sábado, septiembre 07, 2013

CAJÓN DEL MAIPO: EL ATENTADO AL GRAL. PINOCHET.



Atentado en contra del Presidente de la República Capitán General Augusto Pinochet Ugarte, quien salva ileso cuando regresaba desde el Cajón del Maipo a Santiago.

El convoy fue sorprendido con fuego cruzado en la ruta junto al Río Maipo, donde balas, granadas y cohetes acabaron con la vida de 5 escoltas presidenciales.

7 de septiembre de 1986: Atentado al Presidente de la República

(Revista Trinchera de Jorge Arturo Prat)

En el mes de agosto de 1986 los servicios de seguridad de la Nación descubrieron la internación clandestina por Carrizal Bajo (III Región, en el Norte de Chile) de cientos de toneladas de armamento, incautando miles de fusiles, granadas y lanzacohetes, además de millones de cartuchos y balas, lo mismo que otros pertrechos bélicos. Pero previamente, componentes de ese arsenal se habían trasladado por parte de extremistas de izquierda al centro del país y a Santiago. Elementos del FMR (Frente Manuel Rodríguez), contando con esos pertrechos, planificaron y ejecutaron la que sus autores denominaron “Operación Siglo XX”. El sólo nombre de la maniobra delata la importancia que la izquierda atribuía a la imperdonable lucha del Gobierno Militar chileno en contra del comunismo y el extremismo rojo. Era preciso liquidar al mejor exponente de la lucha antimarxista de entonces: el General Augusto Pinochet, Presidente de la República de Chile. El 7 de Septiembre de 1986, alrededor de las 18:30 horas, un numeroso contingente extremista –entre 40 y 50 elementos– emboscó a la comitiva presidencial que se dirigía por el Cajón Maipo hacia Santiago. Utilizando centenares de ráfagas de metralletas y empleando proyectiles antitanque de tipo LAW, se materializó el intento de magnicidio. Sólo quedó en etapa de intento, porque el valeroso combate de la escolta presidencial –que le significó 5 muertos– y la osada y oportuna acción del conductor del auto del Presidente, al efectuar una maniobra de retroceso y regreso a la casa presidencial de El Melocotón, permitieron que el General Pinochet y su nieto Rodrigo –de escasos 4 años de edad– salvaran con vida. Una esquirla de granada hirió levemente una mano del gobernante. Sin saber siquiera si habían cumplido con su cometido o fallado en el intento, y tras unos 15 o 20 minutos de combate, los extremistas huyeron hacia Santiago al constatar la feroz e irreductible resistencia de quienes protegían al Presidente. Algunos caerían más tarde, otros escaparían al extranjero y muchos serían indultados por el Presidente Aylwin. Cinco escoltas presidenciales, militares y carabineros, pasaron derechamente a la gloria como héroes: Pablo Silva Pizarro, Gerardo Rebolledo Cisternas, Roberto Rosales Martínez, Cardenio Hernández Cubillos y Miguel Ángel Guerrero Guzmán murieron en el lugar de los hechos, mientras 11 compañeros de armas quedaron heridos. El explicable estupor y la inquietud que lo acontecido trajeron a la ciudadanía, movieron al Gobierno a declarar Estado de Sitio y a activar un gran dispositivo de investigación y seguridad. Las diligencias originadas en estos cometidos llevaron a varios enfrentamientos con extremistas, situaciones hoy olvidadas por muchos chilenos –políticos y jueces incluidos– dando origen a lo que hoy se denomina “procesos por violaciones a los DD.HH."

FALLECIDOS :
1.- Cabo 2º de Ejército ROBERTO SEGUNDO ROSALES MARTINEZ.

2.- Cabo1ºde Ejército MIGUEL ANGEL GUERRERO GUZMAN.

3.- Cabo1ºde Ejército GERARDO REBOLLEDO CISTERNAS.

4.- Cabo 1º de Ejército CARDEMIO HERNANDEZ CUBILLO.

5.- Cabo 2º de Carabineros PABLO ARTURO SILVA PIZARRO.


HERIDOS :
- Teniente de Carabineros Jordán Tavra Checura 
- Sargento 2. de Carabineros José Córdova Belmar 
- Cabo 1. de Carabineros Miguel del Río Méndez 
- Cabo 1. de Carabineros Ricardo Lara Orellana 
- Carabinero Alberto Muñoz Carvajal
- Carabinero motorista José Carrasco Espinoza 
- Capitán de Ejército Juan Mac Lean Vergara 
- Cabo 1. de Ejército Juan Fernández Lobos 
- Detective José Mac Lean Zuñiga 
(Pinche la imagen para leer mejor).


Y este fue el principal artífice intelectual del atentado donde cobró la vida de varios de los escoltas, GUILLERMO TEILLIER, Presidente del Partido Comunista chileno y diputado... este hecho lo confesó públicamente y ahí está... sin pedir perdón, sin arrepentirse y lo más grave : SIN SER JUZGADO POR LA JUSTICIA CHILENA.... hay varios en este mismo saco, libres y sin pagar sus culpas.
La reconciliación llegará a suelo chileno cuando todos los actores digan lo que tienen que decir, empezando por Teillier y su tropa de asesinos... sino... olvídense!!!

1 comentarios:

Blogger kudar.carson ha dicho...

Mi homenaje a éstos héroes olvidados por su institución, vaya mi admiración para estos valientes soldados, como también para los que se salvaron quedando algunos gravemente heridos.
Ni hablar de los terroristas que son una lacra en el mundo.

8:31 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal