sábado, febrero 18, 2017

BACHELET Y LA "CONEXIÓN BRASIL".


A fines de febrero de 2016, en un vuelo relámpago de sólo horas, se apareció en Santiago la entonces Presidenta de Brasil, la posteriormente destituida Dilma Rousseff. La versión oficial de La Moneda fue que se trató de una visita oficial, pero fue tan expresa que no hubo ceremonias ni cena de gala, apenas una entrevista con Michelle Bachelet.
Más tarde, Rousseff revelaría que fue un viaje privado invitada a dar una conferencia a la CEPAL por su secretaria general, la comunista mexicana Alicia Barcena. Nunca se supo de invitaciones a escuchar su charla.
Llamó la atención que Rousseff abandonase su país aunque fuese por pocas horas en medio de la efervescencia popular y política originada por las acusaciones de corrupción en su contra y que, posteriormente, le significaron su destitución por parte del Congreso.
Rousseff y Bachelet conversaron a puertas cerradas y no hubo versión oficial de lo tratado. Tanto misterio se explica porque en ese momento, el Gobierno de Chile –a través del MOP– le estaba exigiendo a la gigante constructora brasileña OAS el pago de una millonaria indemnización por el abandono de los trabajos en el puente sobre el canal Chacao.
Por contrato, OAS y la coreana Hyundai se aliaron para levantar el puente entre el continente y Chiloé. Todo el trabajo de prospección y cálculos corrió por cuenta de la gigante asiática y cuando llegó el turno de iniciar las obras, la brasileña argumentó estar en quiebra, retirándose del proyecto (2015). El MOP procedió a hacer efectiva las multas e indemnización.
OAS se quejó de este trato a Rousseff y ésta viajó a Santiago para solicitarle a Bachelet “solidaridad socialista” con el mayor financista de las campañas del PT en Brasil y, ahora se sabe, también aportante a la carrera presidencial de la ahora Mandataria.
La revista Veja, que no le ha dejado pasar una sola a los corruptos de la izquierda brasileña, reveló la confesión judicial de involucrados en el financiamiento de las campañas del PT y en la cual se mencionó como beneficiada a la Presidenta de Chile.
En su edición del 1 de febrero, Veja publicó un extenso reportaje titulado “Revelaciones de los publicistas” en el que -los otrora publicistas del Partido de los Trabajadores (PT), José Cavalcanti ‘Duda’ Mendonça y João Santana, revelan que la campaña de la Presidenta Michelle Bachelet recibió financiamiento de la constructora OAS, investigada por corrupción y financiamiento irregular de campañas políticas. El publicista Mendonca, que se hizo conocido en Chile por asesorar la última campaña presidencial de Marco Enriquez-Ominami, decidió colaborar con la Justicia de su país bajo la figura de delación compensada.
Reveló, entre otras cosas, cómo las mayores empresas del país interferían clandestinamente en las elecciones de países como Chile y Colombia. La publicación dedica un apartado para describir la relación de ‘Duda’ Mendonça con la política chilena bajo el título “La interferencia clandestina en la elección chilena”.
El artículo de Veja también hace alusión al viaje a Chile que realizó en noviembre de 2013 el ex Presidente brasileño, Lula da Silva, en el que aprovechó de reunirse con la entonces candidata presidencial Michelle Bachelet.
“En noviembre del 2013, Lula viajó a Santiago en un jet dispuesto por OAS, dio una charla pagada por OAS y se encontró con Michelle Bachelet. En el mes siguiente, un consorcio integrado por la empresa ganó una licitación en el país” (Puente Chacao).
Hasta la fecha, Bachelet había logrado contener, y silenciar, todo lo concerniente al financiamiento irrregular de su campaña, motivo por el cual fue formalizado su ex recaudador Giorgio Martelli. Sin embargo, sus tentáculos alcanzan sólo hasta la justicia chilena, probadamente sesgada y subjetiva en sus percepciones sobre delitos de la izquierda y la derecha, pero, ya sin amigos en el poder en Brasil, estas revelaciones provenientes de dicho país no van a poder ser controladas por ella y su séquito.
De momento sólo se ha limitado a decir que “eso es falso” y que todas sus cuentas de campaña están claras según el SERVEL. Si fuese así, las investigaciones en contra de Martelli y de su ex amigo Rodrigo Peñailillo ya se hubieran  cerrado. Y en cuestión de credibilidad, bien se sabe cuál es la sensación que tienen los chilenos sobre su Presidenta…
VOXPRESS.CL

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

ojalá investigación llegue al final de la corrupción

8:54 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal