martes, julio 07, 2015

MEO, EL VIVIDOR.



¡Ya poh MEO!, reconoce que eres un vividor, que pagas tus cuentas con lo que te da tu mujer y lo que logran recaudar tus mascotas en nombre del pueblo. Nadie te cree nada MEO, todo el país te conoce de sobra y ya no le haces gracia a casi nadie. MEO, eres un manipulador, un encantador de pobres y un recitador de consignas sin sustancia.

Reconoce que eres un pequeño burgués disfrazado de progresista y que no bajas de Manquehue con Apoquindo si no es para discursear sobre la manera que deben vivir los demás aunque tú vivas de la forma contraria.

Oye MEO, es muy feo lo que haces. El chileno respeta a los pobres, tu sabes, por cosas culturales; también han aprendido a respetar a los ricos, siempre y cuando no hayan logrado amasar su fortuna en forma degenerada como los farmacéuticos y polleros, entre otros; el chileno medio se ha vuelto capitalista a concho, aunque no lo saben. Es la herencia de aquellos 17 años en que gobernó el suegro de tu benefactor.  

¿Sabes a quienes repudia el chileno medio?, a los chantas como tú. Tú MEO, eres hijo del pituto, de la influencia, no te has encumbrado en la vida gracias al apellido de tu padre, sino del apellido de ¡dos padres!, nada menos. Eres la negación de la meritocracia. No le trabajas un día a nadie y más encima te permites criticar a los que se ganan la vida como tú no te dignas a hacerlo.

MEO, todos sabemos que te avergüenza ser chileno, pero vives acá ya que en Francia no serias más que un simple aspirante a malvivir de la seguridad social. MEO, tú propones impuestos al patrimonio y la herencia, siendo que vives del patrimonio ajeno y de la herencia de tu padre muerto y del vivo.

Mira MEO, no te pregunto si te da cargo de conciencia ser como eres porque sería una pregunta retórica. No te pregunto si se te cae la cara de vergüenza cada vez que apareces en la prensa explicando lo que nadie te cree, porque ¿para qué, si te veo tu cara bien puesta y sin arrugas?.

¿Sabes MEO?, los chilenos no hemos sido alumnos muy aplicados, pero tan malos no somos, y no nos merecemos que vagonetas como tú nos vendan cátedra barata ¿Te digo otra cosa MEO?, estoy completamente seguro que de haber estado tú en lugar de tu padre el ’73, hubieras sido uno de los primeros en abandonar a Allende y trepar los muros de una embajada o una iglesia. El podrá haber sido un terrorista, sin embargo tenemos que reconocer que tuvo la dignidad de “trabajar” robando bancos y no mendigando, además murió en su ley.  



MEO, junta toda la plata que has obtenido pasando el platillo, ándate a tomar café con vista al Río Sena y déjanos a nosotros resolver nuestros problemas. No estás a la altura del país. No jodas más. 

Máximo.
@BLOGDEMAXIMO

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Que buen artículo claro y preciso sin rodeos meo ya vendrá jara a meterte el dedo

7:07 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

adiero al comentario. todo esta dicho la pregunta es tendra los cojones meo para responder

10:11 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal