viernes, julio 31, 2015

AL DESPEÑADERO CON ESTE GOBIERNO.


Francisco @vidalvocero declara, a propósito de la reunión de la NM,  prevista para el 3 de agosto en Cerro Castillo, que "el Cónclave no es uno más; o se da un giro, o esto va al despeñadero"
Vidal alude al bajo respaldo ciudadano de Michelle Bachelet y al desencanto de aquellos que fueron sus votantes en la pasada elección presidencial; él llama la atención sobre el progresivo distanciamiento del llamado "voto duro" fenómeno que registran todas las encuestas.
En el Cónclave la mandataria explicaría el alcance de su frase "realismo sin renuncia" o de la gradualidad de las reformas acotadas por la estrechez presupuestaria del presente. Situación donde el PC reaccionó de inmediato, amenazando con su retiro del gobierno si no se respetaba el sacrosanto Programa.
De manera tal que inició una serie de acciones para presionar a La Moneda y avanzar en sus objetivos. 
En lo inmediato desató una ofensiva que llevó a un Paro del profesorado que se prolongó por más de 50 días, con grave daño para los alumnos y al sistema de educación municipal, los cuales el Colegio de Jaime Gajardo decía "defender"
Le siguió otro paro ilegal de actividades. Esta vez el turno correspondió a los trabajadores externos de Codelco. En el caso de los docentes se rechazaba -entre otras medidas-, la evaluación: en el de los mineros tercerizados, se exige adelantar un año la negociación con las empresas contratistas y ¡oh lucro! un bono por término de este artificial conflicto de $ 2,5 millones de pesos.
Existe otro no despreciable ítem: una cuota de $ 30.000 per cápita para mantener a la CTC. Con esto, se comprende por qué Cristian Cuevas, el dirigente comunista de los trabajadores externalizados del cobre, regresó al país, tras renunciar como Agregado Laboral en Madrid, España.
Jaime Gajardo, en todo caso, no libró indemne en su disputa con los llamados disidentes. El Colegio salió quebrado de esta experiencia inútil y nefasta para la educación pública.
Por cierto al PC nada le importa el daño colateral. Solo es de su interés todo aquello que les ayude en su avance hacia el monopolio del poder (algún día). De allí que el realismo sin renuncia les tenga sin mayor cuidado. 
Esta maniobra de tenaza se cerró con el llamado "Caso Quemados" que contó con la habitual campaña previa de ablandamiento moral. TVN retransmitió con características de escándalo nacional, un reportaje añoso sobre el coronel Alvaro Corbalán. Pasó por reponer en la cartelera judicial el caso de Víctor Jara y culmina, por el momento, con el de Carmen Gloria Quintana quien mintió dos veces.
Ella dejó como heroína a Michelle Bachelet a quien atribuyó el haberla "salvado" situación enteramente falsa y que La Moneda tardó en desmentir. Y sobre una supuesta reunión con Enrique Correa, cuando este era ministro de Estado. El propio aludido desmintió la supuesta entrevista, cosa ratificada por quien es el abogado de Quintana: Héctor Salazar.
Esto mientras el gabinete ministerial, hace lo imposible por satisfacer a la gente de Guillermo Tellier (a) Sebastián Larraín y demostrar quien es más efusivo y solícito con el PC en sumarse a la campaña que pide romper el "pacto de silencio" de los militares.
¿Alguien podría creer que existe tamaña conspiración, similar a la ficción del secuestro permanente? Burgos y Aleuy se reunieron con el Comandante en Jefe del Ejército,  general Humberto Oviedo. Ya José Antonio Gómez, presuroso había anticipado la plena disposición del mando militar en la materia. 
Burgos, en una desafortunada declaración indicó que "sería bueno que no se ampararan pactos de silencio, sino que se agregue un llamado a contar la verdad" agregando a continuación que "el Ejército no lo han construido ni los Sinclair ni los Pinochet (...) mi impresión es que el Comandante en Jefe actual y anterior no amparan pactos de silencio"
Bueno. Al parecer al ministro Burgos le desagrada la figura del general Augusto Pinochet, el Infante más antiguo del mundo, ex Presidente de la República. No le perdonan el haber derrotado al marxismo y haber sido exitoso en su Gobierno, como ya se señalara.
La ofensiva del PC contra las FF.AA. y de Orden por cierto no se detendrá. Es lo usual en esta clase de operaciones. Porque luego de los sucesivos llamados a la ruptura del pacto de silencio, la DC pidió acelerar el trámite de un proyecto de ley para degradar a los militares presos por razones políticas. Paralelamente las ONG de DD.HH exigían a la Armada sumarse a este carnaval de perdones y disculpas al PC, organización que hoy manda en el Gobierno e impone sus términos a la Nueva Mayoría y a Bachelet.
Sin embargo, a la figura declinante de la mandataria, arrinconada por la corrupción, esta situación mediática, de poco le servirá. Los comunistas y la NM ofenden a los militares y al país. Es algo intolerable. Nada se podrá construir por este camino. Más bien como advirtió Vidal, aunque por razones de menor peso "o se da un giro o esto va al despeñadero".

DespiertaChile.

PostData: Tómense un minuto para ver y escuchar a Teresa Marinovic, 100% de acuerdo con ella y los dirigentes UDI y RN repiensen un poco hacia dónde va la micro : http://bit.ly/1Hb4425

miércoles, julio 29, 2015

RESUCITÓ CANTINFLAS.



Todos tenemos muy claro que Bachelet fue elegida por su simpatía, su sonrisa, el movimiento de su manita a lo que suma ese trato en que sus intervenciones simplonas las dirige como hablando a una Junta de Vecinos o a un Jardín Infantil. ¿Alguien puede creer que sus votantes leyeron su programa de Gobierno? La respuesta la dan las actuales encuestas: un poco más de un 20% que la apoya y el mayoritario rechazo a su obsesión por sacar un programa de iniciativas que técnicamente son inviables y que no tienen como financiarlas. El cuadro económico: el manejo y diagnóstico del país es desastroso. No le sirvió de nada el intento de sacar provecho político de la Copa América y ¡qué hablar de su cambio de Gabinete! En esto último, quiero referirme al vocero de gobierno don Marcelo Díaz. Me di el trabajo de transcribir uno de sus habituales puntos con la prensa y en lo único que coincido con él es en un slogan gubernamental: “edificando sueños para Uds.”…
Por favor trate de sacar alguna conclusión de sus palabras:
“Estoy pensando que cuando nos necesitan podemos estar…”
“Será en su momento y comunicaremos si se diera el caso”
“Es una opción que la Presidenta mantiene contemplada…”
“Haremos debates amplios con distintos sectores y diferentes rondas de conversación y consultas…”
Las características del proyecto serán comunicadas en su momento”
“Lo importante y lo relevante que les queremos comunicar a todos los actores políticos es que éste es un ejercicio que tenemos que hacer”.
“Todos tenemos que saber la ruta con participación ciudadana”
“Estamos trabajando por un nuevo “Juan Pinto Durán”. El primer Gobierno de la Presidenta Bachelet ya se caracterizaba por un fuerte compromiso, presencia y esfuerzo y seguiremos de manera sustantiva, con decisión personal y acento que va a continuar su compromiso”
“Estamos trabajando en cosas específicas y no descarto, como de hecho está ocurriendo, en otros campos, con pretensiones de nuestras capacidades que son fidedignos de aquello a nivel nacional…”
“Vamos a precisarlo en su momento y determinaremos lo que nos interesa”.
“En aquello más vistoso focalizaremos nuestras políticas públicas de manera, también de demostrar nuestra actividad transversalmente…”.
“Siempre estaremos disponibles a escuchar demandas, inquietudes de cualquier naturaleza, para hacernos cargos de los desafíos, para mejorar nuestra calidad de vida”.
“Precisamente, todo está pendiente para tener diálogo con los partidos, con las bancadas, para conversar de lo que implica la proyección programática.”
“Este Gobierno está completamente atento y haciendo lo que corresponde.”
“El país tiene que  estar tranquilo que sus intereses están siendo trabajados y atendidos sin matices ni diferencias”.
“Hemos expresado nuestra voluntad de trabajar por ello, eso es parte de lo que el Gobierno tiene que hacer.”
“Hay dinámica que impulsa a la Presidenta de la República de lo que debemos esperar sus resultados”
“No hemos decidido cuál es el camino correcto pero, por cierto, lo estamos analizando, porque el Gobierno quiere gobernar para beneficio de todos los chilenos, para que las brechas disminuyan y, vamos a discutir para perfeccionar y garantizar lo mejor”
“Tenemos el norte muy claro”
Quiero creer que este es un libreto de una película de “Cantinflas” pero, no tiene nada de divertido lo que está ocurriendo. Iniciaron una campaña comunicacional, una vez más, con el re tarareado tema de los DD.HH., tema que ya está agotado y que a nadie le interesa. No es inteligente abrir un frente involucrando a las vilipendiadas FF.AA. y Carabineros de Chile. ¡No duerme el león porque no ruge!
Señores Periodistas acreditados en La Moneda, Uds. que reciben estas respuestas del Vocero de Gobierno debieran presentar un recurso de protección en los Tribunales porque estos “cantinfleos” son una burla para su profesión.

Eric Villena.

lunes, julio 27, 2015

¿PODRÁ EL ODIO SALVAR A MICHELLE BACHELET?


Chile es parecido al país de “1984” de Orwell. Cuando en aquél el gobernante totalitario (léase “marxista” en el caso de Chile), se veía en algún apuro de imagen, concitaba a la ciudadanía a “un minuto de odio” contra el oficialmente declarado enemigo público número uno del régimen, que se llamaba Emmanuel Goldstein y, para efectos locales, Augusto Pinochet.
Acá la gobernanta marxista actual, afectada como nunca en su popularidad por las razones de todos conocidas, en este minuto está logrando convocar y distraer a la ciudadanía con su “minuto del odio”, resucitando un episodio ya aclarado, juzgado y terminado, el “caso Quemados”. Sus agentes lo han hecho con tal habilidad publicitaria que hasta han puesto a un imberbe y desinformado dirigente UDI, llamado Guillermo Ramírez, a aportar sus esfuerzos a la maniobra y “horrorizarse” públicamente por el caso, cayendo de lleno en la trampa publicitaria.
Y Carmen Gloria Quintana reapareció inmediatamente, por supuesto, ante los focos de la TV y se puso desde la partida al rescate de Michelle Bachelet (que es de lo que se trata todo esto), refiriendo que cuando ella estaba, quemada por su propio líquido explosivo, en la Posta Central, la “doctora” (lo pondré entre comillas mientras nadie, comenzando por ella misma, aclare la fundada denuncia del ingeniero Novakovic en el sentido de que su título de médica es falso, denuncia de la cual forma parte un requerimiento extenso y fundado presentado por el ingeniero a la propia Presidenta, de acuerdo a la Ley de Transparencia, que ella no ha respondido y NADIE, pero absolutamente NADIE en el país, salvo el periódico digital “Chile Informa”, ha dado a conocer), la referida “doctora”, digo, habría impedido que los “quemados” fueran enviados a sus casas. Es decir, el aporte de Carmen Gloria Quintana a la maniobra, tras haberse conseguido que un militar traicionara a sus camaradas de armas (¡qué difícil es conseguir esto hoy en Chile!) ha consistido en  presentar a Michelle Bachelet como “salvadora de los Quemados”. Esto no lo había dicho nunca nadie antes ni era sabido. Bueno, ahora, “oportunamente”, nos es revelado.
Lo irónico es que el 99,9% de los chilenos ya estaba convencido por la propaganda marxista de la mentira de que los militares habían quemado a Rodrigo Rojas y Carmen Gloria Quintana, pese a que la justicia (antes de ser copada por los marxistas) había establecido lo contrario como “verdad judicial”. Ahora esta maniobra publicitaria, obtenida a partir de un ex militar que, con 29 años de atraso, ha experimentado una repentina epifanía o ha sido suficientemente motivado como para “darse vuelta la chaqueta”, o ambas cosas, lo ha venido a confirmar. El 99,9% de los chilenos, que de acuerdo a las normas del derecho y la razón, como normalmente sucede, estaban equivocados, ahora resulta que ¡estaban en lo cierto! “Tontilandia es así”, diría Jenaro Prieto. 
Pero la opinión pública se maneja y es llevada de aquí para allá y de allá para acá a través de los medios. Y entonces ahora se ha logrado sin mayor esfuerzo que los medios se concentren en “los Quemados”, expresen todo su odio a Pinochet, como periódicamente se consigue hacerlo, al igual que en “1984”, y entonces convenientemente reaparezca Michelle Bachelet como “doctora” de delantal blanco, salvando a los perseguidos y remontando en las encuestas.
Por supuesto, como también siempre sucede, lo que crea, deje de creer o vuelva a creer este 99,9% de los chilenos tampoco ahora tiene pies ni cabeza.
De partida, todas las ultrapublicitadas acciones judiciales que el ministro Carroza ha reabierto no podrían jurídicamente reabrirse, pues están prescritas y clausuradas en virtud de sentencia firme dictada hace casi tres décadas y que tiene la fuerza de la “cosa juzgada”. Pero eso valdría para un país civilizado en que imperara la “rule of law” o “estado de derecho” y no para el país de “1984” o su símil, hoy conocido como “Chile”.
Más fantástico que eso es que los jueces marxistas dicen que lo obrado por Carroza (que apropiadamente marcha a la cabeza de este enésimo funeral del estado de derecho en Chile) ¡está bien!, porque se trata de “delitos de lesa humanidad”, que son “imprescriptibles”. Y digo que esto es fantástico porque los que estaban cometiendo delitos de lesa humanidad en 1986 eran Rodrigo Rojas y Carmen Gloria Quintana, que se preparaban para lanzar envases con contenido altamente combustible y explosivo a los buses de la locomoción colectiva, perpetrando así un “ataque generalizado a la población civil”, que es el rasgo definitorio de los delitos de lesa humanidad y que los tipifica, de acuerdo al Tratado de Roma que los estableció. Es decir, los militares que sorprendieron a la pareja incendiaria lo que hicieron fue IMPEDIR LA COMISIÓN DE UN DELITO DE LESA HUMANIDAD, pero en la inefable justicia marxista chilena actual están siendo juzgados por cometerlo.
Por supuesto, acrecienta el absurdo de la situación el hecho de que los delitos de lesa humanidad fueran establecidos en el referido Tratado de Roma, que rige en Chile sólo desde 2009, cuando fueron incorporados a la legislación nacional en virtud de una ley. Y una norma ancestral y básica del derecho penal universal es que no se puede culpar a nadie de un delito si éste no ha sido PREVIAMENTE descrito como tal en la ley.
Pero aquí de lo que se trata no es de salvar la puridad del derecho ni de la razón, sino de salvar de la debacle a Michelle Bachelet.
Y entonces esta maniobra ha permitido que la mayor fuerza interna de la idiosincrasia chilena, el ODIO, se manifieste en toda su magnitud, como lo pudo sufrir en carne propia, en el aeródromo de Punta Arenas, el coronel (r) Jaime Castañer, citado a declarar por el ministro Carroza, ante quien deberá presentarse lleno de hematomas.
La maniobra político-propagandística es burda, ridícula, agujereada por múltiples contradicciones internas que no resisten ni siquiera el menor análisis lógico ni jurídico. Pero cuenta con la complicidad de los medios, los aportes de los “cerebros lavados”, el pánico de los “imberbes útiles” de la derecha y el empuje irresistible del mayor y más poderoso ejército que siempre ha militado en la sociedad chilena, el de la ESTUPIDEZ GENERAL.
Hermógenes Pérez de Arce.

sábado, julio 25, 2015

SIN VERDAD, SIN DERECHO, SIN DESTINO.


Anoche sintonicé Teletrece. Mejor no lo hubiera hecho. ¿Están ahí a cargo Andrónico Luksic, Cristián Bofill y Enrique Mujica para eso? La sarta de falsedades pro-izquierdistas sobre el “caso Quemados”, ilegalmente abierto por el ministro Carroza (que encabeza el “funeral de Estado” del derecho en Chile) tornan risibles las denuncias comunistas de que los medios de comunicación predominantes están en manos de “los poderosos de siempre”. ¡Si éstos dicen e informan lo que quieren  ellos! La versión de Teletrece parecía dictada por la presidenta comunista del Colegio de Periodistas, Javiera Olivares, cuyo logro cumbre ha consistido en expulsar de dicho colegio al dueño del principal diario chileno.
          La noticia era que el ministro Carroza había reabierto el “caso Quemados”. Hasta ahí lo único veraz de la información. El resto, falso. Pero, desde luego, Carroza legalmente no podía reabrir ese caso, porque ya fue conocido por los tribunales, juzgado y sentenciado a firme hace más de un cuarto de siglo. ¿Cómo el ministro puede pasar por sobre la cosa juzgada y la prescripción sin más, incumpliendo la norma expresa del código que le ordena poner término inmediato a un juicio cuando exista una causal de extinción de la responsabilidad penal, sobre todo si es una causal doble, como en este caso? Respuesta muy simple: lo puede hacer, porque en Chile no impera el estado de derecho y el delito de prevaricación (no aplicar las leyes) tiene carta de impunidad. Y por eso la cárcel donde están confinados los presos políticos (es decir, los encarcelados por jueces prevaricadores sin razones legales, sino políticas), que se llama Punta Peuco, está atiborrada.
          Pues Teletrece dijo que Rodrigo Rojas y Carmen Gloria Quintana habían sido, el primero, “asesinado” y la segunda gravemente lesionada, mediante el fuego, por una patrulla militar, y luego abandonados. Pero un ministro integérrimo, apolítico y unánimemente respetado, don Alberto Echavarría Lorca, dictaminó hace casi treinta años (cuando el marxismo

 

y sus compañeros de ruta todavía no dominaban la justicia), y en resolución de 23 de julio de 1986, lo siguiente: “a) Que Rodrigo Rojas De Negri y Carmen Quintana Arancibia fueron detenidos el día 8 de este mes, por una patrulla militar que aseguraba el libre tránsito de vehículos, reteniéndolos transitoriamente en el lugar de su aprehensión, uno al lado de la otra y próximos a elementos de fácil combustión, combustión que se produjo debido a un movimiento de la joven y la caída y rotura del envase de uno de esos elementos, causando quemaduras graves a los dos y originando posteriormente la muerte del primero”.
          Los elementos incendiarios los portaban ambos subversivos. Tenían por objeto ser lanzados a los medios de locomoción, para aterrorizar a la población e impedirle ir a sus lugares de trabajo. Era todo parte de una asonada. Frecuentemente mujeres y niños resultaron quemados en esos atentados. Pero usted jamás habrá leído en la prensa la tragedia de alguno de ellos. Sería “políticamente incorrecto” publicarla. Pero el “drama” de un encapuchado que, blandiendo la bandera roja extremista, fue derribado por un chorro de agua policial y se aturdió en la caída, ha llenado las pantallas y acaparado los titulares, emocionando hasta las lágrimas a los chilenos. El policía que lanzó el agua ha sido, por supuesto, separado de la institución.


En todo caso, cuando Rojas y Quintana se estaban quemando, los militares los apagaron, que es todo lo contrario de lo que informó Teletrece anoche. Subidos al vehículo militar para ser llevados a un centro asistencial, donde iban a quedar detenidos, rogaron al capitán a cargo que los liberara. El oficial, sin percatarse de la gravedad de las quemaduras, accedió. Por ello la sentencia de término lo condenó por cuasidelito, es decir, negligencia culpable.
          ¿Qué tiene que ver lo anterior con la versión de la generalidad de los medios? Casi nada.
          Entonces ahora, casi treinta años después, Carroza inicia otra telenovela. Obviamente, un miembro de la patrulla “recordó” algo, su memoria suficientemente estimulada. Y se rearma ilegalmente un nuevo proceso, que va a terminar con muchos millones más de nuevas indemnizaciones, jugosos honorarios para los abogados de izquierda y un festín propagandístico en denostación del supuesto culpable de todo, el de siempre, Augusto Pinochet. Y la verdad y el derecho resultarán, una vez más, crucificados.
          Este es un país que, por hechos representativos del barrenamiento moral anteriormente descrito, está en vías de desintegración. Sintomáticamente, presenta contrastes impresionantes. Juzgue usted el que hay entre el henchido jefe comunista y diputado gracias a la DC, Guillermo Teillier y el caso de un general y caballero como Odlanier Mena (q.e.p.d.) Teillier se siente tan poderoso que últimamente ya amenaza a la administración: o ésta continúa adelante con su programa de reformas revolucionarias o el PC se retira del gobierno y, automáticamente, hace desaparecer a la Nueva Mayoría.
          ¿Quién es este revolucionario dotado de tan extraordinarios poderes? Desde luego, es un “oligarca” en el sentido más genuino del término, pues pertenece a una pequeña minoría de muy altos ingresos que gobierna al resto. Su dieta parlamentaria de ocho y medio millones de pesos, más todas las asignaciones, viáticos y compensaciones que  cubren gastos que los contribuyentes comunes debemos financiar de nuestro peculio, y que sumadas a lo anterior llegan a cerca de veinte millones, más su pensión de “exonerado político”, fácilmente lo sitúan en el decil más alto de los ingresos del país, tal vez hasta cien veces los de un trabajador común. ¡Es uno de “los poderosos de siempre”! Pero está a salvo de la revolución que encabeza, y dirigida contra éstos, porque sus dineros son sacrosantos: provienen del Estado, el mismo que quiere apropiarse, a instancias del propio Teillier, de la mayor parte posible de la riqueza privada. Es que la suya es “pública”, y “políticamente correcta”.
          No son los únicos privilegios que tiene: hace no mucho confesó paladinamente su autoría intelectual de un atentado terrorista que costó la vida a cinco uniformados, en 1986. Un abogado se querelló por el múltiple delito. ¿Y qué dijo la justicia de izquierda? En este caso dictaminó que los hechos estaban prescritos. ¡Por supuesto! Si se trata de Teillier y de crímenes de izquierda, rige la prescripción.
          ¿Cómo un individuo con semejantes poderes, prerrogativas y privilegios no va a aparecer henchido (de dinero, de orgullo, de impunidad) en las pantallas? ¿Cómo no se va a sentir con autoridad como para amenazar hasta a su propio gobierno?
          ¡Que contraste con ese militar pundonoroso y honesto, Odlanier Mena! Preso por un delito que no cometió (“ésta es la justicia de los hombres”, le reconoció el juez de izquierda que lo sentenció). Al ser Mena trasladado por Sebastián Piñera, en una típica “pasada” suya para mejorar en las encuestas mediante el apoyo comunista, de una cárcel benigna al hacinado penal de Punta Peuco, desde donde no iba a poder conseguir el tratamiento que necesitaba para su dolencia de enfermo octogenario, puso fin a su vida con un pistoletazo. Sobre cada letrero de Piñera en su ya iniciada campaña presidencial se va a cernir la sombra de la figura de Odlanier Mena Salinas.

          Todas las inmoralidades arriba reseñadas describen adecuadamente el momento actual del país, que se ha quedado sin verdad, porque la mentira impera; sin derecho, porque sus leyes ya nadie las respeta; y sin destino, porque no puede tenerlo una nación que está socavando todos y cada uno de los pilares que le dio el modelo de las libertades que le permitió, por un tiempo fugaz, avizorar un destino mejor


Hermógenes Pérez de Ace.

jueves, julio 23, 2015

DURA CARTA AL EX COMANDANTE JUAN EMILIO CHEYRE.


JUAN EMILIO:
¿Qué se siente estar sentado en el banquillo de los culpables?
Y digo “CULPABLES” debiendo decir “ACUSADOS”, porque tú sabes perfectamente que cuando se trata de un uniformado……ya estás “CONDENADO”.
No tendrás un debido proceso, ni tendrás la presunción de inocencia que tiene hasta un violador asesino.
No es desconocido que el General Cheyre no es querido en el mundo militar como tampoco en el mundo civil. Aunque algunos dicen que hizo muchos guiños a la izquierda y que incluso fue “despreciado” por sus pares, hoy tampoco cuenta con el apoyo político de nadie, producto de las acusaciones por eventuales violaciones a los DD.HH.
Un mayor en retiro, envía esta carta, la que se ha masificado en blogs y redes del mundo militar.
NO JUAN EMILIO, usaste uniforme y estás frito.
Jamás dudaré de tu inocencia…..”jamás” lo dudaré.
Pero eso no le interesa a nadie más que a tu familia (exceptuando a tu gran suegro, por supuesto, que en su testamento prohibió que asistieras a su funeral).
A la justicia le importa una soberana mierda tu inocencia, ya que condenar a un milíco es el principal requisito que tiene un señor Juez “prevaricador”, para llegar a la Corte Suprema.
Lorena Fríes y su empresa de “Desechos Humanos” se afilan los colmillos, porque para ellos eres nada más que $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$.
El Supremo Desgobierno te estaría defendiendo a brazo partido, después de los 4 años en que te arrastraste como gusano ante ellos, pero ahora tienen de socio a los terroristas del partido Comunista, que solo se abrazaron y codearon con tu amigo Fuente Guión Alba. No creo que esos ilustres patriotas sientan algo de aprecio por ti.
Lamentablemente en esta absurda injusticia a otro militar, no siento pena, rabia ni alegría.
Me da lo mismo, y creo que es lo que debe sentir el 99% de los militares en retiro.
Fuiste un traidor con tus superiores y subordinados procesados, y jamás tuviste la decencia de visitarlos…..en realidad su sufrimiento y el de sus familias te dio lo mismo….una indiferencia que nos agravió como familia.
Fuiste un cobarde frente al hijo de dos terroristas acusados en el atentado del Ministro Pérez Zujovic, que insultó frente a todo el país el honor militar, expresando en reiteradas oportunidades que nuestra Institución era un “Ejército Genocida”, mientras tú con la misma indiferencia y actitud egocéntrica de siempre, tratabas de defender solo el honor de JUAN EMILIO (Aprovecho de reiterar mi agradecimiento y admiración a mi Almirante Edmundo González, Comandante en Jefe de la Armada, que fue el único chileno…..el ÚNICO….que sacó la voz por nuestro mancillado honor militar).
Estas solo…..completamente solo…..y dudo que algún camarada de armas pierda un minuto de su tiempo en visitarte en tu fría celda de Punta Peuco, porque lo más seguro, independiente de tu absoluta “inocencia” que NO le importa a NADIE, es que sea tu próximo hogar por el resto de la vida.
La familia militar ha sufrido el ataque más vil, cobarde y odioso de toda nuestra historia, y tú JUAN EMILIO, fuiste un complaciente espectador.
Tu suegro, un Comandante de verdad, un General de verdad, asumió en vida como hombre y Soldado, toda la responsabilidad de lo ocurrido en su División, y estoy seguro que dejó este mundo con su conciencia limpia y tranquila.
¿Podrás hacer lo mismo tú y tu egocentrismo, después de dar la espalda a tus camaradas de armas, y ahora estar viviendo las mismas injusticias que ellos, incluyendo a tu suegro?
Al igual que tu caso, sentí la misma indiferencia por el cura disfrazado de General, ese tal Juan Barros (amigo íntimo de Karadima) crucificado por el pueblo, por algo que seguramente no hizo, y que como Obispo General Castrense, les cerró todas las puertas a nuestros “gloriosos y valientes Soldados del 73”, de una manera grotesca, brutal y grosera.
Lo mismo me pasaría con Fuente Guión Alba, y es que para nosotros los militares que adoramos nuestra profesión, no existe peor ser que el cobarde que traiciona o dispara por la espalda.
Lamentable tu situación JUAN EMILIO…..pero en esto…. estás completamente “SOLO”.
Saludos
Jorge Tejos Rodríguez.
Mayor (r) Ejército de Chile.

martes, julio 21, 2015

LEOPOLDO LÓPEZ Y SU GESTA POR LA DEMOCRACIA DE VENEZUELA.


Las elecciones decembrinas pudieran definir el destino de Venezuela –y el de toda América Latina.

El cambio ya tiene fecha. Aseveración y profecía escrita de puño y letra por uno de los líderes más admirados del mundo democrático: Leopoldo López. Desde un calabozo militar cubierto de tinieblas, despojado de su libertad, de su familia, de su partido y de su país, el preso político halla vigores e inspiración para dar aliento a su dolido pueblo “por la convicción de lo justo, de las razones que nos llevaron a asumir esta protesta”, escribió al anunciar días atrás su atinada decisión de poner fin a la huelga de hambre.
Lánguidas y pesadas, sus cuatro semanas de clamor –de él y de un centenar de huelguistas–, han logrado notables avances como el anuncio de la fecha de las elecciones parlamentarias para el próximo 6 de diciembre, una valiosa oportunidad a fin de aminorar el sufrimiento de la sociedad venezolana, provocado por un despótico régimen que dejó en ruinas y aislamiento a una nación otrora pudiente, feliz y abierta al mundo. Pero aún no canten victoria, alertó el dirigente de Voluntad Popular en la misiva divulgada por su tenaz esposa: “Queda camino por recorrer en esta lucha por conquistar la democracia que finalmente lleve a todo nuestro pueblo por un camino de paz, bienestar y progreso”.
Paz, bienestar y progreso, empero, son temas ausentes en el incendiario discurso del mandatario Nicolás Maduro, una mala sombra sin conciencia cuya única destreza es apelar a teorías conspiratorias y arremeter contra los opositores, la prensa, los defensores de los derechos humanos y la comunidad internacional. Esta semana no tardó en amenazar, de sufrir una derrota su famélico Partido Socialista Unido de Venezuela, con lanzarse él mismo a la calle junto con el “pueblo” para “defender la revolución”.
¿De cuál pueblo hablará? ¿Del que carece de comida, papel higiénico y medicamentos? ¿O del que afronta una calamidad económica? ¿De aquel que exige una urgente transición democrática? ¿O de aquel que agoniza a raíz de la violencia callejera, el crimen y la sensación generalizada de inseguridad?
Hace 16 meses, el régimen de Maduro encarceló a López, sin las debidas garantías procesales, por convocar a una manifestación pacífica por las depauperadas calles de Caracas. Pero ahora es él quien exhorta a las masas cegadas por el chavismo a alistarse para desatar un proceso de confrontación en esas calles que ven derramar contra sí, diariamente, lágrimas, sudores y sangre de un pueblo explotado y oprimido.
Afortunadamente, ni los barrotes, ni las mordazas, ni tener el oficialismo como perritos falderos a los jueces, los funcionarios electorales y los militares, han logrado opacar al líder opositor. Sucedió todo lo contrario: la figura de López se proyecta luminosa, más que nunca, como la de un héroe, mientras que la de Maduro ensombrece como la de un monumental fracasado.
Si bien la huelga de hambre puso en peligro su vida, el sacrificio mereció la pena por los palpables resultados: comicios legislativos con fecha y observación electoral calificada; mayor conciencia entre la oposición de que en su seno ha de prevalecer la armonía; solidaridad más consistente de la comunidad internacional. Su esfuerzo –el suyo y el de cientos de miles de venezolanos deseosos de recuperar la patria que hace mucho les fue hurtada– se coronará ese día cuando despunten la justicia, el diálogo y la paz. Las elecciones decembrinas pudieran definir el destino de Venezuela –y el de toda América Latina.


El Nuevo Herald.

domingo, julio 19, 2015

IZQUIERDAS CONTRA LA IZQUIERDA.


"Asistimos hoy a otra de las tantas ocasiones en que las izquierdas marginales atacan a la izquierda oficial. Atentos a la posibilidad cierta de un rotundo fracaso de la alianza socialista-comunista en el gobierno de Bachelet, el apetito de las izquierdas secundarias se ha abierto... "

Allende llevaba apenas un mes en el poder cuando miristas y comunistas se enfrentaron en Concepción. El primero de los muchos muertos que arrojó el período de la UP -olvidados hoy deliberadamente por la campaña de engaño histórico- fue producto de una balacera entre esos connotados grupos de las izquierdas, unos guevaristas, los otros leninistas.

Desde finales del siglo XIX hasta hoy, los izquierdistas de las más variadas facciones se han aplicado mutuamente los mismos criterios con que juzgan a la sociedad toda: se enfrentan entre sí bajo la premisa de la lucha de clases, calificándose unos a otros como burgueses merecedores de una radical eliminación. Ha habido momentos en que a las derechas casi les habría bastado observar cómo los izquierdistas se aniquilaban entre sí.

Anarquistas, stalinianos, trotskistas, socialistas democráticos, socialpopulistas, leninistas, gramscianos, todos han tenido que cuidar primeramente sus propias espaldas, porque sabían que las peores agresiones iban a venir siempre de sus supuestos hermanos de clase; en realidad, de sus enemigos estratégicos.

En Chile, asistimos hoy a otra de las tantas ocasiones en que las izquierdas marginales atacan a la izquierda oficial.

Atentos frente a la posibilidad cierta de un rotundo fracaso de la alianza socialista-comunista en el gobierno Bachelet, el apetito de las izquierdas secundarias se ha abierto: intuyen que hay suficiente degradación ideológica y humana en los partidos marxistas tradicionales como para que opciones menores como las suyas puedan capitalizar -perdón por la maldad verbal- el material combustible que son esas furias y esos odios, esos rencores y esas rabias, que los marxistas tradicionales han cultivado en tantos chilenos, los mismos que hoy están desencantados de esa izquierda histórica. Oportunidad de oro para los marginales, entonces.

¿Quiénes son y qué buscan?

Los anarquistas, quienes no aspiran más que a darse el gustito del caos total. Los hay muy serios -o sea, teóricamente más peligrosos, pero prácticamente más inofensivos- y otros más frívolos -es decir, los de bombas y más bombas-.

Los autónomos de Boric, que desde su matriz gramsciana podrán ir construyendo proyectos de hegemonías parciales en la búsqueda del cambio de paradigma total.

Los progresistas, tan vinculados a un liderazgo concreto, que si Enríquez-Ominami no logra superar la valla de la probidad, tendrán que rearticularse en otros proyectos, seguramente más radicales.

Los revolucionarios demócratas de Jackson, falange tan vital en su capacidad electoral como inorgánica en sus postulados teóricos.

Las agresivas minorías que portan banderas indigenistas, sexuales, animalistas o ecológicas, a las que se les abren enormes posibilidades entre esas masas de chilenos que buscan definir el todo desde una parte de su ser.

Todos los anteriores encontrarán en la nueva legislación sobre partidos políticos una ocasión de consolidar sus influencias, si así lo desean. Y cada nuevo partido, y cada nuevo elector de esos nuevos partidos, significará un voto menos para las izquierdas tradicionales, que ya lo intuyen y por eso ponen trabas a una dispersión asociativa que las afectaría gravemente.

En todo caso, puede ser que varios de los grupos de izquierdas marginales decidan no entrar en el juego electoral. Su apuesta bien podría centrarse en el control de ciertos cuerpos intermedios, de más ámbitos de la cultura, de nuevos movimientos locales y de calle, de medios de comunicación pequeños y virulentos, de una eventual asamblea constituyente.

También esa posibilidad le causaría mucho daño a la izquierda tradicional.


Gonzalo Rojas Sánchez.

viernes, julio 17, 2015

LEVINAO: LA FUGA MÁS PREDECIBLE.

Cristián Levinao Melinao.

El gobierno debe decidir si está de parte de los violentistas y les sigue brindando tratos especiales, o hace lo que corresponde, es decir, frenar y detener a quienes amenazan y atacan en la región de La Araucanía.


El otro prófugo, Héctor Moreno Muñoz, condenado por robo con intimidación.


Ocurrió lo que la gran mayoría, a excepción de las autoridades de gobierno, sabíamos de antemano que iba a suceder: un comunero se iba a escapar del Centro de Estudio y Trabajo (CET) de Angol, recinto semiabierto que, pese al despilfarro de 300 millones de pesos en arreglos para recibirlo, nunca ha sido -no es y nunca será- un lugar adecuado para albergar a reos peligrosos como el fugado, Cristián Levinao.
¿Cómo pasó todo esto? Recordemos…
Levinao, comunero mapuche condenado a 10 años por robo con intimidación, ejerció presiones para ser traslado desde la cárcel -de donde jamás debió salir- mediante huelgas de hambre junto a otros comuneros mapuche. Entre ellos Luis Marileo, sentenciado por el homicidio del parcelero Héctor Gallardo Aillapán, de origen mapuche. Esto último es preciso remarcarlo para dejar en evidencia que la actividad criminal de los grupos radicalizados del sur de Chile ataca a miembros de su propio pueblo si es necesario hacerlo, para mostrar fuerza y así amedrentar a las comunidades pacíficas. Siempre ha sido una farsa aquello de que solamente atentan contra las forestales y agricultores de buena situación económica, farsa que ya es hora desenmascarar: agreden, amenazan y hostigan a todos por igual, sin ningún tipo de distinciones ni miramientos.
Levinao, luego de torcerle la mano a las autoridades, llegó al CET, pero no duró mucho tiempo allí: fue reenviado a la cárcel por mala conducta (golpizas a otros internos y a un gendarme, detalles que comprueban lo agresivo que es). Este delincuente, conociendo la facilidad con que deja presionar el gobierno, inició entonces una segunda huelga de hambre exigiendo lo mismo que la vez anterior: ser trasladado a un recinto semiabierto.
El resultado de la demanda del comunero lo conocemos: fue otra vez enviado al CET de Angol, pese a los antecedentes de su estadía previa en ese mismo lugar y a los pocos meses se fugó.
Sencillamente para no creerlo, opinarán algunos. Pero no es así. ¿Por qué? Porque esta fuga era predecible hasta por el más chanta de los adivinos. Solamente un gobierno irresponsable se le podía ocurrir trasladar a reos peligrosos a un recinto semiabierto. Y afirmo que es un gobierno irresponsable por varias razones. Primero, por la labor de su de Ministerio de Justicia; segundo, su Presidenta ha venido a La Araucanía exclusivamente de vacaciones siendo la única región del país a la que no ha venido de manera oficial; y tercero, su representante -el intendente Huenchumilla- no ha dado ninguna solución y hace noticia por polémicas y por frases incendiarias que no aportan en nada, sino todo lo contrario se le premia manteniéndolo en el cargo cuando por sensatez se le debió pedir la renuncia hace mucho tiempo.
Mientras escribo esto, y recuerdo otras tantas cosas que incompresibles que han sucedido y siguen aconteciendo en La Araucanía, no sé si reírme del absurdo o llorar de pena por nuestra querida región. Sin embargo, no haré ni lo uno ni lo otro. Por el contrario, es el momento de exigir.
Exigimos que el gobierno se decida de una vez por todas: o está de parte de los grupos radicalizados y de los violentistas y les sigue brindando tratos especiales y privilegios que terminan en fuga, o derechamente hace lo que corresponde, es decir, frenar y detener a los violentistas que amenazan, agreden y atacan a quienes lo único que desean es trabajar y contribuir con la prosperidad y el crecimiento de la región. No queda otra alternativa, ni menos aún aceptaremos más demoras por una decisión definitiva y categórica. Es ahora o nunca.
Para que el gobierno nos demuestre que sí hay voluntad debe, como medida inmediata, ordenar que el otro comunero, Luis Marileo -que fue trasladado al CET de Angol presionando con huelga de hambre- sea reenviado a la cárcel y allí cumpla, de manera efectiva y sin más tratos especiales, la respectiva condena que la justicia le aplicó. Él y Levinao no son “presos políticos”, como se autocalifican con total descaro, sino que son lisa y llanamente delincuentes peligrosos y deben ser tratados como tales por las autoridades. Basta ya de permisividad e indulgencia.

Alejandro Martini Iriarte.
 Movimiento Paz en La Araucanía.

miércoles, julio 15, 2015

BACHELET: MISERIA MORAL.


"Cuando adviertas que para producir necesitas obtener autorización de quienes no producen nada.
Cuando compruebes que el dinero fluye hacia quienes no trafican con bienes sino con favores.
Cuando percibas que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por su trabajo.
Cuando veas que las leyes no te protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra ti.
Cuando descubras que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un auto sacrificio.
Entonces podrás afirmar, sin temor a equivocarte
QUE TU SOCIEDAD ESTÁ CONDENADA"
Ayn Rand (1950)
Como chileno corriente, sentí una gran vergüenza de ver que la Presidenta de Chile, la primera autoridad de nuestra patria, en vez de hacer noticia por concertar acuerdos beneficiosos para el país durante su visita a Francia, se viera obligada a dar explicaciones ante la prensa internacional acerca de la corrupción en Chile.
- Chile no es un país corrupto - dijo.
Al  parecer, los periodistas no le creyeron mucho.
"PARIS MATCH", una revista de actualidades de enorme prestigio mundial, publicó en su portada la foto de la mandataria con los siguiente titulares.
CHILE
LA CORRUPCIÓN Y LA DECADENCIA
MICHELLE BACHELET HA HECHO EL RIDÍCULO DURANTE SU VISITA A FRANCIA
¡Qué vergüenza para un país que en 1990 era internacionalmente admirado!
                          
El diario estadounidense THE WALL STREE JOURNAL, de no menor prestigio, publicó un reportaje sobre Chile titulado así:
EL "MILAGRO DE CHILE" EN REVERSA
La prensa nacional, por su parte, dedica mucho de sus espacios a los hechos de corrupción que surgen, masivamente, día a día.
Los tópicos dominantes en la crónica, reportajes y comentarios son la corrupción y el fútbol.
Al Gobierno le interesa sobremanera que nuestros futbolistas ganen la Copa América. La Presidenta va a todos los partidos de Chile y se fotografía en los camarines con los vencedores. Algo así como "subirse al carro de la victoria".
Eso, porque el fútbol es un gran distractor.
               
¿Quién no simpatizaría con una autoridad celebrando alborozada un gol?
Si Chile no gana la Copa, el fútbol pasará muy rápido a segundo plano y quedará sólo el tema de la corrupción monopolizando el quehacer periodístico.
La Presidenta y el Gobierno han emprendido una "agenda de probidad y transparencia". O sea, el diablo vendiendo cruces.
Las leyes serán aprobados por el parlamento. O sea, el gato cuidando la carnicería.
Tal agenda, sin embargo, no es más que una confesión.
¿Por qué han de ser necesarias leyes así siendo que existen códigos morales más que suficientes para impedir las conductas corruptas?
Si los auto llamados servidores públicos fuesen honestos, esos códigos serían normativa suficiente.
Si es necesario dictar leyes anti corrupción y codificar penalidades, previendo hasta el último de los detalles, debemos concluir entonces, "sin temor a equivocarnos" que no son honestos, que su moralidad no es suficiente y que "nuestra sociedad está condenada".
Las penalidades, sí, deberán ser lo suficientemente leves. No sea que los corruptos se vayan a desgarrar.
La falencia moral alcanza, prácticamente, a todos los entes estatales.
La Presidenta se ha visto envuelta en el caso Caval, en pre campañas y campañas financiadas "irregularmente", por decirlo con suavidad.
Ella se escurre. Los personeros de Gobierno y los políticos oficialistas, se empeñan en blindarla diciendo que no sabía nada de nada, como si fuera posible que un candidato no supiera cómo se financia su propia campaña.
- Me enteré por la prensa - dijo ella, refiriéndose a Caval.
Los chilenos somos candorosos con "h". Pero nunca tanto.
Ocioso es decir que no ha sido formalizada por corrupción.
Tampoco por ejercer la profesión de médico sin serlo.
Numerosos chilenos han sido duramente sancionados por ello ya que el ejercicio ilegal de la medicina es un delito previsto en Código Penal Art 313-a que se castiga con pena aflictiva.
Una situación ajena a la moralidad elemental.
                   
El senador Alejandro Navarro, no es un sujeto de trigos limpios. Se recordará que estando de "merecidas" vacaciones, tuvo un accidente en la nieve. No dudó en calificar eso como "accidente laboral" de modo que los contribuyentes chilenos pagaran el tratamiento de sus lesiones.
Este individuo difundió una larga lista de parlamentarios que han sido financiados por empresas privadas en sus campañas electorales.
Todos los parlamentarios y políticos de la Nueva Mayoría (o nuevos bolcheviques, que es lo mismo), presas de la ira, se apresuraron a condenar a Navarro amenazándolo con destituirlo de su cargo de vice presidente del Senado y de quitarle su militancia si no se desmentía. Eso suena a estulticia pues ¿cómo podría desmentirse?
Alegan que esa forma de financiamiento no está prohibida por la ley. Es decir, si la ley no la prohíbe, una conducta inmoral deja de serlo.
Formalmente, el concepto de libertad consiste en que la gente puede hacer todo lo que la ley no le prohíbe.
Pero ¿qué pasa, entonces, con la independencia de los parlamentarios favorecidos con dineros privados cuando les corresponde legislar en asuntos que conciernen a los intereses de los donantes?
¿Acaso las empresas privadas son entes benefactores que donan dinero sin pedir nada a cambio?
¿No constituyen esos intereses un freno moral para aceptar dinero, un límite moral a la dicha libertad?
Y, si tal conducta fuera tan correcta como afirman, entonces ¿por qué se enojan tanto? ¿por qué las emprenden airadamente contra Navarro que publicó algo tan virginal?
Se me ocurre que no es para nada tan virginal.
El Ministerio Público, por su parte, se ha empeñado en perseguir severamente a los políticos de oposición.
Contrario sensu, el fiscal Sabás Chahuán, bajo el pretexto de que aún no existen querellas por parte del SII y tampoco del CDE, se inhibe de formalizar a muchos políticos oficialistas claramente corruptos y ampliamente conocidos por la opinión pública. Curioso ¿no?
Y cuando se ha visto en la obligación de interrogarlos, lo ha hecho en estricto secreto y en horarios desusados. Que nadie lo sepa, es el lema.
El Servicio de Impuestos Internos y el Consejo de Defensa del Estado no se dan por enterados y mantienen sospechosa inactividad en lo que son sus funciones esenciales. Acusar a todos los infractores, oficialistas o no, el primero. Defender los intereses del Estado, indistintamente, contra todos ellos, el otro. Pero sólo acusan a los de oposición.
Respecto del desmesurado préstamo otorgado por el Banco de Chile a la empresa Caval. Las normas al respecto no le habrían permitido a dicho banco conceder un crédito mayor que dos millones de pesos. Pero el crédito fue de 6 500 millones, o sea, 3250 veces lo permitido. Las instituciones encargadas de fiscalizar, la Superintendencia de Bancos y Servicios Financieros y la Superintendencia de Valores y Seguros, ambas controladas por el Gobierno, no han dicho ni pío.
¿Qué dirían si tamaño préstamo le fuera concedido a cualquier otro chileno sin influencias presidenciales?
¿Qué pasa con la igualdad, la transparencia y el no al lucro?
Y para qué hablar del Poder Judicial. Practica una justicia espuria y prevaricadora. Los jueces de todos los rangos jerárquicos obedecen a una ideología de izquierda y dictan fallos en consecuencia.
                      
Un asesino confeso, Guillermo Teillier, que ordenó el asesinato de un Presidente de la República y de sus escoltas, con un resultado de cinco muertos, permanece impune, disfruta de una generosa sinecura en la Cámara de Diputados, y se jacta de sus fechorías. La Justicia, si es que merece ese nombre, no lo castiga porque el delito está prescrito.
                   
Distinto es el criterio de los jueces y cortes cuando se trata de los héroes que salvaron a Chile de una dictadura marxista leninista y de sus atroces secuelas.
Para ellos no existe la prescripción, ni la amnistía, que es ley vigente y que obliga a los jueces, ni la cosa juzgada, ni la presunción de inocencia, ni el principio in dubio pro reo, ni la irretroactividad, ni el debido proceso ni muchos otros principios y normas del derecho. Se les condena severamente, sin pruebas, tan solo por mera sospecha o presunción, o, simplemente, porque andaban por ahí cerca.
Las medidas cautelares y las penas difieren mucho, unas de otras, dependiendo de quién sea el acusado. Por regla general, son más rigurosas para un delincuente que roba lucas que para otro que lo hace por millones pero viste bien. A pesar de que se dice y repite que "la ley es igual para todos" y que "nadie está por encima de la ley".
Es decir, estamos sometidos a una dictadura judicial, claramente inmoral, que es la peor clase de dictadura pues en su contra no existe recurso alguno.
En suma, "las instituciones funcionan" pero de manera distinta para un lado que para otro.
El estado de derecho ya es una entelequia.
La inmoralidad campea en los poderes ejecutivo, legislativo y judicial y en muchas instituciones intermedias del Estado, exceptuando la Fuerzas Armadas y las policías que, dicho de paso, son las instituciones mejor evaluadas por la ciudadanía.
Definitivamente, a Chile le hace falta algún pronunciamiento civil. Tarde o temprano se vendrá un tsunami político, porque estamos ante una intolerable miseria moral.

Edison Aranda.

lunes, julio 13, 2015

BACHELET, JORRAT, PEÑAILILLO, MARTELLI, ROSENBLUT.


HEMOS QUEDADO todos anonadados por las declaraciones de Jorratt en la fiscalía. Una historia que parece una novela. Peñailillo -la mano derecha de Bachelet- contacta a Arenas para que trabaje para la precampaña. Arenas en realidad trabaja para la Universidad de Chile full time, pero acepta el trabajo igual. Es decir, la Universidad de Chile pasó a financiar en parte la precampaña de Bachelet, ya que además muchas de las reuniones se realizaban directamente en las oficinas de Arenas en la universidad.
No estaría demás una opinión institucional de esa universidad. De hecho, el Departamento de Economía casi en masa ha servido al gobierno de Bachelet y habría que examinar qué convenios tiene con el Estado, algo que ya ocurrió en tiempos de Lagos (MOP GATE). De hecho, Eduardo Engel, otro funcionario de la universidad, presidió la comisión de probidad, cuyo tiempo fue financiado, hasta donde sabemos, por la universidad.
Bueno, la historia sigue. Arenas, ya fichado, contacta a Jorratt para que trabaje en el programa de Bachelet en la reforma tributaria y le ofrece una compensación económica. Inicialmente le pide media jornada, pero transan en más o menos un día a la semana. Para los pagos le pide que se contacte con un señor Martelli y así arreglar los detalles de las boletas. Pero Jorrat no conoce a Martelli, y se citan en un café de Providencia. Se dan señales físicas para reconocerse. Finamente se conocen, y Martelli le hace firmar un contrato, ciertamente trucho, que Jorratt firma igual. La reunión es breve, dura 15 minutos. La trama ha sido activada.
Jorratt entonces emite boletas todos los meses para la empresa de Martelli, pero trabaja para Arenas, que a su vez trabaja para Peñailillo, que a su vez trabaja para Bachelet con los recursos que mueve Rosenblut (presidente de una empresa que será regulada por el gobierno para el cual él recauda los fondos). Peñailillo es quien asigna finalmente los recursos que recauda Martelli.
Todos estos recursos provienen de empresas que financian la precampaña de Bachelet, de las cuales por ahora sólo conocemos algunas.
Lo sorprendente es que todos ellos van a iniciar una noble gesta para modificar el sistema tributario, donde -según dicen- las grandes empresas eluden impuestos. Notable, ya que la máquina montada era con esas mismas empresas que según ellos pagaban pocos impuestos y además los eludían. Se transforman así en los adalides de la justicia tributaria en el país. En esa cruzada santa encuentran boletas de sus adversarios políticos en una empresa, y usando todo el poder de Impuestos Internos (manejado por Jorratt y dirigido por Arenas en el gobierno de Bachelet) se lanzan en picada contra la empresa y los políticos asociados. Asestan así un golpe mortal a sus adversarios, que quedan reducidos a cenizas; algunos incluso en la cárcel.
Pero como en todo thriller, la trama da un vuelco que resulta insospechado.  En ese mismo caso en que eran los grandes justicieros aparece una “arista” que lleva a otra empresa, que era justamente una de las que financiaba a los justicieros. Los buenos eran los malos. Así, no sólo aparecen políticos del sector de gobierno implicados en las boletas, sino que los mismos justicieros aparecen con las boletas, de esas que ellos mismos denostaban. Se inicia el descontrol. Peñailillo, usando las atribuciones del poder, hace saber a Jorratt que los datos de esa empresa no deben llegar a los fiscales. Hacen una extraña jugada en que el directorio de esa empresa se rehúsa a dar antecedentes que les da un par de semanas de trabajo. Entonces Peñailillo (según versión de Jorratt) le indica vía Arenas, que en esa ventana de tiempo hay que sacar todos los antecedentes de la empresa, aunque sea utilizando camiones. Es decir, Bachelet estaba usando el poder del gobierno para obstruir la justicia, y usando al Servicio de Impuestos Internos para atacar a sus adversarios políticos, escondiendo sus propias faltas, al mismo tiempo que reclamaba autoridad moral en política.
El desenlace ya es conocido. La reforma tributaria es un verdadero mamarracho. Peñailillo y Arenas son despedidos del gobierno, y Jorratt también a poco camino. Rosenblut es despedido de Enersis. Jorratt es llamado a declarar (de ahí sabemos esta historia) como imputado, y Peñailillo también deberá declarar. Los grandes justicieros que denostaban a los empresarios, eran finalmente parte de la misma trama.
Y de toda esta increíble historia, Bachelet sostiene no saber absolutamente nada. ¿Alguien lo puede creer? De ser así, ¿está gobernando realmente?

Sergio Melnick.
Publicado en La Tercera.

sábado, julio 11, 2015

LOS MILITARES DEL '73.


Pretendo en esta columna, a riesgo herir sentimientos, enojar a algunos, o simplemente causar una risa burlona, defender a quienes ya nadie defiende; me refiero a los militares prisioneros políticos, quienes, despojados de toda dignidad y justicia, la mayoría de ellos ancianos y enfermos; se encuentran en nuestras cárceles pagando el “crimen” de haber salvado a Chile de una debacle social y política.
Esto, que ha pasado a ser una realidad incómoda para los chilenos de la cual nadie quiere hacerse cargo debido a los costos políticos que significa; ha llegado a un punto tan grande de indiferencia, que me “obliga” a escribir estas líneas.
Para partir, en Chile, los crímenes prescriben luego de 5 a 10 años (dependiendo del crimen) de cometidos los delitos, por lo tanto no deberían estar presos los militares. Frente a ello, hay quienes dicen que los crímenes en materia de DDHH no prescriben acorde a los distintos tratados internacionales que ha suscrito Chile en materia de DDHH. El error de quienes argumentan eso, es que estos tratados fueron suscritos por Chile mucho después de cometidos los supuestos delitos y, acorde a la retroactividad de la ley penal, no se puede aplicar nuevas leyes al imputado cuando ya se han cometido los delitos. Es como si una persona caminase con traje de baño por la calle y luego se creara una ley que prohíba eso y se condene a quien cometió la falta antes de creada la ley; ¡absurdo!
También, como nuestros inteligentísimos jueces sabían del error que estaban cometiendo al no cumplir la retroactividad de la ley penal, condenaron a los militares en base a una figura jurídica inexistente: el secuestro permanente, que implicaba que los militares seguían teniendo secuestradas a las víctimas hasta ahora para así saltarse de algún modo la prescripción de la pena; como si el anciano militar de 80 años tuviese a un mirista escondido en su casa el día de hoy; ¡absurdo!
Pero esto no acaba aquí, las injusticias suman y siguen: les dieron amnistía a todos los ex terroristas y absolutamente nada a los militares; pasándose a llevar otro principio básico del derecho: la igualdad ante la ley. La ley es ciega, por lo tanto, para todos por igual, sin importar si eres de izquierda o derecha, ciego o vidente, religioso o no religioso; en este caso militar o civil.
Pero, aún falta el tema más escandaloso de todo esto: las condenas sin pruebas. Mucho militares han sido condenados únicamente en base a “fundadas presunciones” sin prueba de nada e, incluso, muchas veces aun con pruebas no cometidos los delitos. Otro principio del derecho pasado a llevar: toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario. En el caso de los militares; son culpables hasta que se demuestre su inocencia y, ni aun así serán libres.
Esto no es una realidad que vivió Chile hace más de 20 años; es una realidad que está viviendo ahora, en este preciso momento. ¿Con qué cara podremos después pedir reconciliación si la justicia ha llegado solo a un lado?
Luego de la Guerra Civil de 1981 que murieron entre 5 mil y 10 mil en solo un año (muchísimos más muertos que en los veinte años del gobierno militar), se dio amnistía para ambos bandos y se logró reconciliar el país a los pocos años de concluido el conflicto. La razón por la que Chile sigue estando, luego de 25 años de acabado el gobierno militar, dividido y no ha habido reconciliación; es porque no hay amnistía para ambos bandos y la justicia ha llegado solo a un bando.

José Antonio Vidal R.