domingo, noviembre 24, 2013

APACIGÜADORES.



Supuestamente, la Izquierda ha creído a representar a los pobres e indefensos. Sin embargo, las cosas han cambiado totalmente. Con todo, ellos siguen con su discurso de los pobres contra los ricos disfrazado con el nombre igualdad. En realidad no es igualdad, sino igualitarismo, que es otra cosa. La columnista Teresa Marinovic que se autodefine como conservadora, candidata a doctor en filosofía reconoce, por lo menos, que le tiene envidia a los emprendedores, cosa que los progresistas no lo hacen. Y por eso, en vez crear riqueza prefieren expropiar a través de los impuestos. Eso es la igualdad de la Izquierda.
 Ahora bien, en esta elección presidencial la Izquierda, esto es, la Nueva Mayoría cuenta con el apoyo de los grandes oligopolios que fueron creados durante el Gobierno de Ricardo Lagos. El ex presidente socialista afirmo: “Es mejor entenderse con 10 a con 100”.A la candidata socialista Michelle Bachelet la apoyan Luksic; el ex presidente de la Asociación de Bancos, Jorge Awad; el empresario, ex presidente del Banco del Desarrollo y socio del Grupo Norte Sur, Vicente Caruz. El Grupo Norte Sur agrupa alrededor de cincuenta empresas. Y no sé quien más. Recientemente, la candidata Evelyn Matthei afirmó: "O los empresarios apoyaron a Bachelet o no sé de dónde son las platas".
 Tanto Awad como Caruz tienen en común en que son de la Democracia Cristiana. Ambos son históricos. Aquél lleva cincuenta años en ese partido.
 Uno al leer las entrevistas a ambos personajes, se repara que no son serios. ¿Cuándo un demócrata cristiano ha sido serio, si todavía ese partido no ha realizado una autocritica por haber abolido el artículo de la Constitución de 1925 que protegía la propiedad privada, con lo cual después le allanó el camino a Allende para expropiara sin justificación? Ahora pretenden hacer lo mismo, al eliminar los altos quórum de la Constitución del 80, que resguarda los derechos fundamentales.
  El banquero Awad afirmó , luego de escuchar a la candidata de la Nueva Mayoría, Michelle Bachelet en la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC): “Yo ya voté por ella y ahora me voy a repetir el plato". Es tan poco serio que no la importa la mala gestión en términos económicos que tuvo la ex mandataria como su falta de liderazgo en el día del terremoto y el tsunami, donde se mostró quién era en realidad. Un producto del marketing político. Además, no le importa que la dupla Velasco Bachelet haya dejado en bancarrota la empresa estatal de petróleo ENAP hasta nuestros días. Él se define partidario del ‘capitalismo inclusivo’. Por esa razón, cito sus palabras al referirse al Partido Comunista formando la Nueva Mayoría:” Es otra forma del capitalismo inclusivo. Partamos de una base, ¿queremos que haya chilenos sin participación? Bienvenidos, si quieren juntarse con los buenos”. Creo con la propuesta tributaria de la Nueva Mayoría va a llegar la igualdad. Agrega: “Mi sensación es que lo único que ella no transa es que tiene que terminar su gobierno con menos desigualdad. Si no, colapsa el país”. El país no va colapsar, pues la desigualdad es inherente a la libertad. El discurso de la igualdad de la ex Concertación , hoy Nueva Mayoría lo viene diciendo durante 25 años, como recuerda el escritor Francisco Salinas en su blog. Y siempre con la misma amenaza, si no se soluciona la desigualdad, viene la falta de gobernabilidad. Es como cuando hablan los políticos de Izquierda, que si no se atienden las peticiones por más absurdas que sean, entonces, tenemos una bomba que puede estallar en cualquier momento. En fin, es una profecía auto cumplida, pues ellos están detrás de los grupos que exigen cualquiera cosa. Así, para cambiar el sistema binominal, por ejemplo, el senador demócrata cristiano, Andrés Zaldívar manifestó: “este sistema es una bomba de tiempo a la democracia, pudo haber”.
Bachelet es comunista. Y el programa de la Nueva Mayoría cuenta con el respaldo del PC.
 Por su parte, el empresario Caruz es partidario de una AFP Estatal. Chile ya tuvo un pensionado estatal que quebró con Salvador Allende: "AFP estatal inyectará competencia al sistema". En vez de des regularizar el mercado para que entren nuevos actos en la AFP, prefieren una AFP estatal.
El programa de la Nueva Mayoría propone agrandar el Leviatán, cambiar la Constitución, Asamblea Constituyente, grandes sindicatos, eliminar la FUT, subir los impuestos y la gratuidad en la educación, entre otras cosas. Naturalmente, el modelo económico por un bolivariano.Mientras el Estado de Bienestar está en quiebra y en retirada en Europa, aquí desean instalarlo. Y así, según Caruz tiene la insolencia de decir: “No me parece que se haya izquierdizado".
 A lo anterior, Caruz califica de ‘moderno’ el programa: “Es un programa moderno que sale al paso a los problemas que estaban afectando nuestra gobernabilidad y me quedo muy tranquilo porque tiene visión de futuro,”. De nuevo la gobernabilidad. Cuando le preguntan por el cambio de la Constitución, responde: “-La Constitución se ha reformado no sé cuántas veces y las constituciones se reforman porque los países son dinámicos. Hay algo que cambiar, como por ejemplo, el sistema binominal. Todo el mundo está de acuerdo en mejorar la representación”. El escritor Alex Kaiser nos recuerda porqué al progresío demócrata cristiano socialista y comunista no le gusta la actual Constitución : “Tal como la Constitución Americana, la Constitución de 1980 estableció una democracia acotada. Su principal objetivo fue asegurar la libertad económica y la propiedad privada, de modo que el país no volviera a caer presa de las tendencias colectivistas que pudieran destruir tanto la economía como las instituciones democráticas”. Y agrega: “Consecuentemente, a diferencia de la anterior Constitución de 1925, la actual Constitución chilena restringe severamente la capacidad de los políticos para alterar los fundamentos del modelo económico. En buena medida, han sido estas restricciones constitucionales al poder político las que han permitido el éxito económico y político de Chile”. ¿Qué no les gusta? Las restricciones al poder político. Los ineptos que están en los partidos desean volver al Estado Empresario, pese a tener en bancarrota Enap y de haber creado el Transantiago, que se financia con subsidios. Y los que más les molesta a la Izquierda, el respeto a la propiedad garantizada por la Constitución.
Tanto el señor Caruz como Awad no entendería las columnas claras de Alex Kaiser, ni mucho menos al autor del ‘Federalista’.
El columnista Patricio Grez así define el programa de Bachelet: “fascista-socialista-estatista-totalitaroide”. A él le toco vivir en la Unidad Popular y dice sobre los empresarios apaciguadores como el jefe de la CPC y los citados: “Me recuerda los tiempos de la UP.Este cuando los grandes empresarios hacían lo posible por hacerse los simpáticos y acomodarse y tuvieron que ser los estudiantes camioneros y comerciantes los que nos movilizamos en las calles contra la intentona totalitaria de socialistas y comunistas”.
Un apaciguador convencido es el ex ministro de Hacienda de Bachelet, Andrés Velasco. El winner del   Grange School, quien dijo que no apoyaría a la ex presidenta por asociarse con los comunista. Y finalmente, se sumó a las filas de la Nueva Mayoría. Ese ‘el liberal’ que ama el Leviatán.
Un conocido que en las Primarias votó por Velasco y que estudió en el colegio privado mencionado, cree junto con su círculo del sector oriente de la capital, que harán negocios con las reglas de juego cambiadas. Él dice que Grange le enseño a ser winner. Por esa razón, prefieren que gané Bachelet en la primera vuelta para seguir haciendo negocios con una oposición de un 40%. En cambio, si va a segunda vuelta, tendrá una oposición del 60%. Loswinner en vez de defender las reglas del juego que nos han dado prosperidad en los últimos cuarenta años, prefieren acomodarse. Además, a Bachelet la llamaba ‘Tía Michelle’ y la calificaba de inteligente. Le dije: “Si gana Bachelet, no podrás explotar la mina”. Tiene un negocio relacionado con prospección minera. En resumen, los tiburones en los negocios, son apaciguadores en el mundo de la política. Ahí tenemos el winner que está en La Moneda.
En estos momentos cruciales que vive el país, harta falta que nos hace empresarios capitalistas que defiendan el sistema como los personajes de la novela ‘La Rebelión de Atlas’ de Ayn Rand: Francisco ("Frisco") d'Anconia , Dagny ("Slug")Taggart, Ragnar Danneskjöld y Rearden.
A los empresarios traidores que apoyan a Bachelet, hay que recordarles las palabras de Lenin: “Los empresarios nos venderán la soga con la que los colgaremos”. Y las de Winston Churchill: “Un apaciguador es alguien que alimenta a un cocodrilo con la esperanza de que será el último en ser comido por él”.
JAVIER BAZÁN AGUIRRE.

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

yo coincido con este análisis, en muchas personas priman más los intereses personales que el bien y la paz de la patria, mi visión es que se quiere llegar a una patria socialista idea de algunos pero no de todos los chilenos, ya sea por el sistema democratico o comenzando sutilmente con los enfrentamientos por lo pronto tomandose las calles,provocando hechos de violencia para ir in crescendo como dicen los musicos, muchos de ideas fracasadas, que no reconocen quieren llevar a Chile por este rumbo, espero que no se abran los ojos cuando vayamos cayendo por el despeñadero

9:32 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal