lunes, septiembre 12, 2016

CADA DÍA ES EFECTIVAMENTE PEOR.


La realidad supera la ficción.
Las semanas se siguen sucediendo con malas noticias, esencialmente producto de una mala gestión del gobierno y las pugnas interminables de la clase política que simplemente no es capaz de dar gobernabilidad ni tampoco hacer buenas leyes.
La semana partió con la tradicional encuesta Cadem que muestra un apoyo a Bachelet del 18% y un rechazo simplemente inédito. Pero el gobierno no reacciona. Al contrario, más allá de la retórica, sigue tratando de usar la retroexcavadora pero ésta ya no tiene fuerza alguna. Ahora está interviniendo de manera abierta en las campañas municipales de sus partidarios.
También recibimos la noticia del Imacec de Julio; un magro 0,5%, con la opinión del Banco Central que baja el pronóstico de crecimiento para el 2017, y que el déficit fiscal corriente será cercano al 3,5% y el estructural 1,5%. Nunca hubo brotes verdes ni lo habrá en este gobierno, es la sentencia lapidaria del Central. Más aún, algunos analistas económicos empiezan a hablar de un aumento de la probabilidad de escenario recesivo. Eso efectivamente ocurrirá si sigue cayendo el consumo como lo ha venido haciendo.
En otro frente, el enorme chascarro de la CUT y la curiosa reelección de Figueroa, con la tirada de mantel de Martínez, muestra la gran oscuridad de ese sector, junto a la mirada nostálgica y añeja por el sindicalismo de mediados del siglo pasado, basado en el conflicto y la lucha de clases. En la era del conocimiento y la inteligencia artificial necesitamos un sindicalismo moderno que mire al futuro, basado en la productividad y la colaboración. La CUT fue la autora intelectual de la pésima reforma laboral, que terminará en la justicia administrando la situación.
La nota alta de la semana es el efecto Lagos, ansioso de demostrar su valentía personal más que otra cosa al parecer, que se toma la noticia y lo quiera o no, entorpece la ya pobre gestión del gobierno. Por de pronto genera un problema en el PPD que ya está enredado. Por otro lado complica al PS. Allende le entra al ruedo de inmediato reiterando que es candidata. Insulza sigue su propio intento. La DC aumenta su disgregación porque la pone en una encrucijada. Muchos apoyan a Lagos, otros se dan cuenta de que necesitan un candidato propio para no desparecer. Guillier queda descolocado, y algo va a hacer, pero no se atreverá a ir contra Lagos.  ME-O también anuncia de inmediato su candidatura y por cierto le da duro a Lagos. El nuevo frente amplio de izquierda prepara su propia plataforma. Para la NM las cosas se van poniendo más complejas con la campaña de esa manera lanzada, por supuesto producto de las improvisaciones. En una campaña presidencial ya no es posible comulgar con ruedas de carreta y eso significa tener que distanciarse del gobierno ahí donde lo hace mal. Y ese espacio sí que es amplio. Lagos sólo tiene opción real si es capaz de proyectar a la Nueva Mayoría, lo que no le resultará. La NM se agotó completamente y ya no puede seguir en su forma actual. En mi opinión Lagos no llegará a la papeleta, y habrá dejado un enorme desorden a la pasada.
En lo cotidiano, el gobierno está completamente paralizado. No ha sido capaz de hacer el cambio de gabinete, sigue pendiente, y eso aumenta la presión de la NM. Difícil convocar gente de peso al gobierno de hoy. Las municipales sin presencia alguna. La encuesta Casen sigue en un cajón de escritorio. En educación sigue completamente perdido. Un día hacia un lado al siguiente al otro. Ahora recula con filosofía, y se da cuenta que su ley de educación superior es una bazofia total. El Parlamento literalmente la amenaza de que ni siquiera aprobará la idea de legislar si no hace cambios relevantes. Estamos hablando de una ley prometida para el 2014. Brunner dice que hay que botar esta ley y hacer otra bien hecha. El presupuesto 2017 anuncia más tempestades con la NM. El Banco Central y todos los economistas más serios señalan que el gasto público en el 2017 no debería crecer más del 2,5% a 3% y este gobierno ya tiene mucho más comprometido.
La Araucanía mantiene su violencia, y ya empieza a prepararse la nueva protesta de los camioneros. El gobierno en un año desde la protesta anterior simplemente no ha hecho nada. En forma inédita, el ministro del Interior, que brilla por su inexistencia y por las declaraciones desafortunadas, ahora agregó frente a la presión de los periodistas por la violencia y quema de camiones en La Araucanía el patético ¿y?, ¿y? que ha sido tema de gran molestia toda la semana.
De pasada esta semana nos anuncian que el puente Chacao costará mucho más, hay huelga en El Salvador, y la Roja da jugo como nunca, como lo hace el subsecretario del Trabajo en su Twitter.
Sergio Melnick.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal