jueves, julio 28, 2016

#TerrorismoEnAraucanía: REIVINDICACIÓN DE LA CAM.



LAS DECLARACIONES que formuló a este medio la cabeza de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) han generado polémica, debido a que el dirigente reivindicó la violencia política como método de acción de lucha. Allí describió que la CAM mantiene órganos de resistencia territorial, que operan en zonas como Alto Biobío, mediante “sabotajes”. No oculta que para estos fines reclutan  “guerreros”, y declara que la violencia a la que recurren “es acotada a objetivos muy claros y con una ética revolucionaria detrás. Nuestro accionar político militar tiene como blanco exclusivo la industria forestal y las hidroeléctricas”.

Es un hecho ciertamente grave que se haga ostentación de la violencia, y se reconozca abiertamente el uso de métodos que bien podrían asimilarse al accionar de grupos terroristas, que buscan el amedrentamiento de la población. Llama la atención que el Ministerio del Interior no haya reaccionado ante estos dichos, limitándose a expresar su rechazo, en tanto que el Ministerio Público tampoco ha dado señales de actuar. Mucho más directo fue el exministro del Interior, Jorge Burgos, quien a través de su cuenta de Twitter señaló que la entrevista al cabecilla de la CAM “da para el inicio de una investigación, de oficio o a requerimiento de la autoridad”.

La región de La Araucanía, y también algunas zonas del Biobío, han visto un grave debilitamiento del estado de derecho, con episodios de violencia que de acuerdo con el Barómetro de la Multigremial de La Araucanía se han vuelto cada vez más violentos. El reconocimiento que ha hecho la CAM no hace sino confirmar que allí operan grupos organizados, y no delincuencia común. 

El dirigente de la CAM muestra, sin embargo, disposición para llegar a una “tregua” con el Estado. Aunque se trata de un lenguaje que rememora el accionar de las guerrillas de América Latina, la disposición al diálogo es positivo, pero la autoridad no debería iniciar ningún acercamiento en tanto no exista un compromiso de abandonar la violencia.

Editorial de La Tercera.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal