miércoles, febrero 18, 2015

ANDRÓNICO LUKSIC: EL TITIRITERO.


No pienso leer los sesudos análisis ex post del caso “nueragate”, las razones de Dávalos para querer hacerse rico en una pasada, las razones de la nuera para lo mismo y las razones de Andrónico Luksic para reunirse con tan distinguida clientela. Cada uno explicará la razón de la sinrazón, como se hace siempre en estos casos.

Prefiero centrarme en datos duros, Evidencias incontrarrestables. Lean el artículo pequeño, el de pie de página, solo ese y nada más que ese: http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2015-02-15&dtB=15-02-2015%200:00:00&PaginaId=4&bodyid=2

¿Alguien considera que esto es normal, sano, transparente y/o razonable?. Es más, a alguien le puede parecer que algo así no debiera ser derechamente ilegal?. Es decir, entiendo que alguien pueda pasar del abnegado servicio público a la empresa privada y viceversa; todos deben ganarse el pan de cada día, además de financiar el colegio discriminador al que asisten sus herederos, la isapre discriminadora, el ranchito en Vitacura y la mediagua en Cachagua. ¿Pero esto?. ¿No creen que es hasta impúdico?.

El grupo Luksic maneja una horda de servidores de la patria; los mandan para allá, los traen para acá, los envían nuevamente en comisión de servicio y los vuelven a aguachar. ¿Cuál es el límite?.

Solo en un país en estado de semi barbarie se puede permitir que uno de los hombres más ricos del mundo tenga en su nómina a la presidenta del país bananero, varios ministros, ex ministros, hermanos de ministros y hasta al hijo vago y su pierna. Insisto, ¿cuál es el límite?. Seguramente el límite no existe, o el límite lo pone la cantidad de plata que don Andrónico puede poner sobre la mesa. Y como es tanta…..

Y todos callan.

Máximo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal