lunes, diciembre 19, 2016

LA PRESIDENTA, UNA TURISTA EN LA ARAUCANÍA.


La semana pasada la Presidenta de la República realizó su segundo viaje oficial a la región de La Araucanía. Recordemos que estuvo de paso una tercera vez por motivos de fuerza mayor, para la erupción del volcán Villarrica. Todo esto en tres años de gobierno.
Este último viaje no fue distinto a los anteriores: hermético, repentino y lo que es peor, desesperanzador para los habitantes de nuestra región. Fue el viaje donde se nos dijo a la cara “no me interesan, arréglenselas como puedan”.
Nuestra máxima autoridad viene a la región más pobre de Chile, a la región donde existen por años guerrillas paramilitares que ejercen violencia política y terrorismo, a la región donde ya van cientos de víctimas que han dejado estos grupos, a la región donde hace un mes no se ha nombrado intendente, a la región donde autoridad, decisión política, diálogo y liderazgo son más necesarios que nunca. En definitiva, donde se necesita a la Presidenta de La República. Es una lástima, entonces, que ella no empatice con La Araucanía y que nos visite por dos horas. O sea, prácticamente nada más que un saludo a la bandera, una visita que la gobernante hace por cumplir y así tener respuesta cuando la cuestionen en unos meses más por venir de vacaciones al lago Caburgua.
Si Arauco tiene una pena, La Araucanía tiene depresión. Lamentablemente, la doctora que debía hacer el tratamiento se olvidó del paciente y lo desahució antes de tiempo. La Araucanía esperaba y sigue esperando que Bachelet se pronuncie sobre temas de fondo, como el conflicto étnico que se vive por años en la región, que empatizara con las víctimas de violencia rural, que respaldara el trabajo de la mesa asesora presidencial para el conflicto en La Araucanía, que abordara temas de pobreza, desempleo y falta de inversión privada, entre otros. Pero eso no ocurrió y, al parecer, no ocurrirá.
Todo parece indicar que a este Gobierno no le importa La Araucanía. Sus habitantes debemos perder la esperanza y tener paciencia hasta que algún día un Presidente de la República nos tome en cuenta, mostrándonos por fin empatía para salir del rezago económico y social del que hemos sido víctimas todos estos años.

 Alejandro Martini I., ex director ejecutivo Multigremial de La Araucanía.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal