sábado, septiembre 07, 2013

NUESTROS VECINOS CRISTINISTAS.

LAN o LATAM, tiene ocho días de plazo para abandonar Aeroparque de Buenos Aires, terminal desde el cual ella opera los vuelos internos del vecino país.

La empresa chilena sirve el 30% de ese mercado y factura, por tal concepto, cerca de un mil millones de dólares anuales, empleando a casi tres mil trabajadores. El valor de sus pasajes es notoriamente inferior al de Aerolíneas Argentinas, AA. Sus aviones son más modernos y su servicio es de reconocida calidad y eficiencia.

Es lo opuesto de ladeficitaria línea de bandera trasandina, manejada por el grupo de poder llamado "La Cámpora" el que ha estado detrás de cuanto abuso pueda cometer el Estado trasandino, Estado que no pasa de constituir, a la luz de las evidencias, apenas algo más que un instrumento útil para el interés de los políticos que se turnan en la Casa Rosada.

No es la primera acción contra LAN - víctima de la extralimitación y deshonestidad de las autoridades de allá-, ni es la primera de nuestras empresas en sufrirlo.

La aerolínea nacional acudió a la justicia. Pero ... ya un fallo que le favoreció frente a la extorsión de Intercargo ( proveedora del servicio de mangas en los terminales aéreos trasandinos , fue simplemente desconocido por el Gobierno de Cristina Fernández.

Allá no existe un Estado de Derecho en los términos que opera en Chile o cualquier otro país normal. El Poder Ejecutivo aplica en Buenos Aires, aquellas políticas que resultan convenientes a la popularidad del mandatario, a sus fines o a los de su camarilla.  En este caso:  "La Cámpora"

Transnacionales como la hispana Repsol, expropiada sin compensación alguna, es uno de esos casos. Lo de LAN ocurre bajo esos mismos términos muy parecidos a los de la Ley de la Selva.

Claro. LAN fue a tribunales. pero nadie puede garantizar que la sentencia en su favor (no puede ser otra), surtirá efecto. El gobierno de Chile, declaró que está conversando con los personeros del país fronterizo, para llegar a alguna solución. Pero la capacidad de La Moneda para impedir que la empresa sea perjudicada es muy limitada. Y eso lo sabe Cristina Fernández.

Con un fallo pendiente en la demanda peruana; con Evo Morales entablando otro juicio ante La Haya, es muy improbable que el gobierno de Sebastián Piñera, pueda enemistarse con Argentina, con quien además tenemos el delicado asunto de Campo de Hielo Sur.

Esta es la realidad de Chile. Las intenciones reivindicacionistas de Perú y de Bolivia, y nuestra siempre difícil relación con Argentina, nos obligan a estar preparados para cualquiera de esas eventualidades que surgen en la historia.

DespiertaChile.cl

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal