domingo, julio 28, 2013

UN NUEVO CICLO.

[Img #4459]
"La batalla recién comienza" notificó en su discurso Bárbara Figueroa, la presidenta de la CUT, al cierre de una manifestación que según los organizadores habría reunido a 200.000 personas en Santiago, asistencia que Carabineros redujo a 30.000 en la capital.


El general Rodolfo Pacheco, jefe de la Zona Metropolitana de la policía uniformada, precisó que seis efectivos resultaron heridos de diversa consideración, y que los desmanes, hacia el final de la jornada, fueron "focalizados"; se refería al ataque de un grupo de encapuchados, a una sucursal bancaria en el sector de Mapocho.

Los incidentes matinales - barricadas en distintos puntos de la capital -, se los adjudicó mediante un comunicado, el Movimiento Juvenil Lautaro. También un bus del Transantiago fue quemado en Villa Francia.

Aparentemente, para impedir mayores hechos de violencia, el Gobierno Regional accedió a que las columnas de manifestantes recorriesen Alameda, hecho que Bárbara Figueroa interpretó con un "le doblamos la mano a la Intendencia"  Un mal síntoma, aunque precedentes en este sentido hay; tal vez demasiados.

En su intervención, la dirigenta sindical advirtió que "la batalla recién comienza" una frase más bien dirigida a quien encabece el próximo Gobierno; no a la actual administración.

Andrés Chadwick consideró que la CUT tuvo una muy baja respuesta y que "el fundamento del Paro (porque también se consultaba un paro nacional), no ha sido compartido  por la inmensa mayoría"  En efecto, la Central Unitaria sólo representa a poco más de medio millón de afiliados. Se trata mayoritariamente de funcionarios públicos y la fuerza real, es aportada por los empleados de la cuprífera estatal.

De manera tal que paralización de actividades no se registró. Esta fue un fracaso. En cuanto convocatoria, nada llamativo. Sin embargo, la inflamada oratoria de Bárbara Figueroa nos adentra en lo que será la realidad de 2014.

Según señaló, este 11 de julio "se inaugura un nuevo ciclo" y que "ha llegado el tiempo de los trabajadores (...) no vamos a claudicar hasta lograr que las grandes, profundas y estructurales reformas (...) se impongan (...) no vamos a mirar desde la vereda de enfrente el proceso que se avecina en nuestra Patria"

La CUT controlada oficialmente por el Partido Comunista (antes mantenía un pacto con el PS que mantuvo en la presidencia a Arturo Martínez), se empleará a fondo en la apertura de la siguiente fase.

Fracasó su proyecto desestabilizador y cedió terreno en el movimiento estudiantil frente a la ultraizquierda. No obstante, el objetivo de unos y otros (PC y ultras) es el mismo: lograr no el Gobierno que es un paso, sino la suma del poder, para llevar adelante esos "grandes cambios" téngase presente.

DespiertaChile.cl

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal