miércoles, septiembre 25, 2013

CARTA DE BRIGADIER MIGUEL KRASSNOFF A DIARIO EL MOSTRADOR.



 Santiago, 24 de Septiembre de 2013 

DEL 
BRIGADIER MIGUEL KRASSNOFF MARTCHENKO 

SRES. DIARIO ELECTRONICO "EL MOSTRADOR" 

En respuesta a las consultas que me han sido efectuadas por diferentes autoridades relacionadas con una tendenciosa información aparecida en el Diario electrónico de vuestra dependencia y conducción de fecha 23 de Septiembre del presente en la cual se menciona -entre otras inaceptables, delirantes y ofensivas falsedades- una supuesta especial (sic) "organización por parte de los ex compañeros de la generación del año 67 para visitar el miércoles 25 de Septiembre en el Penal Cordillera al Brigadier Miguel Krassnoff Martchenko y realizar un almuerzo de camaradería con el ex miembro de la Brigada Lautaro de la DINA, que entre otras causas tiene a su haber el exterminio de la cúpula de PC el año 76…etc.", me veo obligado a puntualizar a Uds. lo siguiente: 

1.-Las distinguidas personas que me honran con sus periódicas visitas en este Centro Penitenciario no forman parte de estructura especial alguna, ni organizan ni se prestan para realizar "almuerzos" de dudosa finalidad, como tampoco ejecutar una acción extemporánea para materializar su presencia en este lugar de mi ilegal privación de libertad. 

2.- Mis camaradas de promoción que regularmente me visitan se encuentran desde años -debida y oficialmente- inscritos, como todas mis visitas, en mí correspondiente listado de acceso, y cuyos nombres y antecedentes personales han seguido previamente todo el protocolo de trámite administrativo que exige Gendarmería para otorgar la debida autorización para su respectivo ingreso. Por esta razón, sus visitas se insertan en esta absoluta normalidad, la cual no necesita ningún tipo de "idea general de maniobra", ninguna "autorización especial", ni mucho menos tratar de engañar al personal de la Institución de Gendarmería para lograr su ingreso a este Recinto, tal como lo menciona textualmente su mencionado Diario El Mostrador. 

3.- En otro orden de información publicada por el citado medio de comunicación, señalo que jamás he pertenecido a la mencionada por Uds. Brigada Lautaro de la DINA, ni menos he tenido injerencia alguna en "tener a mi haber el exterminio de la cúpula del PC el año 76", tal como también lo menciona textual y falsamente El Mostrador. Al respecto les recuerdo que una prueba de ello -entre otros antecedentes  judiciales- se encuentra en las diversas publicaciones efectuadas por variados medios de comunicación social, los que en su momento realizaron programas especiales para informar a la opinión pública sobre este caso, ocasión en que nunca se mencionó mi nombre, ni mi pertenencia a la señalada unidad y ni mucho menos mi supuesta participación en los actos que Uds. con tanta displicencia e irresponsabilidad me involucran. Por estos contundentes y comprobables argumentos, esta gravísima afirmación la desmiento y rechazo categóricamente. 

4.- Concluyendo, me permito manifestar a Uds. que este tipo de informaciones, que carecen de total veracidad, no son compatibles con mi real actuar durante mi destinación en la Dirección de Inteligencia Nacional entre mediados del año 1974 y fines de 1976, en mi calidad de Teniente del Ejército de Chile. Las verdaderas razones para permitirse publicar distorsiones como la mencionada las desconozco, pero les aseguro que se encuentran total y absolutamente alejada de la realidad y del aporte para obtener verdad y justicia. 

Sres. de El Mostrador: 
Frente a esta agraviante información -de total impudor publicada por vuestro medio- que no solo me afecta en lo personal sino que además, coloca en tela de juicio el profesionalismo, seriedad y rigurosidad con la cual siempre ha actuado el personal de Gendarmería en este Recinto, así como la honorabilidad de personas que me distinguen con sus visitas, les solicito formalmente que tenga a bien informar el contenido integral de este desmentido, confiando que sea publicado con las misma características y formas como lo hicieron con la execrable intencionalidad en la aludida noticia de fecha 23 de Septiembre de este año, sugiriéndoles que en una próxima oportunidad que vuestras dudosas fuentes les proporcionen algún antecedentes relacionado con mi persona, lo verifiquen con la debida seriedad y acuciosidad que vuestra importante profesión exige. 

Saluda atte. a Uds., 

(Fdo.) MIGUEL KRASSNOFF MARTCHENKO.
Brigadier®


CARTA ABIERTA A LA CIUDADANÍA DE LA SEÑORA DEL BRIGADIER MIGUEL KRASSNOFF M.

CONCIUDADANOS;
 
AL IGUAL QUE MI MARIDO, BRIGADIER MIGUEL KRASSNOFF M, Y ANTE TANTAS FALSEDADES, FALTA DE VOLUNTAD PARA INDAGAR LA VERDAD, ODIOS Y VENGANZAS, ME VEO EN LA OBLIGACIÓN DE ACLARAR DICHOS EFECTUADOS  IRRESPONSABLEMENTE, POR DIFERENTES PERSONAS DEL ACONTECER NACIONAL.  REITERO...SIN INDAGACIÓN ALGUNA A LAS INSTITUCIONES Y PERSONAS AFECTADAS, POR LO TANTO, PONGO EN CONOCIMIENTO DE USTEDES  LO QUE NOS ATAÑE COMO FAMILIA, ANTE  ESTE NEFASTO SHOW ARMADO, POR UN SUPUESTO ALMUERZO DE APOYO, HOMENAJE, CELEBRACIÓN O CUANTO TÉRMINO HAN EMPLEADO, PARA CONFUNDIR A LA OPINIÓN PÚBLICA CON HECHOS INEXISTENTES PARA CON NUESTRA FAMILIA.
 
1.- Sabemos y estamos muy conscientes desde hace un largo tiempo ya, del lugar en que estamos. No hay duda alguna que estamos en una cárcel y no, en un hotel o resort, estamos en una CARCEL y digo estamos, porque toda la familia ha sido  sometida injustamente a esta privación de libertad, ante la NO aplicación de las leyes vigentes, que sí han funcionado solamente, para los terroristas y marxistas, organizados en un ejército irregular antes del 11 de Septiembre de 1973 y que tenían sumido al país en un estado inmanejable por el gobierno de la época.  
 
2.-  Irresponsablemente, han hablado de una celebración u homenaje a mi marido. No sé de qué están hablando, en circunstancias que, aún nos encontramos con el dolor vivo, ante el doloroso fallecimiento de nuestra hija menor, Lorena, hace recién cuatro meses atrás.  Me pueden explicar  que vamos a celebrar o que se puede celebrar ????? ante tanta tristeza e irreparable pérdida????  Por favor.... ¡¡¡ Sean dignos y confiables alguna vez en la vida!!!!  y no jueguen con los sentimientos profundos y verdaderos de las personas.  A nosotros como padres, se nos impidió sepultar a nuestra hija juntos, unidos en el dolor y la congoja del terrible momento que tuvimos que vivir, en circunstancias que a todo interno o reo como se les llama en Gendarmería, se les permite asistir a los entierros de sus familiares cercanos.  Por qué se nos impidió a nosotros ???? Saben ustedes que mi marido no conoce el lugar donde ella está enterrada? Piénsenlo y díganme de qué IGUALDAD ante la ley me hablan.  Para nosotros no existe el Estado de Derecho.
 
3.- Por otra parte, como usuaria obligada del Penal Cordillera, les confirmo que las cárceles de lujo NO existen. 
 Las personas que allí se encuentran, viven en cabañas compartidas, a excepción del Gral. M. Contreras.
Cada uno cuenta con una pequeña pieza con una cama decente, proporcionada por Gendarmería, se comparte: un baño, un lavaplatos y una mesa donde comer, no existen comedores, ni salones, ni tampoco se cuentan con cocina, solo con microondas para poder calentar las comidas.
En el patio, existen pagodas, tipo carpas, llevadas por cada familia, para poder reunirse con cada uno de ellos, tanto invierno, como verano dada la estrechez de las cabañas.  Sinceramente, no sé, si se puede hablar de hotel cinco estrellas. No existen piscinas, ni multicanchas, ni salas de gimnasia, ni menos quinchos para efectuar asados, como lo mencionó el diputado Accorsi. Hay una antigua y mala cancha de tenis, que es ocupada por Gendarmería y alguna vez por algunos de los residentes.  Contamos solamente, con un antiguo espacio techado, donde felizmente se efectúa durante todo el año y cada 15 días, la Santa Misa y  celebramos allí, una liturgia con mucho recogimiento, el Domingo de Resurrección y el Nacimiento de Jesucristo el 25 de Diciembre.  No hay más que eso.
 
4.-Creo sinceramente, que los diputados que asistieron hoy día al Penal y como componentes de la Comisión de los DDHH de la Cámara, deberían bregar por una mejor calidad a nivel nacional, de establecimientos carcelarios y  de vida de todos los internos en los diferentes penales del país, para que así, los reclusos que obtengan la libertad, sean útiles a la sociedad en el día de mañana y no salgan con resentimientos y con más escuelas del delito a su haber.
 
Con estos cuatro puntos anteriormente mencionados, espero haber aclarado y demostrado nuestro profundo malestar, ante tan burdo, odioso y semejante espectáculo al cual hemos sido expuestos.
 
Atentamente los saluda,
 
 
ANGIE DE KRASSNOFF.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal