viernes, noviembre 22, 2013

ENGAÑOS QUE SE DAN POR CIERTOS.


Los pactos, son convenios reflexivos para la determinación de algo, dictámenes lúcidos que se respetan comprometiéndose las partes a cumplir lo estipulado.


Hubo un pacto político que permitió la creación del Penal “Cordillera” y ahora una de las partes tomó la decisión de cerrarlo. Con total desparpajo se ha afirmado que el país ha cambiado, que están dadas las condiciones “democráticas” para dejar sin efecto lo pactado y ponerle fin a este centro especial penitenciario (¿significará que en el 2004 en Chile no había democracia?).  Somos testigos de los resultados, de la muerte del General Odlanier Mena (Q.E.P.D.) y las consecuencias electorales si no reencantan los quinientos mil votos de la familia militar, decepcionados de la derecha.

Cuando un acuerdo no se respeta, con este mismo argumento los Pactos firmados después de la Guerra del Pacífico, están siendo impugnados por nuestros vecinos, porque los tiempos no son los mismos, estamos viviendo otros escenarios y ahí estamos, en la Corte de La Haya, guardando las debidas proporciones, expuestos a los mismos resultados que se dieron con el Penal “Cordillera”, que los pactos no se respeten.

En este período de campañas políticas, hemos sido parte de la más repulsiva campaña en contra del gobierno de las Fuerzas Armadas y Carabineros, en que el Presidente Piñera facilitó las cosas para que pulverizaran a los civiles “cómplices pasivos”, a la candidata Evelyn Matthei por haber votado por el Sí ( 44% que Piñera no tiene en las encuestas), y obviamente a los uniformados que, por obligación profesional dispuesta por sus instituciones, debieron combatir a terroristas clandestinos en el país, preparados militarmente en el extranjero, apoyados con todo tipo de recursos, armamento y explosivos de última generación.

En esta canalla avalancha comunicacional contra uniformados, que los tribunales eligieron para ser culpables, se dio la máxima comunista: “el que no posee debe propender  a que nadie posea” y los condenados de los recintos carcelarios del país, deben nivelarse hacia abajo. Las sentencias de los tribunales privan a los condenados a poder desplazarse, pero aquí se les quiere agregar condenas y sufrimientos anexos, que le permita  la Concertación y al PC, deleitarse en sus odios y venganzas. Los uniformados privados de libertad, no pueden ver televisión, no pueden ducharse con agua caliente, no pueden tener sillones cómodos para sentarse, no pueden gastar de sus jubilaciones para darse una vida más digna, no pueden asar carne en una parrilla,  no pueden incrementar el vínculo familiar y se les debe restringir los días y horarios de visitas, les molesta que a personas en la tercera edad en un muy precario estado de salud, les puedan atender en sus hospitales institucionales a los que tienen derecho y que ellos mismos financian, no pueden tener sus celdas pintadas, aseadas, en limpieza y en orden. Hay que homologar, tienen que aprender a fabricar estoques, lanzas y sables, deben consumir drogas, traficar estupefacientes, saber incendiar sus colchones, tener riñas entre ellos con resultado de lesiones y muerte, organizar bandas rivales, cometer robos y violaciones, dirigir acciones delictivas a través de celulares, pensar diariamente cómo fugarse, tener un pésimo trato con los gendarmes, y se deben nivelar también con los hacinamientos. Pero, esta homologación no contempla poder tener mocitos como sí existen en todos los presidios, ni menos darles a los militares los beneficios intrapenitenciarios que tienen los reos comunes, seguramente porque los miembros de las FF.AA. y de Orden no quebrantan sus condenas, no son peligro para la sociedad (no tienen a quienes mandar ni a quienes obedecer) y acatan disciplinadamente los Reglamentos Penitenciarios. ¿Esta será la igualdad a la que se refirió el Presidente Piñera? 

Me quiero detener en específico en lo referido a los beneficios, para desenmascarar expresamente una mentira que se repite y que como no pierden ocasión de retararearla, se está empezando a dar por cierta. Con mucha ligereza e ignorancia hemos escuchado a conspicuos políticos de oposición hablar que no corresponden beneficios a condenados por crímenes de lesa humanidad.

Sr. lector, estando en permanente contacto con los Presos Políticos Militares y conocer las situaciones jurídicas que los afectan debo aclarar que son muy pocas las sentencias de los Tribunales donde se determina que se condena por lesa humanidad. La Ley que contempla los delitos por lesa humanidad es la N° 20357 promulgada el 18 de Julio de 2009 y en su artículo 44, dispone que ella se aplicará a hechos cuya ejecución sea posterior a la fecha de entrada en vigencia. (Principio de irretroactividad de la Ley Penal).

Esta Ley está en concordancia con el art. 19 N°3 de la Constitución Política de la República según el cual ningún delito se castigará con otra pena que la que señale una ley promulgada con anterioridad a su perpetración.

Si algún magistrado dicta una condena por delitos de lesa humanidad ocurridas en fecha previa a la dictación de la ley, comete un acto inconstitucional que deben enmendar los medios legales.

No es fácil combatir mentiras que tienen una parte de verdad y esa es la dificultad para derrotar a la izquierda. El comunista captura cualquier información suelta para transformarla en intriga, alimentar mentiras, e imponer el odio que parasitan en su alma. Mienten hasta en el testamento, la filosofía comunista trastoca los valores; para ellos los terroristas marxistas son mártires y quienes combatieron los terroristas son criminales.

Los comunistas  están imprimiendo su sello en este Pacto Nueva Mayoría, acostumbrándolos al jugoso oficio de embaucar a las masas, a los tontos útiles e ingenuos que conocemos y que lamentablemente tienen derecho a voto.

Sr. lector, por favor contésteme esta pregunta:
¿Cuándo los comunistas han vivido en armonía con la autoridad constituida?
La respuesta la conocemos.
¡En Chile estamos tan atrasados, que todavía existen estos especímenes!

Eric Villena D.
DespiertaChile.cl

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal