miércoles, octubre 01, 2014

DOÑA FLORINDA ALLENDE, PRESIDENTA.


Isabel Allende, la vieja cara de pasa, la doña Florinda chilena, quiere ser presidenta de Barbarilandia. ¿Qué me dicen?. Según ella, la gente se lo pide en la calle, lo que no dudo, después de todo la derecha y la izquierda, por omisión o por acción, han instalado a su progenitor en los altares de la patria. ¡Allende el demócrata!. Así le dicen, sin vergüenza ni anestesia.

¿Se imaginan a doña Florinda de presidenta?. Sería el éxtasis del zurderío, o como le dicen ahora a estas cosas que valen callampa, será “simbólico”. Últimamente todo en Chile es simbólico, asuntos que al no tener contenido ni razón, al menos poseen simbolismo, un barniz de oropel que conmueve al populacho bárbaro.

La hija del beodo antisemita; del pequeño burgués aficionado a las mujeres y el whisky; el ex presidente de OLAS, el organismo que promovía la revolución armada en todo el continente; el cabecilla de la jauría que destruyó el país, el que internó 20.000 guerrilleros que ofrecían un millón de chilenos muertos en nombre de la revolución marxista; el que le confesó al periodista alemán occidental que no habrían más elecciones; el que le dijo a Regis Debray que lo que se implementaría en Chile era el comunismo materialista y no sé qué más. Todo esto se puede olvidar con un poco de miedo, mucha complacencia, un entreguismo de la derecha a todo evento, buena e interminable propaganda, culpando de la desgracia a quienes evitaron un mal mil veces mayor, dejando botadas las ideas que intentaron hacernos mejor de lo que somos como país y permitiendo que la izquierda escriba una verdad oficial a su gusto. Ahora solo nos queda el simbolismo diseñado por los que pretenden volver a “terminar la obra inconclusa de Salvador Allende”, el padre de la que se siente candidata.


Solo nos falta otro Allende en La Moneda para que la derrota de la derecha sea total. Y es muy posible que así sea, solo hace falta una campaña mediática fuerte y decidida y, por supuesto, la bendición de la derecha y los oligopolios que dispuestos a no perderlo todo de un viaje, pretendan perderlo de a poco. 

Máximo.

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Dios nos libre de una segunda vez, pero .......!!!!!

3:08 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal