sábado, marzo 28, 2015

ONEMI: LA CULPA SIEMPRE ES DE OTRO.


La Dirección Meteorológicade Chile (DM) dice que le advirtió a la ONEMI; y la ONEMI, me imagino también dirá algo al respecto. El informe de la DM dice (lo vi en televisión) que anuncia lluvias moderadas, y luego asegura que lloverá en un día lo que llueve en un año (todo en la misma hoja, como puede apreciar en la foto). Yo no entiendo el informe, me imagino que el que lo redactó tampoco y el que lo leyó en la ONEMI menos. Según el genio que redactó el informe que no entiendo, en la cordillera nevaría, sin embargo la ONEMI asegura que no nevó, sino que llovió. Gajes del oficio.

De todas formas, los condoros que acabo de comentar no tienen la menor importancia, ya que ante una desgracia como esta no es posible hacer nada, tal como no era posible hacer algo durante el terremoto con maremoto. Y les voy a explicar la razón.

Imaginen por un momento que la DM le avisa a la ONEMI y esta le avisa a palacio que va a quedar la cagada en Atacama y recomiendan evacuar. Y la Claudia con Pencailillo y el Elizalde evacuan pa’la tele. Y durante la evacuación se arma un lio de la cresta, muere gente, atropellan a unas viejas, se pierden varios cabros chicos, chocan autos y los rateros entran a las casas evacuadas y se roban los plasmas de ‘32, los de ‘42, los de ‘50 y los de ‘60 que los pobladores compraron a crédito. Imaginen también a pobladores tratando de salvar camas, refrigeradores, cocinas, sillas y mesas, al perro, al gato y al canario de la abuela. ¿Se imaginan la media cagadita?.

Pues bien, ahora imaginen que después de todo este show no llueve, es más, que la televisión se da un picnic entrevistando a gente indignada, a los milicos tratando de calmar el hueveo y a una vieja portando a cuestas un televisor mientras se achicharra el mate en plena calle polvorienta. ¿Se imaginan esta segunda cagadita?. Lo mismo sucedió durante el terremoto-maremoto, por eso la Claudia degustaba su chicle mientras Vidal se paseaba.

Para un político es menos dañino arreglar un desastre natural que un desastre armado por él mismo. Después de todo, el desastre da paso a la reconstrucción, las fotos, los bonos, las canastas familiares y las mediaguas provisorias de carácter permanente. Y luego de unos días todo se olvida.


Los chilenos eligieron de presidenta a una pobre vieja como la Claudia, con el único fin de recibir aquí y ahora parte del botín que le robarán, presuntamente, a “otro”; no la eligieron para otra cosa porque para otra cosa la viejuja y su séquito no sirven. 

Máximo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal