lunes, septiembre 29, 2014

TRESCIENTOS CASOS DE TERRORISMO "AISLADO".


El Gobierno afirma que en Chile “no hay espacio para el terrorismo” sin embargo el propio ministro del Interior, reconoce la colocación de tres centenares de artefactos explosivos en los últimos diez años.
Sin duda tal recapitulación es un recurso político efectista. Toda vez que se trata de atacar -una vez más-, la administración Piñera, a la cual, la propia Concertación hoy gobernante, negó sus votos para aprobar la llamada Ley Hinzpeter.
De cualquier forma el inventario admite 300 bombas en una década; récord que se inicia bajo el mandato de Lagos, comprendiendo todo el primer período de Bachelet, y alcanza a ésta última en su segundo gobierno, en términos tales que en el curso de apenas un semestre, ya registra sobre 30 atentados explosivos: y éste, con resultado fatal.
Poco importa si Sergio Langskron Silva manipulaba, portaba o colocó el extintor con pólvora negra que detonó la madrugada de este jueves (25) en el barrio Concha y Toro: es la segunda víctima fatal. Le antecedió el anarquista Mauricio Morales, quien en mayo de 2009, perdió la vida cuando el artefacto que transportaba, para ser depositado en la Escuela de Gendarmería, le explotó anticipadamente. Mientras Luciano Pitronello -otro NO terrorista según los jueces-perdió en una circunstancia similar su mano derecha y tres dedos de la izquierda.
Curiosamente Michelle Bachellet que regresó este mismo jueves de USA, declaró en Iquique que “son actos terroristas pero aislados” en otra señal incomprensible, dada la situación. Sin embargo, no es la primera actitud equívoca frente al tal fenómeno.
En marzo al inicio de las actividades del actual gobierno, se dijo que la Ley Antiterrorista (LAT) no sería aplicable a los mapuches en La Araucanía, porque a juicio del Ejecutivo, los actos cometidos por los elementos subversivos en dicha región del país, responderían a lo que se denominó “conflicto social”; luego y frente al crimen del matrimonio Luchsinger-MacKay, La Moneda procedió al retiro de la LAT. Lo mismo ocurrió frente a la querella presentada por la Intendencia Metropolitana frente al atentado explosivo contra el retén de Carabineros de Las Vizcachas (el abogado que insistió en invocarla, fue destituido), desistiendo Palacio de su aplicación, también en dicho caso.
La impropia sentencia de los jueces ultragarantistas, los que derrumbaron el llamado “Caso Bombas”, donde las pruebas no solo fueron desacreditadas, sino que además ridiculizadas; donde se asesinó mediáticamente al ex Fiscal Peña, y la posterior compensación millonaria acordada en favor de los imputados, concluyó, de forma bochornosa para la justicia nacional, al momento que dos de aquellos implicados (Francisco del Solar y Mónica Caballero) resultaron detenidos en España ¡por colocación de artefactos explosivos!
Todo esto alentó a los grupos y elementos antisistema, a los subversivos y a los terroristas, para seguir adelante, mientras el ciudadano quedó desamparado. El gobierno no tiene más remedio que admitir que hay ataques terroristas pero -aún-, rechaza que exista un movimiento de tales características. Parece ser necesario que alguna entidad declare notarialmente que su propósito es ejercer el terror. En este detalle insignificante, La Moneda nos “emborracha la perdiz”
Y en definitiva, se refugia en que se trata de “actos aislados” como si eso pudiera tranquilizar al país. Se ha llegado a lo increíble: invitar a los salones de Palacio a la directiva de TODOS los partidos políticos para “dialogar” sobre el terrorismo, convite que incluyó a Guillermo Teillier o “Comandante Sebastián Larraín” jefe militar del Partido Comunista, LA organización terrorista por definición, la misma que con cinismo declara tener guardadas sus armas “por si las moscas” ¿no es sintomático?
Ahora, acerca de los detenidos por el caso de la bomba en el Sub Centro Comercial del Metro Estación Escuela Militar (Juan Flores y su pareja Nataly Casanova, en prisión preventiva durante 10 meses), de acuerdo al manejo que han hecho los medios de prensa y la enorme exposición existente -tan interesados ellos en que se conozca “la verdad”-, es probable que, finalmente, las pruebas en su contra resulten desacreditadas, tanto por el festival de filtraciones como por la indisimulable ansiedad de figuración pública que exhiben los actores.
Sea desde los dichos del vocero Elizalde (“en Chile no hay espacio para el terrorismo”) hasta Aleuy (“no podemos tener 17 millones de policías”) o los “casos aislados” de Bachelet, semejantes apreciaciones, dan cuenta de la frivolidad con la cual se encara en nuestro país la amenaza terrorista. Ocurrirá lo mismo que sucedió con el narcotráfico, caso en el cual pasamos de “país de paso” a perder barrios completos, dominados hoy por bandas de sicarios. Para allá vamos ¡qué duda existe!. DCh.

domingo, septiembre 28, 2014

EL SOMBRÍO FUTURO DE CHILE.


La siguiente es una entrevista hecha por la periodista Verónica Foxley de revista COSAS al  presidente ejecutivo de la Fundación para el Progreso, Axel Kaiser.
Viene bajando del avión que lo trajo de Alemania, donde cursa un doctorado en Filosofía en la Universidad de Heidelberg. Tiene cara de niño y tres libros encima, uno de ellos “La fatal ignorancia”, de 2009, donde advierte sobre los efectos de la derrota cultural de la derecha. Con dos Masters, uno en comercio, inversiones y arbitraje, y el otro en American Studies, Axel Kaiser habla de economía y no le importa sacar chispas y polemizar con planteamientos como que la educación es un bien económico antes que un derecho y que, por tanto, no debiera ser gratuita para todos. Y advierte: “casi peor que la Reforma Tributaria es el clima que se ha generado. Hoy día, el clima de odiosidad contra el empresario es muy grave. Y que quede claro: aquí no sólo se está afectando a Chile por la Reforma Tributaria, sino con todo el paquete de reformas que incluye  cambiar la Constitución. Eso crea una gran inseguridad en los inversionistas extranjeros”. 
–En la derecha atribuyen el frenazo en la economía a la Reforma Tributaria y en la Nueva Mayoría dicen que está más relacionado con el contexto internacional. ¿Cuál es su postura?
–El freno en la economía tiene que ver con ambas cosas. Cuando amenazas con cambiar todo un sistema económico que ha funcionado durante tres décadas y que ha posicionado a Chile como el país líder de América Latina, se genera una incertidumbre gigantesca. Eso paraliza la inversión. Cuando propones una reforma tributaria que deja a las empresas chilenas con un impuesto efectivo altísimo, casi superior al que pagan en Suecia, eso paraliza la inversión y las platas se van a otro lado. Cuando, además, amenazas con que vas a cambiar el sistema de pensiones; cuando quieres romper el sistema de las Isapres y cambiar, además, el sistema de educación; cuando amenazas con una revolución modificando todo, es imposible que exista un ambiente amigable de inversión. La tradición chilena de ir haciendo cambios graduales se ha reemplazado por una lógica más cercana a la tradición populista latinoamericana. Pero respondiendo bien la pregunta, un factor que también es muy relevante es la caída del precio de los comodities, que en este caso es el precio del cobre. El mundo está en una situación complicada, los economistas han fracasado una y otra vez en sus predicciones. La década dorada del boom de los comodities se terminó y eso debiéramos entenderlo.  Creo que en el futuro la situación en Chile va a ser peor aún. 
–Desde la Nueva Mayoría algunos economistas han dicho que el panorama empezaría a mejorar a partir de 2015.
–¿Cómo pueden saberlo? Todas estas predicciones con fechas no funcionan. Los informes de los bancos centrales del mundo se corrigen cada tres meses. Siempre se equivocan. ¿Cómo saber lo que va a pasar con la crisis entre Estados Unidos, Rusia y Europa? ¿O lo que va a pasar con la crisis del euro? ¿Quién sabe si Estados Unidos en los años que vienen no va a sufrir otra gran crisis financiera? ¿Cómo prever que de aquí al 2015 se va a estar mejorando la economía? Puede ser… pero yo creo que no va a ocurrir. 
–¿Por qué no?
–Porque la política económica de este gobierno es muy mala.. Es la peor que hemos tenido en los últimos 35 años. Es una política que si eres empresario, inversionista o emprendedor y quieres hacer negocios, no te es amigable. Te castigan con impuestos, con regulaciones y descalificaciones.
–Pero efectivamente las cifras muestran que la concentración del capital se ha acentuado y la distribución del ingreso no.
–En Chile hay concentraciones que hay que revisar, pero creo que se han producido en buena medida por algo que nadie quiere atacar y que es cómo abrir los mercados chilenos para que entre competencia de verdad en todas las áreas.
–Subir los impuestos, ¿no es la vía?
–Ésa es una pésima forma de corregir las cosas, porque lo primero que van a hacer los empresarios es traspasar eso a los precios que pagan los consumidores. Además, van a disminuir las inversiones, porque la plata la van a tener que pasar al gobierno y no la podrán invertir. Y si es demasiado complicado, se van a llevar la plata para afuera. En Alemania, cerca del 10 por ciento de la población tiene casi dos tercios de la riqueza del país. Chile es mucho más chico, pero lo que quiero decir es que en muchos lugares del mundo existe esta crítica. En Estados Unidos también ocurre, en Francia y en Europa. El famoso libro de Piketty dice que en todos los países de Occidente, incluidos los más estatistas, como Francia, se ha ido concentrando la riqueza en pocas manos.. Hay que ser muy cuidadosos con esa tesis de que porque los ricos tienen mucho, entonces hay que quitarles. La verdad es que en Chile la calidad de vida de todos ha aumentado de manera exponencial en los últimos 30 años. Todos los indicadores así lo demuestran.
–Pero aún así hay una sociedad que reclama educación de calidad para todos y mejor acceso a la salud. Si todo está tan bien hecho, ¿cómo se explica que Bachelet haya ganado la elección con una amplia mayoría?
–Bachelet no tuvo una amplia mayoría. Tuvo una ínfima minoría. El potencial de votantes que votó por ella no llega ni al 25 por ciento. Y hay que ver cómo  se ha desplomado el apoyo a la reforma tributaria.
–Pero lo que se ha desplomado es el apoyo a la reforma y al gobierno, pero no a ella.
–La mayoría de los chilenos no apoyó el cambio de sistema económico. Si en el gobierno se han visto obligados a hacer correcciones, a ponerse más suaves, a no ser tan arrogantes, fue porque se dieron cuenta de que gran parte de la población no estaba de acuerdo con esos cambios tan radicales. Además que la economía se está yendo a pique. Así es que ojo con eso.
–¿Fue un error de parte del gobierno haber planteado un pack de tantas reformas juntas? ¿O el tema de fondo es que la reforma tiene falencias importantes?
–Aunque las reformas hubieran sido una cada 30 años, son todas malas. Todas apuntan a incrementar el tamaño del Estado, quitar libertad a las personas, al emprendimiento, asfixiar a los que crean riqueza, asfixiar la creación de empleo. Todas apuntan a estatizar las cosas, y eso no funciona. En Chile ya lo hicimos entre las décadas del 30 al 70 y fracasamos.
–Entonces si está tan mal todo, ¿por qué estamos yendo hacia allá?
–Lo que pasa es que éstas son modas intelectuales. De alguna manera en Chile siempre hemos ido detrás de la ola. Estas modas se establecen, se vuelven populares y cuando no tienes una crítica lo suficientemente sólida para contrarrestarla, termina generándose una opinión común y las cosas cambian en esa dirección, luego se produce una crisis y vuelve a cambiar.
–¿Fue un error plantear tantas reformas estructurales a la vez?
–Que todas se hayan planteado juntas genera terror, porque da la impresión de que aquí lo que se quiere hacer es borrón y cuenta nueva. Los borrones nunca han salido bien, menos en América Latina. La situación económica va ser tan mala de aquí a los próximos tres años, que estoy convencido de que si la centroderecha se logra unificar, Piñera tendrá buenas opciones de llegar al gobierno. 
–¿Qué mejoras haría usted a la Reforma Tributaria?
–Yo no haría ninguna de las reformas que se están planteando. Creo que son todas malas. Yo haría una reforma para bajar los impuestos. Eso es quitar la plata que hoy manejan los políticos y devolvérsela a la gente. Hay que entender que si le subes los impuestos a los ricos, éstos se llevan su plata para otro lado. Por otra parte, tengo mis dudas de que el gobierno logre recaudar los ocho mil 300 millones de dólares que se ha propuesto. Porque, si por esta alza de los impuestos la economía se va para abajo, va a haber menos actividad, menos negocios y menos pagos de impuestos. Al final lo que están haciendo es pegarse un tiro en el pie. 
–¿Qué opina del ministro de Hacienda, Alberto Arenas?
–Tiene una filosofía económica completamente equivocada. Arenas no pasa el test de la lógica económica más fundamental. Ha tenido una actitud muy agresiva y muy en la línea de lo que es la retórica más populista latinoamericana. Eso es algo que los ministros de Hacienda en Chile nunca habían tenido, al menos desde la década del 70 en adelante. Ningún ministro de la Concertación había tenido tal nivel de arrogancia. Para que se le hayan ido encima los ex ministros de la Concertación es porque él ya superó todos los límites. Ha tenido que retroceder. Si seguimos con la lógica de Arenas, nos va a ir mal. Ya nos está yendo mal. El problema es que cuando rompes algo que ha costado mucho construir, reconstruirlo es muy difícil. Y eso me da temor y pena por Chile.
–¿Hay riesgo de una recesión?
–Evidentemente que hay riesgo de una recesión.
–No es lo que dicen los economistas de la Nueva Mayoría.
–Esos mismos economistas son los que dijeron que no iba a haber ningún efecto sobre el crecimiento en estos primeros meses del gobierno de Bachelet y también decían que la reforma tributaria no iba a tener ningún efecto sobre la inversión. Es absurdo pensar que se podía sacar ocho mil 300 millones de dólares en el sector privado y todo se iba a mantener igual sin esos fondos.
–Si la Reforma Tributaria no fuera justa y necesaria, ¿por qué la derecha está apoyándola?
–Porque la llamada derecha está totalmente derrotada tanto intelectual como políticamente. Pero la Reforma Tributaria no es ni justa ni necesaria. Es totalmente injusta porque le va a caer con todo el peso a la clase media en Chile y a la gente de menos recursos que va a perder oportunidades.

Voxpress.

sábado, septiembre 27, 2014

CHÁVEZ NUESTRO QUE NOS PUDRES CADA DÍA.


El peor amigo del Hombre
A través de la historia, los tiempos y las eras, el peor enemigo del Hombre ha sido el hombre, sobre todo aquél que desde el poder se ha dedicado a perseguir y exterminar a los de su misma raza por causas -¿delirios?- políticas, étnicas, religiosas o ideológicas.
No ha habido catástrofe natural, terremoto o sequía que haya causado tanta mortandad y exterminio como las que se han causado los hombres entre sí.
Las pestes, la inmoralidad contagiosa, los accidentes, la represión, pero sobre todo las guerras han sido las causas de mayores lutos y sangre derramada en la humanidad, y todas han sido causadas por seres humanos, o mejor dicho, por quienes en su delirio de poder han dejado de serlo.
Para mí el chavismo, ese delirio, esa demencia que no cesa, nació con una guerra asesina el 4 de febrero de 1992, devino una inmoralidad contagiosa cuya pandemia de corrupción y cinismo se convirtió en una peste -la lepra chavista- y terminó siendo un delirante y represivo accidente histórico que ha causado mucha mortandad en Venezuela.
El chavismo es un enemigo del Hombre (venezolano).
En estos días, invadiendo peligrosos terrenos teológicos, una loca chavista -sin una camisa de fuerza que la contenga- convirtió al sátrapa en su Dios, le oró y pidió a los feligreses que oren con ella.
Yo me persigno.
En nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo
Chávez Cristo o Anticristo ha traído hambre, enfermedad, accidentes y muerte, mucha muerte a Venezuela. Unos le oran porque necesitan de su dinero y de sus prebendas; otros lo repudiamos porque aspiramos cívicamente un país más consciente, más libre pensador, menos feligrés y más crítico.
El repudio no sólo es político, es moral e histórico, no repudiar esta locura otorga pérfidas concesiones al daño que el delirio chavista le ha causado y le sigue causando a Venezuela.
Habemos quienes no estamos dispuestos a callar, mucho menos a secundar esta peste por infames causas electoreras (más aún con tan pecaminoso Consejo Nacional Electoral). Nos negamos a ser feligreses de la idiotez.
Así seamos dos venezolanos los que alzamos la voz y repudiamos públicamente esta enfermiza farsa, sin demagogia ni oportunismo electorero, yo siempre seré uno de ellos. No me la calo y espero que tú tampoco.
En el nombre del Padre, de su Hijo que vino al mundo a mostrarnos que no somos esclavos de ningún Rey en la tierra, ni hambrientos cuerpos de carne y hueso sino seres espirituales, y en nombre del Espíritu Santo de Venezuela, coño, por lo que más quieras, mandemos para el carajo a estos locos, sin tapujos.
Que nuestra conciencia y fuerza moral nos libere de la demencia chavista y sus delirios de poder. Esta locura puede traer mucha más sangre.
El futuro depende de nosotros, seamos más de dos, seamos millones.
Epidemia de demencia
Un país con una dictadura tan estrambótica como la nuestra es difícil de encontrar. Nada es normal en la tierra de Simón Bolívar. Nada. Ni la religión, ni la política, ni los dioses, ni los santos, ni las plegarias, nada.
A la epidemia de ceguera política y corrupción se suma una singular epidemia de demencia teológica. El delirio chavista comienza a llevarnos a territorios insospechados no sólo de desabastecimiento, criminalidad, hambruna y muerte, sino de oscurantismo religioso.
Como las políticas públicas, la represión y la persecución han completado un escenario desolador de desastre y muerte, los oficiantes -sumos sacerdotes- del chavismo intentan arteramente convertir su chiste ideológico en una religión.
Su remedio es la oscuridad: “con hambre y desempleo con Chávez me resteo”. Son oscuros, muy oscuros.
Pero la sustitución religiosa no es sólo chavista, también encontramos al inmaculado Capriles que en vez de luchar como político por condiciones electorales justas o reivindicar la victoria popular que le hizo presidente invoca el tiempo perfecto de Dios para que salve a la política en Venezuela; pero ese es otro cuento, relevante para entender el despelote en el que andamos, pero otro cuento.
¿Por qué no dejarán a Dios tranquilo? ¿Por qué no se dedican a hacer lo que se espera de ellos como políticos?
Sencillo: porque no tienen idea de cómo hacerlo, hay mucha demencia y cobardía. Estamos ante una epidemia.
El Chávez Nuestro que nos pudre cada día
Los chavistas se autoproclaman revolucionarios, dicen incluso que son marxistas-leninistas, maoístas y hasta estalinistas, pero hacen de su comedia histórica un incesante opio para el pueblo.
¿Qué habría dicho Marx, Lenin o el Ché Guevara de toda esta inclemente cursilería?
En su oscuridad espiritual, el chavismo ahora propone una carcajada teológica donde Chávez es Dios y su amado Maduro la bestia del Apocalipsis, su jinete.
Son la burla de las burlas, la peor de las vergüenzas. Su alma padece la lepra del delirio, son una llaga andante de cinismo.
Mientras tanto, entre oración y supersticiosa letanía, entre el Chávez Nuestro de los dementes y la espera del tiempo perfecto de Dios de los inmaculados, Venezuela se pudre y nos pudrimos todos con ella cada día.
Ya basta. Es hora del sacrilegio y la rebeldía civil, es tu hora.
Dejemos a Dios tranquilo.
El mejor amigo del Hombre
Así como el peor amigo del Hombre ha sido el hombre, también podemos señalar que éste ha sido su mejor amigo.
La lista de excepcionales amigos que ha tenido la humanidad es larga e incluye a un ejemplar hombre como Jesucristo, quien no empleó las armas ni causó mortandad como Hitler, Fidel o Chávez para imponer su Verdad.
En Venezuela hemos contado también con grandes amigos de la igualdad, de la fraternidad y de la libertad, es decir, de la república. Fueron luces rebeldes de su tiempo -Bolívar, Bello, Vargas, Gallegos o Betancourt, entre otros- y simbolizaron la poca o mucha cordura civilizatoria que hemos conquistado en nuestros mejores momentos. Para ellos el civismo republicano era la mejor vía de la justicia social y su única garantía.
En el fondo cada quien elige qué camino sigue: la imposición de un delirio esclavizador (el peor amigo) o la conciencia liberadora de los pueblos (el mejor amigo).
En el fondo uno elige ser amigo o enemigo del Hombre frente a la historia.
Estamos ante una encrucijada política no religiosa entre el delirante y medieval “Chávez Nuestro” que nos pudre o el renacimiento humanista de Venezuela. Todas las vías políticas son válidas: la rebelión civil, la constituyente, incluso las parlamentarias. Pero la rebelión y la constituyente curan de raíz la epidemia, las parlamentarias sin condiciones electorales justas la empeoran y alargan.
Tú eliges qué tipo de amigo aspiras ser de Venezuela. Yo ya lo hice, ¿somos dos? Te aseguro que somos millones.
La rebelión humanista -y constituyente- nos libera.
Gustavo Tovar-Arroyo.

jueves, septiembre 25, 2014

CHILE: TERRORISMO SEGURO.


El Elizalde, uno de los paniaguados de la Claudia, asegura que "en Chile no hay espacio para la colocación de bombas ni para el terrorismo". Enérgico el hombre. Sin embargo la Claudia declaró que las colocaciones de bombas "son actos terroristas pero aislados, Chile sigue siendo un país seguro", y así, con las patas y el buche, fue a vender esta pomada a Nueva York. Así que el Elizalde anda cazando moscas el pobrecito, al parecer en Chile –según su jefa- sí hay espacio para el terrorismo, pero un terrorismo seguro. Debe ser algo así como un terrorismo con estándares OCDE.  

Los otros dos componentes del trio de chiflados de la Claudia, el Aleuy, que déjenme decirles así de pasadita sin que nadie más se entere, de presencia el tipo me da escalofríos; junto con Pencailillo, están ordenando las instituciones, reforzando equipos investigativos, analizando a nivel ministerial, recabando diversas informaciones por el momento confidenciales, planificando operativos policiales y cosas como esas. O sea, andan puro hueveando.

Y entre declaraciones y declaraciones, análisis y análisis, divagaciones y divagaciones y dichos y dichos…, los no-terroristas del país con actos terroristas aislados y seguros, colocaron otra bomba. ¿Qué me dicen?. Esta vez fue en el Barrio Yungay, donde un hombre murió debido a la explosión. Si le explotó al colocarla, me alegro, por mata de weas y criminal, pero si fue un transeúnte, estamos frente a la primera víctima fatal del no-terrorismo en el país donde no hay terrorismo, aunque si actos terrorista, pero aislados y seguros con estándares OCDE.  

Pienso que combatir el terrorismo es una pérdida de tiempo, sería mejor regularlo. Quien quiera colocar bombas en todo el territorio nacional, incluida Isla de Pascua y el Territorio Antártico Chileno, debe hacer inicio de actividades como persona natural, pagar su patente municipal, presentar una declaración jurada notarial donde reconozca no estar afecto a la ley de control de armas y explosivos, y poseer intachable conducta anterior. Se debe crear un Registro Nacional de Colocadores de Bombas, dependiente del Ministerio de Economía y, tributar en primera categoría.

Los artefactos explosivos deben estar certificados por la “Superintendencia de bombas, cartuchos de dinamita y botellas con bencina”, dependiente del Ministerio del Interior; cada vez que se quiera colocar un artefacto explosivo, se dará aviso a Carabineros con 48 horas de anticipación para proceder a acordonar el sector, solicitar una ambulancia del SAPU, desalojar las viviendas a dos cuadras a la redonda y licitar la transmisión televisiva cuyo aporte será destinado a “fortalecer” el próximo a ser creado “Programa de Rehabilitación de Victimas Casuales del no-Terrorismo Seguro”. Para todo esto necesitamos “maz estao”.

Máximo.

P.D. Para los que no saben quién es "Claudia" les contaré que es la chapa que tenía Michelle Bachelet en sus tiempos en que integró el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), brazo armado del Partido Comunista de Chile. Ella era conocida como la "Comandante Claudia".

miércoles, septiembre 24, 2014

¿MICHELLE BACHELET ES MÉDICO?


Estimados amigos ,
He aquí algunos antecedentes más importantes sobre la Denuncia y futura Querella por el Ejercicio Ilegal de la Profesión de Médico de la Sra. Bachelet:
La denuncia que yo hiciese ante el Fiscal Nacional don Sabas Chahuan Sarras fue derivada ante el Fiscal Regional Metropolitano de la Zona Centro Norte don ANDRÉS MONTES CRUZ (hijo del senador Carlos Montes Cisternas) asignándosele el RUC 1400708296-8.
Debido a la alta complejidad de la pericia de documentos y diligencias que demanda esta Denuncia y que deberán cursarse, el Fiscal Regional don Andrés Montes asigno al Fiscal Jefe de Delitos de Alta Complejidad don JOSÉ MORALES OPAZO.
Ante mi solicitud para exhibir ante una Perito Caligráfica debidamente inscrita ante la I. Corte de Apelaciones de Santiago, el Rector de la Universidad de Chile se ha negado terminantemente a exhibir tanto el Certificado de Licenciatura en Medicina (conferido presuntamente el 22 de octubre de 1982) como el título profesional de Médico Cirujano (supuestamente conferido el 7 de enero de 1983), por lo cual dicha diligencia ha sido solicitada al Fiscal Jefe de Delitos de Alta Complejidad don José Morales, con copia de la solicitud de dicha diligencia, y otras, al Fiscal Regional don Andrés Montes.
Por otra parte, ambos fiscales tienen en sus manos un CD con la entrevista que la Universidad de Humboldt le realiza a la Sra. Bachelet, a propósito de su cargo de ONU Mujer en 2011; entrevista en la cual ella reconoce (en el instante 2:40 min) no ser médico pero que le ha servido para su vida los estudios realizados tanto en la Universidad de Chile como en la entidad alemana.
Entre otras cosas se agregan cierta información proporcionada por personeros y ex exiliados, amigos de la Sra. Bachelet, quienes me han aseverado que la Presidenta no ingresó a Chile el año 1979 sino en el año 1981 (junto con ellos, uno de los cuales fue detenido por ingreso ilegal al país). De comprobarse estas declaraciones (puestas ya en conocimiento de ambos fiscales), implica que doña Michelle no pudo haber retomado sus estudios inconclusos en 1979 (como lo intenta señalar ella y la Universidad de Chile), y menos haber terminado en 1981 su Grado de Licenciatura.
A mayor abundamiento, dado que la carrera de Medicina, ahora y en los años 70’s, dura 7 años (5 años para la Licenciatura y 2 años para el Internado) no resulta posible de creer que entre el Grado de Licenciatura (supuestamente otorgado el 22 de octubre de 1982) y el título de Médico Cirujano (presuntamente conferido el 7 de enero de 1983) hayan transcurrido menos de 3 meses, cuando debiera existir un período de al menos 2 años entre ambos certificados.
Finalmente, consultado el Ministerio de RREE por las convalidaciones efectuadas por doña Michelle Bachelet ante el Departamento de Traducciones y Oficina de Títulos de dicho ministerio, se me ha certificado (también informacion en poder de ambos fiscales) que no existen documentos ni antecedentes aportados por doña Bachelet respecto de estudios cursados tanto en Alemania como en EEUU que hayan sido convalidados y debidamente legalizados en Chile o ante la Universidad de Chile.

Un abrazo
Rodolfo Novakovic
Ingeniero.

CARTA-SALUDO DEL TENIENTE CORONEL (r) ÁLVARO CORBALÁN CASTILLA.


Saludo del Teniente Coronel (R) Álvaro Corbalán Castilla, en el 41° Aniversario de la gesta heroica del 11 de Septiembre de 1973.



Nuestra vigente Constitución y los Reglamentos carcelarios me permiten tener libertad de culto, tener opciones políticas y libertad de expresión para difundir lo que siento y, he creído necesario romper mi silencio. 
Hoy siento la necesidad de subrayar la esquiva verdad de lo ocurrido en los años previos al Pronunciamiento Militar. Me hago el deber de recordar la razón de la intervención de nuestras FF.AA. y Carabineros, y, sobre todo: destacar los 17 años de reconstrucción nacional, para sacar adelante un país que se recibió en la ruina moral, económica, política y social más grande de las que se tenga memoria.
¿Cómo olvidar el Chile de 1973, país de siervos, dispersos, sin orden, despedazados, despojados, hambrientos, asolados por catorce mil terroristas invasores, víctimas de toda especie de ruina?
 Hoy los Ejércitos de tierra, mar y aire, siguen siendo la salvaguardia de lo permanente, pero viven momentos límites, sumisos y obedientes a una democracia que ellos mismos recuperaron.
Señores Comandantes en Jefe, hay una Historia de la que no se pueden desligar y que debiera llenarlos de orgullo. Ustedes fueron parte del exitoso Gobierno de las Fuerzas Armadas y de Orden, que por 17 años condujo los destinos de nuestro Patria, que tuvo vocación de interinidad y antes de someterse al veredicto de las urnas, reconstruyó los valores orgánicos, libres y eternos del individuo portador de un alma, de la familia, de CHILE entero.
Admiro profundamente el Régimen de las FF.AA. y Carabineros y después de todos estos años, me viene una nostálgica claridad de las horas felices que perdimos, de un gobierno con carácter, inteligente, de talento y grandes ideas.
La victoria de un 11 de Septiembre, a no dudarlo es una fecha que divide, y el que grite más alto no logrará imponer sus argumentos. Cuando no se tiene nada más que perder, como es mi caso, resulta fluido y fácil decir la verdad.
Estando aún pendiente la reconciliación, el reencuentro de la civilidad con sus FF.AA. y de Orden, mantienen a un puñado de militares abandonados y son los que por órdenes superiores fueron elegidos para combatir el terrorismo. Este es el escenario de los Presos Políticos Militares.
Tenemos la secreta esperanza de que exista una actitud y voluntad política que nos permita recuperar dignidad, apoyados por una familia militar preocupados de aquellos heridos camaradas de armas, entregados a manos de gendarmes y a toda suerte de vejámenes en sus diarios desfiles por los tribunales. Quedamos un contingente de 64 soldados confinados en la Cárcel de “Punta Peuco”. Estamos todos en la tercera edad (promedio de 75 años) el 15% con más de 80 años y, la gran mayoría, en muy precarias condiciones de salud.
En momentos en que la Patria nos está tratando injustamente, tramitados por una justicia lenta y manipulada, sumidos en el olvido de muchos, no han logrado socavar nuestro honor, ni desviarnos del cumplimiento del deber. Seguimos incorporados al destino de una nación que nos exigió protagonismo y que lo asumimos como soldados.
Los conscriptos de la época, que eran los más jóvenes, hoy ya tienen más de 60 años. Pese a al tiempo transcurrido en un actual escenario en que no tenemos a quien mandar ni a quien obedecer, aún se nos acusa de tener gente secuestrada en procesos interminables, patrocinados por parte de los gobiernos democráticos, eternizando la venganza y el revanchismo. Aplican leyes de “lesa humanidad” que Chile suscribió y promulgó el 18 de julio de 2009 y no pueden tener efectos legales en hechos ocurridos antes de su puesta en vigencia.
 No hay Ejército de ayer ni de hoy; es el mismo y no se puede excluir a ninguno de sus integrantes, ni activos, ni pasivos. Fuimos parte viva y relevante del Gobierno de las Fuerzas Armadas y de Carabineros y les hicimos camino a los mandos siguientes para llegar a las jerarquías que ostentaron.
 Lo ocurrido ese 11 de Septiembre de 1973, es furia y derrota de un sector revanchista de la izquierda, en la que imperan el odio y la venganza, “el ni perdón ni olvido”, pero tengamos siempre presente que ante el peligro nacional, el país siempre se agrupará junto a sus FF.AA. y de Orden, aquellas por las que ha habido escaso injusto pago, para una deuda tan grande que se les debe.
 No debemos olvidar jamás que Chile es un país fundado por el Ejército y que requiere de sus Fuerzas Armadas para sostenerse. La opinión pública, más temprano que tarde, deberá reconocerlos y rehabilitarlos en el lugar que les corresponda. La libertad y la democracia de la cual se vanaglorian, fueron rescatadas en la mañana de un once de septiembre  hace cuarenta y un años. Es el legado que se le entregó a los políticos, después de 17 años de sacrificio.
 ¡Lamentablemente en Chile a los patriotas solamente se les reconoce con el tiempo, porque la gratitud no es inmediata!
Estamos en una etapa en que se privilegian los cambulloneos políticos y los pagos electorales, en que se somete la moral y se hace primar el evangelio de los antivalores. Igualmente debemos ponernos de pie, convencidos de que la recta actitud hacia Chile la tenemos nosotros.
Estas fechas históricas nos renuevan en una vena inextinguible de heroísmo individual. Qué triste es no contar con la voluntad del mundo político; la izquierda es lapidaria y mentirosa y la derecha insolidaria, cobarde y temerosa, es decir, tuertos con el ojo izquierdo y tuertos con el ojo derecho. La D.C. ha perdido el equilibrio de su tolerancia de centro, por el apremio de la izquierda marxista, materializada a través del Partido Comunista, su turbio aliado, que constituye sin percatarse, una desventaja para sí mismo que les costará muy caro. La Nueva Mayoría, o “Nueva Unidad Popular”, quieren aparecer con nuevas ideas, pero son los mismos fracasados objetivos estatistas de antaño y los resultados ya los estamos empezando a palpar.
Pareciera que a los chilenos les gusta el derrumbe, a los veinte minutos de ocurrido un terremoto estamos haciendo un asado sobre los escombros, y nunca sacamos provecho ni escarmiento de los desastres: en 25 años se ha malogrado un bello destino, defraudando las esperanzas de mucha gente.
Se está ejecutando una venganza anacrónica e injusta, patrocinada por quienes intentaron ayer imponer Milicias Populares, y hoy los vemos en un pobrerío adocenado y rendidos de rodillas por las migajas llamadas transformaciones educacionales, culturales, sociales, ecológicas, pidiendo cambios, reformas tributarias, modificaciones a la Constitución Política de la República con una Asamblea Constituyente inconducente. Siguen sometiendo y reduciendo a servidumbre a los cándidos e ingenuos de siempre, que salen a protestar sin tener idea por qué lo hacen, con movilizaciones de jóvenes imberbes, desmanes y saqueos de encapuchados que pretenden demencialmente transformar al Estado.
Vivimos un mundo corrosivo, de la farándula adictiva y delictiva. Muchos políticos engañan y encuentran a muchos que se dejan engañar.
Cada vez que llega el mes de Septiembre, aparece como por arte de magia una denuncia contra el General Pinochet en grandes titulares y profusa difusión de prensa, radial y televisiva. El Capitán General desvía la atención de todo lo que ocurre en el país, y es el recurso que logra con su persona concertarlos a todos después de cuatro décadas.

 Los DD.HH. son recurrentes, y nadie defiende que Pinochet evitó dos guerras con nuestros vecinos y una guerra civil interna. Gracias a los Servicios de Seguridad de la época, se frustraron numerosos atentados de terrorismo selectivo; se desactivaron cientos de bombas que habrían matado a víctimas inocentes. Gracias a la CNI se desmanteló Carrizal Bajo, con 90 toneladas de armamento y explosivos que de haber sido empleados para sus malos propósitos, los chilenos asesinados serían miles. Este arsenal fue aportado por Cuba y administrado por el actual Presidente y diputado del Partido Comunista, Guillermo Teillier, alias Sebastián Larraín, autor confeso de esta canallada. Hoy son parte del gobierno, y están integrados  a inocentes colectividades políticas que no se dan cuenta que están durmiendo con el enemigo, haciéndose cómplices del ingreso de sus secuaces al Congreso.

El General Pinochet, entregó nuestro país en el umbral del desarrollo; él abrió las Alamedas por las que hoy transitan los políticos después de haberse sometido voluntariamente al mandato popular que se decide en las urnas; pero lo que es irrebatible, entregó Chile con un 7% de crecimiento anual y un 5% de cesantía. En 25 años en manos de los políticos, la cesantía no han logrado reducirla a esa cifra y con suerte se anuncia, con muchas expectativas, que el próximo año podríamos crecer en un 3%.
 Chilenos, la historia es demasiado seria para ser dejada en manos del impune aparato comunicacional, de los historiadores mentirosos o de Ministros Especiales de los Tribunales, que tienen la legítima aspiración de querer llegar a ser Supremos y que esa designación ineludiblemente pasa por la voluntad de los políticos y del gobierno de turno.
           Es importante mencionar,  que el período de gestación e implementación de la mayoría de los sistemas, modelos e innovaciones que dieron forma al Chile actual,   no estuvo libre de grandes dificultades. Estas reformas se idearon y se llevaron a cabo  en una época especialmente compleja, enfrentando grandes obstáculos internos e internacionales:  desde la ruina total que legó el gobierno social marxista a Chile,  a la mayor conspiración internacional que se haya intentado contra una nación libre, con internación clandestina de toneladas de armamentos, el intento de magnicidio en contra del Presidente de la República, más el  mezquino bloqueo financiero y la difamación mundial promovida por el Partido Comunista y la Internacional Socialista; a lo que se sumaron  hasta las primeras grandes  crisis económicas globalizadas que estremecieron al mundo financiero, en 1978 y luego, en 1982. 
           Fuimos el primer país en el mundo,  capaz de  impedir que se asentara en su territorio una dictadura maligna y atea. La misma que, poco después, comenzó a derrumbarse a pedazos en la Unión Soviética  y Alemania Oriental.  , dejando a la vista la gran mentira de sus postulados socialistas y  la magnitud del genocidio cometido detrás de la Cortina de Hierro, del Muro de Berlín y del mito revolucionario de Sierra Maestra, en Cuba.             
           En contraposición al gobierno de Allende, que sumió  a Chile en la violencia, la desorganización  y la ruina, el Gobierno del Presidente Pinochet  trajo el orden, la paz y el progreso, dejando como legado un país, que hoy en día, es un modelo a seguir para muchas naciones en el mundo.       
           A pesar de todos los esfuerzos realizados por  la clase política, que ha gobernado el país  en las últimas dos décadas,  para desvirtuar o apropiarse de la obra del Presidente Pinochet,  es innegable que el tiempo y la historia se  están encargando de hacer justicia a su genuino creador. Difícilmente estos gobiernos democráticos tendrían un 44% de apoyo ciudadano después de 17 años de gobierno.
Álvaro Corbalán Castilla.
Teniente Coronel (r).
Ejército de Chile.