miércoles, enero 07, 2015

LO QUE NOS ESPERA: EL PROYECTO DE ALLENDE.


Pocos saben que pocos días antes del 11 de septiembre de 1973 Salvador Allende tenía previsto anunciar por cadena nacional un llamado a plebiscito para una nueva Constitución. Menos aún son los que saben algo del contenido de ese Proyecto de Constitución.
Sin embargo, el anuncio reciente de Bachelet de que su Gobierno quiere “completar la obra inconclusa de Allende” y las medidas estatizantes que éste ha tomado, hacen necesario recordar cuáles eran estos proyectos inconclusos.
Para ello, nos serviremos de un resumen del referido proyecto constitucional publicado por “Le Monde Diplomatique”,  bajo el título “El proyecto constitucional del Gobierno de Allende” ([i])
El artículo nos informa que: “En agosto de 1972, en el edificio Gabriela Mistral, el equipo de especialistas de la UP encargado de redactar el proyecto de nueva constitución trabaja intensamente; una comisión central coordina el trabajo de diez subcomisiones temáticas (…)El Presidente (Allende) recibe las versiones sucesivas para dirimir entre diferentes alternativas. El 4 de septiembre de 1972 entrega copia del proyecto a cada partido de la UP. Seguirían tres etapas: someter el proyecto a un amplio debate nacional para recoger comentarios e introducir eventuales modificaciones; enviarlo al Congreso, donde el Gobierno es minoritario; y convocar un probable referéndum antes del fin de mandato en 1976”.
El Pronunciamiento del 11 de septiembre truncó tales planes, sin embargo, en este momento que se discute la Reforma Educacional, resulta instructivo saber qué decía el Proyecto de Constitución en esta materia.
De acuerdo a la información del semanario francés, “se reconoce la libertad de enseñanza”, pero sólo “la educación privada gratuita y que no perciba fines de lucro recibirá del Estado una contribución económica”.  Las universidades estatales y las privadas reconocidas por el Estado, tendrán un “adecuado financiamiento”; el acceso a ellas dependerá “de la idoneidad de los postulantes”.
Como se ve, el actual proyecto de reforma de la educación de inspiración socialista, viene de larga data. Con respecto a las Universidades, ya se percibe el ánimo discriminador entre las del Estado contra las “privadas”. El término de “idoneidad de los postulantes” deja un interrogante sobre su significado, pero no parece ser extraño a una selección de corte estatal.
Las indicaciones presentadas, en esta semana, por el Gobierno y algunos senadores oficialistas, al proyecto de reforma de la Nueva Mayoría,  no cambian en nada su esencia estatista. Sólo hacen más gradual su ejecución, quizá con la intención de que las reacciones de los padres de familia y de los sostenedores disminuyan de intensidad y así poder avanzar en los otros pasos de la estatización total de la enseñanza.
Otra coincidencia del Proyecto de Constitución de Allende, con las políticas del actual gobierno se encuentra en el campo tributario. El Proyecto de Allende establecía que “El sistema tributario es progresivo según la fortuna del contribuyente y tiene la finalidad de desempeñar un rol redistribuidor de la renta nacional”.
Precisamente, la reciente reforma tributaria, se enmarcó en este mismo afán “redistribuidor de la renta nacional”, el cual, según la lógica socialista, termina siempre con la igualdad total soñada por Marx.
Juzgue el lector hacia dónde nos están encaminando…
 ([i]) http://www.lemondediplomatique.cl/El-proyecto-constitucional-del.html

CredoChile.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal