miércoles, enero 13, 2016

LA ARAUCANÍA: TIEMPO DE MEDIDAS CONCRETAS.


“Ausencia de una propuesta concreta”. Así resumimos las víctimas de La Araucanía la visita de la Presidenta Michelle Bachelet a la zona. Esperamos mucho tiempo y pedimos innumerables veces que se hiciera presente en la región; sin embargo, junto con esa visita y considerando el alza de la violencia y el aumento del número de víctimas, esperábamos que la primera autoridad del país trajera bajo el brazo una propuesta concreta.
Las víctimas en La Araucanía hemos esperado por años que el Estado se haga cargo de este conflicto, y que los gobiernos de turno puedan entregar medidas efectivas que no sólo pongan freno a la escalada de violencia, sino que además reparen el daño económico y emocional de las familias que lo han perdido todo a causa de ataques terroristas.
Si bien se ha avanzado en medidas para prevenir que delincuentes concreten sus objetivos, con el refuerzo de efectivos de carabineros, el nombramiento de un general para la zona en conflicto y la adquisición de recursos técnicos para el combate, lo cierto es que los esfuerzos no han impedido que los hechos de violencia continúen. Valoramos las medidas mencionadas , pero creemos que el problema se debe atacar de manera integral, abarcando mejoras y ajustes en los sistemas de inteligencia, así como también en el sistema judicial y legislativo, en donde es importante hacer modificaciones a la Ley de Compra de Tierras y a la Ley Antiterrorista.
En cuanto a la reparación de las víctimas, esperábamos, por ejemplo, algún pronunciamiento respecto del seguro que esbozó el gobierno para transportistas y agricultores, quienes pierden sus maquinarias y fuentes de trabajo, lo cual afecta todos los niveles de sus vidas, siendo muchas veces revictimizados al no encontrar una verdadera justicia.
Es necesario que el gobierno incluya en un diálogo abierto a todas las víctimas que ha dejado este conflicto, sin dejar a ninguno fuera de la mesa, como sucedió durante esta visita de la Mandataria. Sabemos que son muchos los que quieren hablar y que el tiempo apremia; sin embargo, después de tanto sufrimiento y de la nula contención del gobierno hacia ellos, al menos tienen el derecho de ser escuchados.
Valoramos la visita de la Jefa de Estado, al menos lo entendemos como un primer paso, pero después de casi 20 años de ataques violentistas en la zona, ya no es tiempo de hacer diagnósticos; es momento de entregar medidas concretas y un plan de acción que contemple el sentir de todas las víctimas de la región.
 Alejo Apraiz.
 Presidente de la Asociación de Víctimas de Violencia Rural (AVRU).

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal