domingo, mayo 22, 2016

VALPARAÍSO: LA CRÁPULA DE LA @Confech Y @ConesChile EN ACCIÓN.


Los “cambios profundos” siempre cuestan vidas. Los “procesos sociales” también. De los “cambios de paradigmas” ni hablar, esos son brutales. El “hombre nuevo” no se puede construir sobre el hombre antiguo, es necesario terminar con él. Se les llama comúnmente daños colaterales, y cualquier persona puede ser parte de ellos. Los compañeros de ruta, los tontos útiles, los burgueses, la señora Juanita, el señor Moya, el empleado público de la Municipalidad de Valparaíso que murió asfixiado luego de que un joven combatiente lanzara una bomba molotov en forma pacífica y reivindicacional, o usted que está leyendo estas palabras fascistas, neoliberales y oligarcas rancias contrarevolucionarias. Todos podemos llegar a ser carne de cañón.

Todos sabíamos cómo concluiría este día. Lo conocía el alcalde, usted, yo, la Claudia y carabineros. La Lorena también lo sabía, y la Camila, y el Boric, y Teillier. Unos lo provocaron, otros incitaron, otros lo toleraron, otros lo protegen y otros solo miraron para el lado. La suerte estaba echada.

Ahora tendremos las lamentaciones para la tele, las querellas en contra de quienes resulten responsables, la visita de la Claudia a la familia, el silencio de la Lorena y el resto de los marxistas, y los “nunca más”. El show debe continuar, y la revolución también.

Habría que explicarle una vez más a estos desgraciados, que la idea no es quemar edificios con gente dentro, tal como sus compinches de la Araucanía.  Tal vez un saqueo a alguna botillería y otro a alguna farmacia, para recolectar copete y algunos condones para el fin de semana. Eso estaría un poco más a la altura de los intereses de la horda.    

Esta gentuza que atenta en contra de todo a su paso, no puede gobernar países ni representar a nadie. No pueden “colocar temas en la agenda” porque no tienen temas que colocar más allá de destrucción, venganza y la ordinariez en que viven.

Máximo.

Esta "Observadora de DD.HH." se enfrenta y encara a Bomberos de Chile para evitar que ellos cumplan con su noble labor.

Otra de las "Observadoras de DD.HH" atiende a un crápula encapuchado (ves piedra en su mano izquierda), es evidente que son protegidos, amparados y avalados por el Instituto de Derechos Humanos, dirigido por Lorena Fries.
 ¡¡JUZGUE USTED!!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal