaciera fictamente la obligación legal. Sin embargo, la venta no puede llamarse así. No es venta en sentido jurídico. Solo conociéndose los dos datos anotados más arriba y que son de dominio público -un comprador sin patrimonio y un valor equivalente a un tercio del precio comercial- bastan para convocar más de un Código o ley, sea civil, comercial, tributaria y/o penal. Y si a ello se agrega la irreductible convicción del supuesto vendedor de que ha realizado un negocio que lo conforma bajo dichas circunstancias, y que no desea que nadie lo revise, se demuestra que tampoco existe voluntad jurídicamente seria. La causa de este contrato, esto es, el motivo que lleva al PC a celebrarlo con un militante escogido, sin patrimonio y en un precio irreal, no parece ser el cumplimiento de la ley de partidos políticos, sino precisamente su vulneración. Visto así, el derecho, que para todos los demás ciudadanos es obligatorio, resulta humillado. Y eso no es tolerable.
Cualquier persona común, enfrentada a una situación como ésta – dejando de lado el insólito hecho de que el Partido Comunista pertenezca al 1% más rico de Chile- y que enajena sus inmuebles a un tercio de su valor a un “afortunado” íntimo y cercano, despertaría brutales sospechas. Tales actos podrían ser atacados judicialmente, entre muchas otras razones, por simulación, fraude a la ley, lesión enorme, donación encubierta, autocontratación o contrato consigo mismo, elusión o evasión de impuestos. El contrato puede ser impugnado también por objeto y causa ilícita, estafa, apropiación indebida y una muy larga lista de otras probabilidades judiciales disponibles.
En el caso del PC, alguna misteriosa disciplina interna parece garantizar que no habrá ningún militante que pudiera denunciar un fraude al partido y a los bienes del mismo o una apropiación indebida por parte del favorecido “comprador”, ni que se invocará el artículo 84 de sus estatutos partidarios para investigar una administración ineficiente de su patrimonio.
Sin perjuicio de esa visión, el PC ha vulnerado la institucionalidad jurídica. No se ha servido para ello del clásico palo blanco, la llamada interpósita persona, en que se busca deliberadamente que el aparentador pase desapercibido para engañar a terceros. En este caso, en cambio, no hay aparentador. El sujeto o contraparte, miembro del partido, da entrevistas y relata con naturalidad y desparpajo la ficción; se jacta de que lo escogieron, de que no tiene un peso ni le interesa el negocio. Es una nueva figura que ofrece el comunismo inserto en la legalidad: un palo rojo.
Álvaro Ortúzar.
Abogado,

lunes, junio 12, 2017

TERRORISMO: UNA REALIDAD.


EN FORMA reiterada señalamos, en las cientos de charlas que realizamos a lo largo del país, que el peor de los escenarios para los habitantes de la región de La Araucanía era precisamente que las cosas se mantuvieran tal como lo han estado en los últimos 20 años.
Hoy vemos con gran esperanza que las cosas están cambiando y lo que otrora fuera una lucha constante de parte de los gremios, de las víctimas y de cuanto grupo o asociación relacionada con este conflicto, en demostrar la existencia del terrorismo en el sur de Chile, hoy es una realidad. Se ha reconocido por el gobierno de turno y por un sector político con las más claras opciones de obtener el favoritismo del electorado y en definitiva convertirse en gobierno en los próximos meses, la existencia del terrorismo instalado en nuestra región.
Somos testigos de cómo esta simple y no menos grave situación ha sido objeto de sendos debates en el diario devenir de la vida política nacional y ya es un tema país y por qué no de Estado.
Para los sectores más cercanos a la izquierda política, que constantemente intentan en vano convencer a la ciudadanía de que el cúmulo de los graves atentados de que somos víctimas o espectadores no constituyen terrorismo, solo queda agradecer que con su miopía han obligado a los sectores que durante años guardaron un conveniente silencio en estas materias, a tomar partido y definir de una vez y por todas, una posición, la que gracias a Dios, hoy se condice con el más elemental y mínimo ejercicio de sentido común: cuando algo camina como león, huele a león, duerme como león, se declara león y ruge, solo queda concluir que es un león y sostener lo contrario solo demuestra la necedad de algunos sectores políticos que hace mucho rato perdieron el rumbo y el afecto del electorado.
Cuando la dramática narración de la realidad que diariamente nos sorprende con titulares que dan cuenta de cientos de atentados terroristas en el sur del país y la evidencia resulta de tal fuerza de convicción, no se requiere consultar los conceptos desarrollados por organismos internacionales y primeramente tenemos que atenerlos a las normas vigentes y de general aplicación en un país.
Es del caso que el art. 1 de la ley 18.314 que sanciona las conductas terroristas, nos da todos los elementos necesarios para poder distinguir cuando un acto es o no terrorista, señalando que “cuando el hecho se cometa con la finalidad de producir en la población o en una parte de ella el temor justificado de ser víctima de delitos de la misma especie, sea por la naturaleza y efectos de los medios empleados, sea por la evidencia de que obedece a un plan premeditado de atentar contra una categoría o grupo determinado de personas, sea porque se cometa para arrancar o inhibir resoluciones de la autoridad o imponerle exigencias” estaremos frente a conductas que pueden ser calificadas como terroristas.
Pretender desatender el tenor de la ley por quienes hoy se postulan al sillón presidencial, resulta más grave y preocupante incluso de lo que ocurre en La Araucanía, por cuanto nace la legítima duda respecto de cuántas normas de nuestro ordenamiento son capaces de desatender, si éstas no sirven a sus fines políticos.
El problema queda planteado y la pregunta que sigue parece casi obvia, sobre todo en épocas electorales: ¿y ahora qué?
En este escenario, pareciera que lo pertinente y serio será proponer una salida a la violencia y necesariamente en forma conjunta una salida política a esta olla de presión que hoy solo tiene como válvula de escape la violencia terrorista.
Después de 20 años de violencia terrorista, donde muchos lo han perdido todo, donde se ha atentado contra la vida, la libertad, la propiedad y contra la moral de las personas que habitan el sur, hoy esperamos no solo ver coaliciones de gobierno o candidatos codolientes en este tema, sino que ver plasmados en sus programas y propuestas de gobierno la necesaria solución que se propone, como consecuencia lógica del diagnóstico.
Juan de Dios Fuentes.
Abogado y Presidente de Paz Por La Araucanía.

miércoles, junio 07, 2017

BEATRIZ SÁNCHEZ Y SU INCOHERENCIA DE SU DEMOCRACIA.



La figura de Beatriz Sánchez, precandidata presidencial del Frente Amplio, ha generado adeptos de manera sorpresiva en el último tiempo. Su repentina irrupción en la carrera presidencial ha motivado a más de alguno que veía con poca esperanza el posicionamiento de un referente capaz de cuestionar a la Nueva Mayoría y a la derecha, desde la izquierda que creíamos con escasa fuerza en nuestro país hasta hace pocos años.
Sin embargo, esta precandidatura arrastra serias dudas. Más allá de las diferencias ideológicas, a muchos llama la atención la incoherencia, escasa visión de Estado e inconsistencia que hay en el centro de su discurso, el cual, en palabras de algunos, no sería más que un catálogo de problemas con el que no sería difícil estar en desacuerdo. Así, algunos vemos con suspicacia que Beatriz Sánchez sea capaz de darle gobernabilidad a un país en que la tensión interna aumenta cada día más, especialmente en tiempos en que la política está sumergida en un pantanoso descrédito.
De este modo, el principal problema de su liderazgo no radica en la manera en que implementará –o financiará─ su programa de gobierno, sino en las incoherencias que acompañan a su discurso, aspecto por el que se torna razonable cuestionar su capacidad para darle estabilidad a un país donde los conflictos políticos se han vuelto parte del día a día.
Estas incoherencias de Sánchez se manifiestan, entre otras cosas, en la incapacidad de manifestar su opinión de forma clara en numerosas intervenciones. Un ejemplo de ello es su valorización de la democracia como un elemento crucial para el ejercicio de derechos fundamentales y su constante negativa a reconocer la existencia de actos terroristas en La Araucanía. Resulta llamativa su incapacidad para llamar a las cosas por lo que son, al mismo tiempo que se reviste como una candidata que está por la revalorización de la democracia. Sánchez ignora que su actitud implica desconocer que el problema en la zona no es de mera violencia, sino que, por el contrario, de un conflicto de carácter político relacionado con la convivencia interna del país, aspecto en el que “lo democrático” juega un papel primordial.
Así, por ejemplo, negar que el atentado al matrimonio Luchsinger-Mackay efectivamente corresponde a un acto terrorista, no sólo implica ignorar la realidad, sino que socava el liderazgo de Sánchez en orden a ofrecerle al país un escenario tranquilo en el que se pueda ejercer una sana democracia, en la que prime el derecho antes que la fuerza. Es lógico exigirle a quien quiera ejercer como jefe de Estado que trascienda a la coyuntura política del momento y que se vuelque a ofrecer medidas que logren reconciliar dos posturas enfrentadas, especialmente cuando una de ellas reivindica la violencia y el terror como un medio legítimo para hacer política.
Por otra parte, es evidente la inconsistencia que presenta un discurso marcado por el fortalecimiento y la expansión de los derechos, pero que es incapaz de pronunciarse con fuerza sobre la terrible situación que vive el pueblo venezolano. La candidata del Frente Amplio, al tiempo que insiste en negar la existencia de una dictadura en Venezuela, aumenta la incongruencia en su discurso. ¿No llama la atención que quien presuma del interés por democratizar espacios no critique un régimen que lo que hace es precisamente restringirlos? ¿Cómo puede triunfar la democracia si no hay vías democráticas que permitan el ejercicio de derechos políticos, ya sea para participar en elecciones como para ejercer ciertas libertades mínimas? Quien quiera dirigir nuestras relaciones exteriores debe entender que esto no es sólo un problema de rótulos, sino de la necesidad de ejercer un liderazgo que asuma un compromiso con el Estado de derecho en el plano nacional e internacional.
Por lo anterior, el temor de algunos sobre la manera en que Beatriz Sánchez financiará sus propuestas es una parte importante del análisis, pero no la única. El problema de Sánchez no es una cuestión de política pública, sino de coherencia y gobernabilidad. No es un problema de rótulos, sino un problema de realidad. Sus negativas demuestran que la izquierda que ella representa suele ser incapaz de dar estabilidad real a los países que gobierna.

Pablo Valderrama, director de Formación de IdeaPaís.