lunes, febrero 16, 2015

EL HIJITO CHANTA.


El gordo seboso es un chanta, eso ya lo sabemos; además es sinvergüenza y vago. Y como si esto no fuera suficiente, el gallo es pollerudo, se esconde debajo de la falda de la mamá y la señora, a una le pide pega y a la otra la coloca de palo blanco. Sebastiancito es un cafiche.

El hijito de mamá entregó su declaración, esa donde dice lo que a nadie le interesa. Asegura tener una casa que le debe al…Banco de Chile, obvio, y participa en dos sociedades. A mí me gustaría saber lo que no se puede decir, ahí está la papa.

Por de pronto, el lechón es el primer damo, donde administra un presupuesto de US$ 300 millones, dinero que con sus atributos intelectuales de dudosa calidad y su obsesión compulsiva por el lujo y el dinero fácil, está en las peores manos.  

Como será de cara dura el huevón, que se saca los balazos con eso de que la pega es sin remuneración, como si todos los chilenos fuéramos tan sacos de pera como los que votaron por su mami a cambio de 40 lucas una vez al año y una promesa de paraíso terrenal. ¿Trabaja gratis el weas?. Sí, como no. El negocio del lechón con aro de maraco no es cobrar sueldo, es ser hijo de su mamá y así tener llegada con la “elite” económica, a quienes les hace favores a cambio de coimas.

Por último, este pastel y su señora están metidos en este lio por no pagarle a un empleado, el mismo que hacía el trabajo sucio, y quien confesó a la prensa que si habla, él también iría preso. El lechón y su corte, además, son unos mafiosos.

Aquí la entrevista al ex empleado de Caval, quien denuncia varias irregularidades, incluso un FUT “medio raro”: http://oberreutersurdechile.blogspot.com/2015/02/el-hombre-que-demando-la-nuera-de.html

Máximo.

1 comentarios:

Blogger Salvador Pinochet ha dicho...

Jajaja!!! Buenísimo. Sin pelos en la lengua.

10:23 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal