lunes, abril 13, 2015

CONFIANZA Y PRINCIPIO DE AUTORIDAD.


La necesidad de seguridad y el orden público se encuentran fuertemente arraigados en la comunidad nacional. Las normas que la sociedad se ha dado, y que a Carabineros de Chile se le encomienda cautelar, constituyen ciertamente una condición esencial para el libre ejercicio de los derechos fundamentales.
La aceptación que Carabineros tiene en la comunidad se fundamenta tanto en la confianza de las personas en que sus actuaciones se ajustan a la ley, como en el respeto al principio de autoridad del que están revestidos sus integrantes. Por tanto, fortalecer ambos elementos resulta fundamental, en la convicción que si se dañan, socavan o debilitan, se merma su capacidad para brindar un adecuado servicio policial que garantice el Orden y la Seguridad Pública. No obstante, en ocasiones, lamentablemente el principio de autoridad no es respetado. Las razones son variadas, sus consecuencias son serias y trascienden a la institución, afectando la normal convivencia social.
Como institución llevamos a cabo esfuerzos por desarrollar un trabajo operativo eficaz, que ajustado a la legislación nacional y a los estándares internacionales, nos permita dar protección a la función policial y a la ciudadanía, mediante actuaciones capaces de soportar el escrutinio público.
Tenemos la convicción que la seguridad y tranquilidad no se construye desde posiciones de exclusiva crítica, que pueden dañar la confianza y al principio de autoridad; por el contrario, creemos que se cimienta a partir de la cooperación, donde el eficaz y correcto proceder de quienes integran nuestras filas, sea visualizado como un objetivo en torno al cual la sociedad y sus instituciones se cohesionen.
Conscientes que no estamos exentos de cometer errores y que alguno de los nuestros se aparte de la normativa, hemos asumido el compromiso de investigar, corregir y sancionar toda desviación de funciones, encontrándonos también llanos a recibir observaciones constructivas sobre todas nuestras actuaciones.
El probado compromiso y entrega de nuestros hombres y mujeres Carabineros -al punto de exponer su integridad física y vida- ha sido reconocido y valorado por los chilenos que permanentemente nos distinguen como la institución en que más confían.
Los hombres y mujeres carabineros que con honestidad y sacrificio desarrollan estas tareas merecen no sólo el respeto de la ciudadanía, sino el más amplio apoyo de este General Director, pues con su trabajo cotidiano no hacen otra cosa que velar y garantizar los derechos fundamentales de todos quienes residen en este suelo.
Asimismo, agradezco las distintas expresiones de respaldo recibidas los últimos días. Ellas son fuente de renovada motivación para continuar avanzando -junto a la ciudadanía y autoridades- por el perfeccionamiento institucional, para mantener la necesaria paz social que nuestro país merece.

Gustavo González Jure.
General Director de Carabineros de Chile.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal