sábado, diciembre 20, 2008

V.- LA IDEOLOGÍA DE LA UNIDAD POPULAR : MARXISMO Y LA TOMA DEL PODER TOTAL.

Si bien el Gobierno de Allende fue legítimo en sus inicios, poco a poco sus acciones chocaron violentamente con las leyes y la democracia chilenas. ¿Por qué se produjo este choque? La respuesta a esta interrogante radica simplemente en la ideología totalitaria sustentada por Allende y los partidos políticos que le apoyaban: el socialismo marxista leninista.
El marxismo leninismo basó su visión de la realidad en torno a la premisa de la lucha de clases. Según esta los trabajadores deben enfrentarse a la burguesía. La lucha de clases lleva inevitablemente a la agudización del conflicto o contradicción, condición indispensable que se debe buscar para llegar al enfrentamiento final que antecederá a la instauración de la Dictadura del Proletariado. En este proceso de agudización de la contradicción o conflicto, cualquier forma, táctica o estrategia es válida para alcanzar progresivamente el poder.
Conforme a esta ideología el Presidente Allende reconoció en febrero de 1971 en una entrevista con el corresponsal francés Regie Debray que la firma del Estatuto de Garantías por parte de la Unidad Popular "había sido solamente una necesidad táctica. En ese momento(octubre de 1970) lo importante era tomar el gobierno"
Más adelante Allende reconoció que a la luz de la doctrina marxista "el enfrentaniento se está produciendo todos los días", y que el gobierno estaba "vigilante" frente a la subversión del fascismo.
En el prólogo a la obra de Genaro Arraigada, “De la Vía Chilena a la Vía Insurreccional”, el ex Presidente Frei, constata esta realidad y escribió al referirse a una de las causas profundas de la crisis que condujo al Golpe de Estado: “ La segunda razón aún más grave, fue la progresiva y constante violación de la Constitución y la ley, señalada en reiteradas ocasiones por el Congreso Nacional, por los Tribunales de Justicia, por la Contraloría General de la República, por los Colegios Profesionales y otros organismos que advirtieron del peligro que esto significaba para su estabilidad democrática (de Chile)”.
Cuando se juzgan los hechos de 1973 jamás debe olvidarse el fin último que la Unidad Popular persiguió de conformidad con su ideología.
El marxismo, ideología puesta en práctica durante 70 años en la ex URSS y por la fuerza en sus países satélites de Europa del Este, propuso la conquista del "poder total", obligando a los ciudadanos a vivir en un régimen de terror y control absoluto. El exponente más brutal de la ideología de Allende fue el dictador soviético José Stalin, bajo cuyo imperio murieron unos 70 millones de personas. (Hasta el presente esta ideología subsiste en Cuba, en donde Fidel Castro se niega tras más de 40 años de gobierno a entregar el poder.)
En el Chile de Salvador Allende el marxismo leninismo fue difundido ampliamente por medio de cientos de publicaciones, libros y revistas editados por la “Editorial Quimantú.” Asimismo circulaban numerosos diarios y revistas de origen soviético o cubano. Asimismo, los Ministerios, los colegios, las universidades, etc., contaban con la participación de instructores políticos extranjeros llegados de las más diversas latitudes del mundo socialista. Televisión Nacional (TVN) y la enorme red de radioemisoras de gobierno difundían programas especiales de adoctrinamiento ideológico, todo acompañado de música cubana.



Fotografía: la prensa allendista reproduce declaraciones de los dirigentes de la UP en que se pretende chantajear a los chilenos con la distribución de alimentos de primera necesidad. Entre tanto la prensa libre informa de la desesperación producto del desabastecimiento. En este contexto el PS comienza a repartir armamento liviano entre los obreros agrupados en los denominados "Cordones Industriales", agrupaciones del “Poder Popular" similares a los soviets de Rusia destinados a la toma ilegal y violenta de industrias y empresas estratégicas de las principales ciudades de Chile. Cotidianamente los obreros adoctrinados en el marxismo desfilaban desafiantes por las calles de Santiago, Valparaíso y Concepción, gritando groserías y amenazando a la Oposición al régimen con el paredón: ¡los momios al paredón y las momias al colchón!

2 comentarios:

Blogger Francisco ha dicho...

"La tercera" y "La Segunda" prensa allendista??

Y ponian musica cubana en la tele?? terriles e' malos estos upelientos...

A todo esto cuando mas se escucho musica cunbana en las radios chilenas fue durante la dictadura, cuando a Gloria Simonetti se le ocurrio grabar "Ojala" de Silvio Rodriguez y "Para vivir" de Pablo Milanes.

Y pa mas remate a estos upelientos se le ocurrio editar libros baratos...terrible crimen hacer que el pueblo leyese a Baldomero Lillo, Anton Chejov, Fedor Dostoievski, Manuel Rojas, Jack London,Gustavo Adolfo Bequer, Maximo Gorki, Julio Verne, Emilio Salgari, Nicomedes Guzman, Alberto Blest Gana, Nicolas Gogol, Edgard Allan poe..etc..etc. terrible.

8:50 p. m.  
Blogger María Angélica ha dicho...

Terribe, terrible!!!!

12:49 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal