viernes, febrero 06, 2009

REGISTRO CIVIL : UN CONTRATO QUE NO SE SABE SI EXISTIÓ... AUNQUE FUE PAGADO. (II).


Casi de brazos cruzados quedó el Registro Civil cuando la Contraloría le pidió explicaciones por un “contrato”, que aún no se sabe si existió, aunque fue pagado.
Y es que “mediante resolución exenta (sin pasar por el filtro del organismo contralor) del 22 de diciembre de 2006 , el servicio autorizó y adjudicó por trato directo la consultoría “Diagnóstico Businness Intelligence”, a la empresa In Motion Servicios S.A., emitiéndose con la misma fecha la orden de compra… por un monto de UF 141,372 y pagada el 17 de enero de 2007, según comienza explicando un documento firmado por la jefa de la División de Auditoría Administrativa, Patricia Arriagada.

“Se comprobó -según se lee- que nomexistía constancia de un contrato celebrado entre las partes, en que se indicara el período de prestación así como la fecha de entrega del producto".
La subdirectora de Afministración y Finanzas (s) fue consultada por qué aparentemente no se suscribió contrato : no se recibió respuesta, señala Contraloría. Más aún, ni siquiera se informó sobre la existencia de garantías por el fiel cumplimiento de los servicios prestados.

NO HAY EXPLICACIÓN PARA TRATO DIRECTO

Acto seguido agregó que “Además el servicio no proporcionó los antecedentes que permitieran acreditar efectiva y documentalmente las razones que motivaron la utilización de la modalidad de trato directo".
¿La respuesta? Que tampoco se encontraron antecedentes para justificar la inexistencia de una licitación pública.
A pesar de ser contactado, In Motion Servicios S.A., no dio respuesta a las dudas planteadas por el informe.


OTRO CONTRATO “FANTASMA” Y EL INFORME QUE NO APARECIÓ.

A pesar de que el 31 de enero de 2007 la Jefa de Comunicaciones Corporativas del Registro civil informó al subdirector de Administración y Finanzas “que fueron recibidos los informes finales” de una consultoría, no existirían rastros de que ello haya ocurrido.
La historia comenzó a gestarse con una resolución exenta (que no pasa por el filtro del organismo contralor) el 24 de noviembre de 2006 , la que aprobó la adjudicación de una
Asesoría en análisis prospectivo para el apoyo al rediseño institucional a la empresa Asesorías Proinnova S.A., por un monto de $ 8.000.000.
Cinco meses después se extendió el contrato por otros $ 6.000.000 , “sin señalar los productos adicionales requeridos y el plazo de ejecución”, se lee en un documento del informe de auditoría.
A los fiscalizadores les extrañó que “mediante memorándum del 31 de enero de 2007, la Jefa de Comunicaciones Corporativas informó al subdirector de Administración y Finanzas que fueron recibidos los informes finales de la citada consultoría… Se solicitaron dichos documentos, comunicándose que al 24 de septiembre del año en curso (2008), estos no habían sido recepcionados”.
“Tampoco –agrega Contraloría- fueron proporcionados el contrato y su respectivo anexo y los productos adicionales requeridos en la extensión del contrato”. Según el director del servicio , sencillamente “no se encontró evidencia de que fuera celebrado el contrato”.

3 comentarios:

Blogger Ricardo Tribin ha dicho...

Maria Angelica,

Los registros civiles, los contratos, parte compleja de un mundo que cada dia demanda mas la confirmacion de la representacion.

Un beso

8:55 a. m.  
Blogger María Angélica ha dicho...

RICARDO :
Y sin olvidar una buena fiscalización y se evitarían esta clase de fraudes.
Un abrazo.

12:21 p. m.  
Blogger Luis Seguel Vorpahl ha dicho...

http://seguelvor.blogspot.com/

10:51 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal