sábado, noviembre 29, 2014

DON HERMÓGENES.


Hoy aparece una entrevista a don Hermógenes en “La Segunda”. Como siempre, el hombre da la cara, dice lo que piensa, lo argumenta en forma impecable y lo respalda con hechos. Por eso lo leo y lo respeto.

Como saben mis amigos pinocheteros y humanoides que leen este blog fascista, neoliberal y oligarca rancio, comparto casi todo el pensamiento de don Hermógenes, salvo un par de cositas por ahí: Los oligopolios y el “caso ANFP”. ¿Importa esto?: Para nada. No es necesario compartir todas las opiniones de alguien, menos aun si a ese alguien se le respeta por su honestidad y valentía. No somos clones ni tendríamos por qué serlo, solo somos dos personas de derecha (de la de verdad) que hasta ahora mantienen sus cerebros incólumes y no les importa “quedar mal con alguien”.

Queda poca gente de la vieja guardia. De esos que no se venden por treinta monedas o por una peguita segura y bien pagada. Se nos fue el gran Álvaro Bardón, mi alter ego. Recuerdo a don Ernesto Ayala, a quien vi varias veces saliendo desde el edificio de la “papelera” en Agustinas esquina Teatinos, las últimas veces ya muy viejito y acompañado por un muchacho, tal vez su nieto; el hombre trabajó hasta el final y defendió sus ideas hasta su ultimo día. Agrego a don Ricardo Claro y dejo hasta aquí una lista que no debe ser muy extensa.

Don Hermógenes los representa a todos y me representa a mí. ¿La voz de los sin o con poca voz?. En la prensa van quedando Hernán Buchi; Axel Kaiser, Gerardo Varela y algunos más. Hay otros que ya están medio contaminados y recitan sin pensar cosas como “atentados en contra de los derechos humanos”, y aceptan algo así como “la libertad en la medida de lo posible” o “algo de igualdad para no perderlas todas”. Como que quieren pero no pueden o no se atreven.


No muchas personas son capaces de dar la cara y así ganarse el respeto de los demás, don Hermógenes es uno de esos, uno de los pocos, muy pocos. 

He aquí la entrevista :
http://www.lasegunda.com/Noticias/Politica/2014/10/971303/exageraria-diciendo-que-cristian-labbe-es-un-heroe

Máximo.

viernes, noviembre 28, 2014

EXÉGESIS DE EVELYN MATTHEI.


  Las declaraciones de Evelyn Matthei a “Pulso” provocaron la adhesión entusiasta de los más opositores, las “reservas” de los indecisos y el rechazo visceral de los gobiernistas. Entonces me he preocupado de leerlas y analizarlas en su mérito, para ver cuánto de realidad tienen. Empecemos:

          1.     “Estoy impresionada de la incapacidad de la Presidenta y ahora entiendo por qué nunca quiso debatir nada de fondo, porque no sabe. Eran todas evasivas y lugares comunes.”

La actual Presidenta es Michelle Bachelet 2.0, una persona distinta de la Michelle Bachelet 1.0 de su primer mandato. Esta última se sometió humilde y dócilmente a gente que sabía más que ella en los órdenes político, económico y social. En cambio, la actual Michelle 2.0 es lo que siempre ha sido “ella misma”, una adherente al marxismo-leninismo que desde joven ayudaba al MIR, primero, y al FPMR comunista después, en la lucha armada; que  cuando ésta no fructificó adhirió al conglomerado comunista PAIS y no a la Concertación ; que es hija de Ángela Jeria, la única persona, aparte de Margot Hönecker, a quien he visto defender al régimen de la Alemania Oriental; y, en fin, admiradora de Fidel Castro (“trotecito” demostrativo).

En síntesis, cree que todos los miembros de la sociedad deben ser iguales, quiéranlo o no, y que esto se logra quitándoles su riqueza a quienes más tienen, distribuyéndola (“la caridad comienza por casa”) e impidiendo que aquéllos vuelvan a reunirla. Ella, en realidad, y contra lo que sostiene Evelyn, “sabe”. Lo que pasa es que lo que “sabe” es lo anterior, que es su credo. Transitoriamente, cuando ve los efectos de aplicar “eso”, surge una Michelle Bachelet 3.0, que cede un poco, gana tiempo y retrocede, como sucedió en la reforma tributaria. Pero, pasado ese intervalo lúcido, la revolucionaria vuelve y volverá a la revolución. Continúa Evelyn:

          2.     “Cuando empieza a quedar la escoba, ella dice ‘que los ministros trabajen más’. Ésa es su respuesta, cuando en realidad ella ha pedido estupideces, una tras otra.”

En esto, prescindiendo del calificativo, Evelyn tiene razón: es evidente que Michelle eligió a Arenas porque era la persona indicada para “retroexcavar” la riqueza de manos de quienes la tenían y repartirla entre todos, empezando por los camaradas; y él le aseguró que podía hacerlo, pues es un economista revolucionario. Cuando ella lo nombró, pregunté a varios de su gremio, que lo conocían, su opinión acerca de él. La que descripción que más recuerdo fue: “es un mono con navaja”. Y la usó.

Nadie sabe bien cuál será el resultado del trabajo de Arenas, en definitiva, pero un experto de la Concertación que fue invitado a un almuerzo al cual yo asistía lo graficó así: "Esta reforma es un vehículo que a un lado tiene orugas de tanque y al otro ruedas de goma. Es decir, no va a poder funcionar”. Y se refería a la reforma ya “cocinada y corregida”.

         En cuanto a la reforma educacional, hay unanimidad de pareceres en el sentido de que cercena o suprime la libertad de enseñanza, de que no mejora el sistema peor (el municipal) y sí empeora el relativamente mejor (el particular subvencionado), y de que levanta de paso una amenaza válida contra el mejor de todos (el particular pagado).

         En otras palabras, de haber “estupideces”, las habido. Sigue Evelyn:

           3.     “La Presidenta Bachelet puso a sus amigos, muchos de los cuales no tenían ninguna experiencia. Y a algunos los quemó, como a Arenas y Eyzaguirre”

Esto último es rigurosamente así. Arenas y Eyzaguirre están “quemados”. Son los autores, respectivamente, del hundimiento de la economía y del Gobierno en las encuestas, sin perjuicio de que se les añadirán otros artífices del desastre, cuando avancen la reforma laboral, la de la salud, la de las aguas y la reforma constitucional. Pero si el Gobierno quiere ponerse a salvo ahora, tienen que irse desde ya Arenas y Eyzaguirre, y así los demás se van a dar cuenta de que el camino debe ser otro. Y si no se van, Michelle va a hundirse con ellos, sea lo que fuere lo que eso signifique. Prosigue Evelyn:

            4.     “No puede haber cambio de gabinete, porque ella les ha impuesto las tonteras a Eyzaguirre y Arenas. No los va a cambiar”.

En esto no concuerdo. Yo creo que “las tonteras” se las presentaron Arenas y Eyzaguirre a Michelle 2.0 y ella “las compró”, porque se avienen con su ser político íntimo. Pero sabemos que “la donna é móbile” y puede cambiar y transformarse en Michelle 3.0. Y mi impresión es que va a cambiar, “malgré” Arenas y Eyzaguirre. Continúa Evelyn:

5.”Cuando ya empiece a notarse que la economía no repunta y que la Presidenta no sube en las encuestas, van a empezar a tirar bonos. Van a empezar a tirar plata a la calle. Algo de eso ya vimos la semana pasada con medidas como la baja de las bencinas. Entonces ahí ya no les van a quedar dudas a los inversionistas que Chile se convirtió en un país bananero más”.

Es exactamente lo que está sucediendo. La pregunta es hasta cuándo va a seguir sucediendo. Si el proceso no se detiene, se va cumplir el pronóstico de un inversionista extranjero: “Chile será el próximo Brasil; Brasil la próxima Argentina; Argentina la próxima Venezuela” y, agrego yo, “Venezuela la próxima Cuba”.

          Creo que hay una alta probabilidad de un desenlace así. En tal caso, sobrevendría lo siguiente, según el más acertado pronóstico de Evelyn:

            6.     “Creo que vamos a ver a un Insulza o a un Lagos señalando que con esta cantidad de revuelta se necesitan figuras potentes que ordenen. En ese caso mi impresión es que ME-O desaparece, sencillamente por tonelaje y porque además el caos va a ser suficientemente grande como para que la gente prefiera algo conocido y que dé más certidumbre… Insulza tiene una ventaja sobre Lagos y es que estaría dispuesto a ir a una primaria y Lagos no”.

En definitiva, tenemos un buen pronóstico de lo que va a suceder en la Nueva Mayoría a mediano plazo y cuando Michelle 2.0 se haya convencido de que decididamente debe convertirse en Michelle 3.0 (bastante más parecida a Michelle 1.0 que la anterior).

Desde la Nueva Mayoría han provenido los peores ataques contra Evelyn Matthei, pero en lugar de agredirla deberían estarle agradecidos, porque les ha hecho un excelente diagnóstico de su porvenir político, para el cual más les valdría estar preparados.

Hermógenes Pérez de Arce.

jueves, noviembre 27, 2014

MITOS HISTÓRICOS SOBRE LOS DD.HH.



Ponencia realizada Para la Fundación 11 de Septiembre
Miércoles 12 de Noviembre.



Quisiera dedicar mi exposición en depurar un poco el confuso y antojadizo concepto que hoy se tiene acerca de los derechos humanos.
No fueron inventados ni son propiedad del liberalismo
Para poder hablar de derechos humanos, es necesario primero remitirnos a los orígenes de este concepto. Ciertamente, la historiografía liberal ha pretendido monopolizar este concepto, es de común acuerdo para muchos “expertos”, que los derechos humanos se originan a partir de las discusiones que tuvieron lugar con posterioridad a las guerras napoleónicas, durante la segunda mitad del siglo XIX. Sin embargo, dicha concepción liberal de la historia tiende a olvidar sucesos tan importantes como la declaración de derechos firmada por el monarca inglés en 1689, o la carta magna firmada por esa misma monarquía casi 500 años antes, o las disposiciones de Cádiz realizadas a exigencia de la mismísima Isabel la católica de España.
Éstos y muchos otros documentos, nos muestran como los derechos humanos han sido algo natural y propio de cientos de sociedades civilizadas que ha existido a lo largo de la historia. Incluso se han preservado hasta nuestros tiempos obras tan invaluables como el cilindro de Ciro y el Código de Hamurabi, documentos redactados siglos antes del nacimiento de Cristo y en donde ya se observaba la natural y obvia preocupación de estos pueblos por discutir y definir cuáles son aquellos derechos que como personas podemos disfrutar y exigir, simplemente por haber nacido como hombres y mujeres.
De tal manera, que lo primero que quisiera despejar es la errónea creencia de que los derechos humanos son una suerte de idea patentada por los liberales e izquierdistas en los últimos cien años
En Los DDHH no son una verdad absoluta.
En definitiva, es la historia la que le ha dado forma a los derechos humanos durante siglos. En la actualidad, existe un consenso seudo internacional plasmado en la declaración universal de los derechos humanos firmada el 10 diciembre 1948 en París. Para quienes lo han leído, saben que cada uno de sus 30 artículos son prácticamente innegables, en cuanto corresponden al más puro sentido común de las naciones que lo redactaron. Visto desde esta perspectiva, resulta desalentador pensar que esta declaración es apenas lo que occidente ha logrado ponerse de acuerdo durante sus más de 2000 años de historia.
Lo cierto es que los derechos humanos son nada más y nada menos que los parámetros mínimos que como sociedades hemos definido para la vida de una sociedad más justa, solidaria y civilizada.
De ninguna manera quiero denostar la importancia que poseen los derechos humanos, por el contrario, creo que su verdadero valor radica en que es el resultado del esfuerzo internacional de los pueblos por vivir en paz, y no un decálogo seudo divino que debemos respetar sin cuestionar. Lo cierto es que como cualquier concepto histórico, los derechos humanos son una idea dinámica, cambiante, que evoluciona junto con las naciones. El mejor ejemplo de ello es el HABEAS DATA, una ley considerada recientemente como derecho inalienable que busca proteger la información privada de las personas del tráfico informático.
La universalidad de los DDHH
Otro mito ampliamente difundido en nuestras sociedades, es la errónea idea de que los derechos humanos son para todos. No quiero por favor que se me malinterprete, en lo personal como ciudadano de la República de Chile yo soy beneficiario al igual que ustedes de los derechos humanos y me gustaría que todos los tuviesen. Sin embargo, no debemos olvidar que los derechos humanos son convenciones sociales, es decir, sociedades que conjuntamente convienen y definen derechos que son inalienables al hombre.
Pero existen otras sociedades distintas a las nuestras en donde conjuntamente no se han convenido dichos derechos. Indudablemente esto abre la brecha para discutir acerca de la representatividad que poseen las decisiones de las sociedades no occidentales, sin embargo eso ya escapa de lo que hoy les vengo a hablar. En definitiva lo que trató de explicarles. es que la declaración de derechos humanos que hoy todos convenimos es producto del desarrollo de la cultura cristiano occidental, y no todo el mundo. La población de los países que no adscriben en la práctica a los derechos humanos son casi el doble de aquellos que sí lo hacen.
Inviolabilidad de los DDHH
Cuando nos damos cuenta de que los derechos humanos son en realidad una mera noción cultural consensuada por una fracción minoritaria de las personas en el mundo, entonces se hace necesario que los liberales e izquierdistas se bajen de sus pilares de cristal y guarden las togas blancas. Los derechos humanos no son el cáliz sagrado de las leyes, sino que una poderosa convención social. Una herramienta de unidad, producto de años de luchas y sacrificios, de hombres y mujeres que dieron su vida para que nosotros hoy podamos gozar de estos derechos.
Entendiéndolo de esta manera, nos damos cuenta que los derechos humanos son en realidad un producto muy posterior a la creación de las Sociedades, las Naciones y los Estados. Puesto esta manera, es válido entonces decir que para que existan derechos humanos deben primero existir los otros tres ¿Qué sucede entonces cuando la Nación se encuentra en peligro? ¿Es comprensible que algunas de nuestras concesiones sociales deban ser temporalmente suspendidas con el propósito de proteger el país? Si los derechos humanos existen porque existe la nación, entonces ¿Qué sentido tiene proteger los derechos humanos a costa de la nación.
Los fanatismos y las idolatrías nunca conducen a buen puerto, y eso es lo que sucede con los liberales y su extraña noción de los derechos humanos. Ellos creen haber encontrado en los derechos humanos su becerro de oro, aquella verdad incuestionable tan necesaria para fundar sus doctrinas y regímenes.
Si somos capaces de entender que los derechos humanos son una herramienta para construir la paz y como han hecho en Alemania, utilizarlos en la búsqueda de la unidad, podremos contrarrestar a aquellos que creen que los derechos humanos son una especie de arma sagrada para usar en sus  batallas ideológicas.
Simón J. Ballivián Wiechmann.

miércoles, noviembre 26, 2014

RN: ¿RENEGACIÓN NACIONAL?


(Este blog ha sido puesto al día durante tres días sucesivos y se inicia con un diálogo):

           --El Consejo de RN se reunió este fin de semana en Pucón para debatir el texto de su Declaración de Principios.

--¿Cómo, que RN no tenía una Declaración de Principios?

-- Por supuesto que la tenía, pero las circunstancias han cambiado…

          --¿Así es que si las circunstancias cambian, uno debe cambiar sus principios?

          --En Chile, sí, por supuesto. ¿Y nunca ha oído hablar de una actividad que se llama “la política”? En la política TODO cambia cuando cambian las circunstancias. Por ejemplo, Patricio Aylwin decía en 1973 que Salvador Allende y la Unidad Popular “se aprestaban, a través de la organización de milicias armadas muy fuertemente equipadas y que constituían un verdadero ejército paralelo, para dar un autogolpe y asumir por la violencia la totalidad del poder”. Y llamó a los militares a solucionar la situación. Sin embargo, el mismo Aylwin decía textualmente veinte años después, en 1993: “Yo nunca pensé que la Unidad Popular como tal, ni menos Salvador Allende, estuvieran interesados en dar un golpe y establecer una dictadura”. Entonces crucificó a los militares. Y pese a tamaño giro es un hombre admirado por la mayoría, tanto que los empresarios le dieron el “Premio a la Trayectoria”. (Pregunta: con empresarios así, ¿quién necesita revolucionarios?) Y Allamand (RN) dijo que Aylwin era su político más admirado, mientras, siendo Ministro de Defensa, despidió a todos los asesores militares (r) “que habían estado ahí” e incluso a uno que no “había estado ahí”, pero era “yerno de”. ¿Se da cuenta? Entonces, si las cosas cambian, los políticos cambian... y también sus principios.

          --Pero ésa es un actitud leninista, pues Vladimir Ilich Ulianov, mejor conocido como Lenin, sostenía que “si los hechos no coinciden con lo que sostiene el Partido, mucho peor para los hechos”. Es muy parecido.

          --Algo así. Sea como fuere, en RN pugnaron este fin de semana tres posiciones: las que podríamos llamar "de izquierda", "de centro" y "de derecha". ¡Siempre los tres tercios! Entonces lo único claro, porque estamos en Chile, es que en RN "la derecha" perdió. Porque pierde siempre, incluso dentro de la derecha. Por algo eligió un Presidente que no era de derecha...

          --Pero ¿cómo puede haber triunfado una posición "de izquierda" en RN?

          --Muy fácil: a muchos de ellos les han lavado el cerebro y han comprado el discurso de sus adversarios, que es muy antiguo, pues viene de la URSS, de cuando Brezhnev proclamó “¡nunca más habrá otro Chile!” y le ordenó a su KGB repetir hasta la saciedad en todo el mundo que la Junta chilena “atropellaba los derechos humanos”. Esa fue una consigna soviética, y prendió. Y prevalece hasta hoy. Y al que no la repetía, o no la repite hoy, lo cubrían y lo cubren de insultos. Lo digo por experiencia propia. Buenos, los primeros que se asustaron, entre los que apoyaron a la Junta, fueron los DC. Y al final los tenemos a casi todos amedrentados, entre ellos la directiva de RN. Para repetir la consigna e imponerla, el comunismo tenía desde el KGB hasta organizaciones de fachada, como “Amnesty International”, que el historiador chileno Claudio Véliz probó documentadamente que había sido una creación comunista debidamente camuflada para hacer caer a los "compañeros de ruta" y a los que ellos llaman “tontos útiles”.

          --¿Y qué sostiene esa triunfadora "izquierda" de RN?

          --Que ésta es un partido dedicado a defender los derechos humanos. Así nadie le puede decir que es continuadora del Gobierno Militar. Es un tema semántico: sin repudiar explícitamente a este último, reafirma el lema inculcado por la URSS, lo que equivale a un repudio implícito. Y suprime todo reconocimiento a la Junta.

          --¿Y qué sostuvo la moción "de centro"?

          --Reafirma que la libertad de las personas es un principio fundamental. O sea, es una declaración de principios de un partido de derecha, pero tampoco menciona al Gobierno Militar.

           --¿Y la "de derecha"?

           --Quiso conservar el acápite sobre el Gobierno Militar en la Declaración de Principios, en el cual se reconoce el servicio prestado al país por los militares, además de dar preeminencia al respeto a la libertad personal; y afirma que todos han compartido esa mirada histórica por un cuarto de siglo sin problemas, así es que debe dejársela tal como está. Y argumentan que si los comunistas les dicen por eso que son “nostálgicos de la dictadura”, peor para los comunistas, pues no hubo tal “dictadura”, porque Pinochet fue elegido en 1980 y porque en 1973 la Junta fue llamada por la mayoría democrática, así es que fue un gobierno representativo de esa mayoría, llamado a evitar una guerra civil, lo cual logró a mínimo costo, para después restablecer la democracia.

--Pero, a fin de cuentas, ¿quién ganó en Pucón? 

--La "izquierda" de RN, por supuesto. ¿Porque no sabe usted que RN es un partido político chileno, es decir, del país inventor de la “vuelta de chaqueta”? En Chile siempre termina ganando “la vuelta de chaqueta”.

          Addendum del 22.10.14: 

          Uno puede ir a Pucón por numerosas razones, pero el Consejo de RN en masa concurrió, la verdad sea dicha, por una sola: la de suprimir el siguiente acápite de su Declaración de Principios:

           "Destaca el patriotismo y espíritu de servicio de las Fuerzas Armadas y Fuerzas de Orden, cuyo origen y gloriosas tradiciones, se identifican con el surgimiento y defensa de la chilenidad a través de toda su historia, incluida su acción libertadora del 11 de Septiembre de 1973, que salvó al país de la inminente amenaza de un totalitarismo irreversible y de la dominación extranjera, culminando así una valiente resistencia civil y recogiendo un clamor popular abrumadoramente mayoritario".

          ¿Alguien de derecha podría decir que lo anterior no es verdad? ¿Alguien podría sostener que ese párrafo no interpreta ciento por ciento el sentir de la derecha chilena?  E, incluso el de Patricio Aylwin I, el de 1973? Nadie. ¿Y por qué viajan a Pucón y se reúnen centenares de personas nada más que para suprimir ese párrafo? Yo les voy a explicar por qué:

          Porque la derecha política chilena es víctima de un síndrome de pánico. Los que forman parte de ella ya no se atreven a sostener ideas de derecha, sino que se han convertido, para no ser agredidos verbal y hasta físicamente, en amedrentados portavoces de lo que opinan sus adversarios de izquierda y centroizquierda. Y como son éstos los que repudian ese párrafo de la Declaración de Principios de RN, a fuerza de amenazar, injuriar, amedrentar a los derechistas, están obligando a éstos a abstenerse de decir lo que LA IZQUIERDA no quiere que se diga. Léase la siguiente frase que prueba lo que estoy afirmando:

          "En la derecha... existe un problema que es muy grave: ambos partidos conservan en sus documentos constitutivos justificaciones de la dictadura" ("Qué Pasa", 21.11.14, p. 34). ¿Quién dice eso, Guillermo Teillier, Eugenio Tironi, Carlos Peña, Francisco Vidal? ¡No! Enrique Barros, de la élite intelectual de la derecha.

          ¿Cuál es el destino de un sector ideológico amedrentado, que repite las ideas del adversario y suprime las propias? La desaparición. En eso estamos. Renovación Nacional ha elegido Pucón para dejar de tener personalidad propia y pasar a ser una caja de resonancia de la versión de la historia de Chile que sostienen sus adversarios, en la esperanza de poder llegar a alguna clase de alianza con ellos o con algunos de ellos.

          Epílogum del 23.11.14:

          Por fin RN es un partido político "desanclado" del 11.09.73. Jamás les van a poder decir "hijos de la dictadura" (aunque hayan nacido bajo la égida del Gobierno Militar y hayan votado por Pinochet en el plebsicito de 1988), pues todo eso está "aylwinescamente olvidado".

          RN se incorpora así al "Chilean Hall of Fame of Political Correctness" y se posiciona junto al "Café Torres", benemérita institución que exhibe en su local un panel instructivo histórico con las imágenes de todos los Presidentes de Chile, salvo uno, pues da cuenta de que en el período 1973-1990 no hubo ninguno. Un comentarista de este blog comprobó que el dueño del "Torres" lamenta esa inexplicable omisión, pero tiene miedo de que, si la remedia, algo le pueda suceder al panel de Presidentes, a su local o a él.

          Entonces, desde el sábado 22.11.14, junto al "Café Torres", también RN se ha puesto prudentemente a salvo, mediante una elocuente supresión de varias líneas en su Declaración de Principios. Ambos exponentes de la realidad nacional han reconocido las graves consecuencias que puede tener para cualquier chileno o entidad chilena expresar públicamente las razones de por qué en 1973 Chile estaba encaminado a ser una segunda República Democrática Alemana y, sin embargo, después del 11.03.90 resultó estar encaminado a ser una segunda República Federal de Alemania.

          Esto no es nuevo ni chileno: hace más de 400 años Enrique IV de Francia, hugonote, protagonizó un renunciamiento parecidamente pragmatico, expresando que "París bien vale una Misa". Es que tampoco era un idealista, sino un político.

Hermógenes Pérez de Arce.

martes, noviembre 25, 2014

ATENTADO CON CIERTA PLANIFICACIÓN.


Como ya deben saber, un grupo de al menos siete construidores de paraísos terrenales lanzó cinco bombas molotov a un cuartel de “ratis” en Providencia. Tres “tiras” resultaron (como dicen los periodistas) “con heridas de diversa consideración” y se “pitearon” tres “vehículos institucionales”.

Lo que seguramente causará“conmoción pública”, es el modus operandis de los jóvenes idealistas. Según una grabación que no servirá de nada en el ya anunciado juicio “en contra de los que resulten responsables”, se ve a los “individuos aun no identificados” vestidos con overoles blancos encerrando a los “tiras” dentro de del cuartel con la finalidad (me imagino) de quemarlos vivos, salvo que desde ahora encerrar bajo llave a alguien dentro de un recinto donde se van a tirar cinco bombas incendiarias no sea para quemarlos vivos, para lo que habría que legislar al respecto, cambiar la constitución y declarar la acción “dentro del contexto de los movimientos sociales”.

El intendente Claudio Orrego calificó la acción reivindicatoria como un “ataque vil” y con “cierta planificación”, es decir, una planificación así como que no quiere la cosa, una cosita poca nomas. Menos mal que no fue una planificación en serio, o terminan volando toda la manzana.

En cualquier país medianamente normal esto no pasa. ¿Y saben la razón por la que no pasa?, porque los jóvenes idealistas y reivindicatorios de aquellos países tienen claro que los policías saldría detrás de ellos y los matarían en plena calle igual que a una rata hidrofóbica, y más encima los condecorarían y transmitirían la ceremonia en horario prime.

Cuento aparte es la desidia con que los “tiras” manejan la seguridad de sus cuarteles. No es normal que un grupo los encierre con candado así como así y nadie se dé cuenta y nadie persiga a los malos.

Luego del atentado no-terrorista, en que los funcionarios (según ellos) dispararon para repeler el ataque (a mí me tinca que dispararon al aire para no terminar tras las rejas), los jovenzuelos que ayudan a crear “el Chile que todos queremos”, se refugiaron en lo que al parecer es su guarida, o si lo prefieren, su “alma mater”, la vecina “Academia de Humanismo Cristiano”. Las autoridades ya tienen por donde comenzar a buscar, y con un poco de suerte no pillarán a nadie y así se evitan un nuevo problema.

¿Saben lo que pienso?. Esta idea de tener policías que no actúen como policías y militares que no actúen como militares, nos está pasando la cuenta. Mucho derecho humano, mucha igualdad y mucha payasada; entonces estos gallos andan con miedo todo el día. Miedo de que les pongan una bomba y los maten; miedo a pegarle una patada en el poto a un lanza y perder la pega; miedo a ser acusado de infiltrado, bruto o simplemente “facho”.

Hoy en día andan con más miedo los policías que los delincuentes, y eso no puede ser. Bueno, en Chile sí puede ser.

Máximo.
Lienzos del MIR encontrados por la PDI en la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, además de mucha evidencia como los overoles y rastros que indican que los autores salieron y entraron en esa casa de estudios.
Y, ahora, ¿¿quién le pone el cascabel al gato??

lunes, noviembre 24, 2014

JUSTICIA PARA NUESTROS MILITARES.


En Chile se hizo la “Reforma Procesal Penal” porque el sistema inquisitorio antes vigente no respetaba el debido proceso, un derecho humano básico, al entregar a una sola persona los roles de investigador, acusador y juez. Pero el país del doble estándar lo mantiene para un segmento de la población: los militares. Ellos son los únicos que continúan ligados sin fin al sistema antiguo.
En los casos de “derechos humanos” se siguen iniciando procesos conforme el antiguo régimen, no obstante que hace casi 10 años dejó de aplicarse en todo Chile, y además designando para sustanciarlos a ministros de corte de apelaciones, aunque la Constitución prohíbe los tribunales ad-hoc (“comisiones especiales”), ya que desconocen el derecho humano al juez natural; y todos ellos son debidamente “coordinados” por un ministro de la Corte Suprema, medida que contradice la independencia de los jueces y que no está en ninguna ley.
Pero no es la única excepción al debido proceso que afecta a los militares. Es cosa de ver la causa por el accidente del avión Casa 212 en Juan Fernández, que es competencia de la justicia militar, pero que en realidad funciona como la antigua jurisdicción criminal civil: un ministro de corte de apelaciones en visita, que es investigador, acusador y juez. La Justicia Militar sin duda hay que  reformarla, pero en un aspecto superaba desde siempre a la justicia civil: hay separación de funciones; la de investigar y acusar la asume un fiscal, y la de fallar el jefe militar del lugar. Se critica la relación jerárquica entre el juez y el fiscal, pero es peor que sean una misma persona. Sin embargo eso cambió, ya que hace unos años se establecieron por ley los ministros civiles en visita de la Corte Marcial (jueces ad-hoc), que investigan, acusan y fallan. Una involución desconcertante en materia de debido proceso.

El ministro a cargo del caso resolvió lo que cualquier aficionado a la aviación suponía: que al rehusar el aterrizaje los pilotos dieron una vuelta muy corta para repetir la maniobra, a baja altura y poca velocidad en un lugar ventoso, lo que provocó la pérdida de sustentación y el desplome catastrófico del avión. Pero el Chile de hoy exige que los ‘poderosos’ tengan la culpa. La Corte Suprema, acogiendo el clamor popular, ordenó que se investigara -algo que no podría hacer con un fiscal- por otro ministro en visita el delito de ‘incumplimiento de deberes militares’ de oficiales de mayor rango, con lo cual la condena ya está casi dictada”.

Además, esa figura delictual no satisface el requisito constitucional de describir expresamente la conducta sancionada: ¿qué es incumplir deberes militares? Cualquier cosa, desde llegar tarde a la formación a no controlar el peso de despegue de un avión, aunque no se esté ahí. Es totalmente discrecional, y se usa cada vez que se quiere encarcelar a un militar y no hay un delito objetivo que respalde la pretensión.
¿Qué opina de todo esto el Instituto Nacional de Derechos Humanos? Porque aquí y ahora se están violando los derechos humanos de militares; ¿o eso no interesa?
Axel Buchheister.
Abogado.

domingo, noviembre 23, 2014

ESTADO CHILENO ENTREGARÁ 4.500 MILLONES DE PESOS EN INDEMNIZACIONES.


Estado chileno entregará 4.500 millones de pesos en indemnizaciones a prominentes figuras políticas y empresariales de la Concertación
La Corte de Apelaciones de Santiago ratificó la sentencia que condenó al Estado chileno a pagar la suma total de 4.500 millones de pesos a 30 ex prisioneros del centro de detención de isla Dawson.
En fallo unánime, la Tercera Sala del tribunal señaló que los demandantes fueron víctimas de graves violaciones a los derechos humanos. Razón por la cual el delito no podría prescribir.
Así, el Fisco deberá pagar 150 millones de pesos a cada uno de los 30 ex prisioneros que estuvieron entre septiembre de 1973 y septiembre de 1974 en el centro que funcionó en la Región de Magallanes. Dentro de los beneficiados destacan:

  • Sergio Bitar, ex senador y ministro de Allende, Lagos y Bachelet
  • Fernando Flores, empresario y senador entre 2002 y2010
  • Julio Palestro, actual Alcalde Socialista por San Miguel
  • Osvaldo Puccio Huidobro, Ministro en el gobierno de Lagos
  • Ministro e intendente durante los gobiernos de Frei, Lagos y Bachelet

Dado que ninguno de los casos de violaciones a los derechos Humanos pudo ser adecuadamente establecido según la legislación vigente,  La Corte cerró su veredicto con una sentencia cargada de supuestos y alegorías que han causado gran controversia.
“Cabe señalar que si bien es cierto que el daño moral debe ser acreditado, debe tenerse presente que no puede existir duda que las víctimas de violaciones de derechos fundamentales, en particular los actores que fueron recluidos ilegalmente en una isla del fin del mundo; que sufrieron maltratos y que vivieron en aquel período la agonía de la incertidumbre de su propia existencia, sufrieron un inconmensurable daño moral, que no requiere ser probado pues el más elemental sentido común basta para tal efecto”, indica el fallo.
DespiertaChile.

sábado, noviembre 22, 2014

EL GOBIERNO SÓLO GOBIERNA PARA LA NUEVA MAYORÍA.


Una contundente y categórica notificación recibió el país tras la Cumbre de la Nueva Mayoría (jueves 22 de octubre) para cerrar el año político y que no fue más que la rúbrica al real propósito de su estada en el poder.
En la oportunidad, el ministro del Interior, Rodrigo Peña y Lillo, llamó a los jefes de partidos de la Nueva Mayoría a sacar adelante otros 10 proyectos antes de fin de año,“única forma de cumplir el programa de gobierno que nos permita proyectarnos a futuro”.Al día siguiente, el vocero del conglomerado, el senador PPD Jaime Quintana fue más explícito aún: “el que sigamos en el poder dependerá del cumplimiento del programa”.
Todo Chile ha sido testigo que el programa es una guía de ruta hacia el totalitarismo socialista. Lo demostró, primero, la Reforma Tributaria que finalmente fue aprobada, pero con rectificaciones importantes y que, aún así, ya está dejando en evidencia sus nocivos coletazos especialmente en las clases media/media y media/baja.
En cuanto a la Reforma Educacional, son cada día más potentes las protestas a causa de sus contenidos y todo cambiop que venga será copia de ambas experiencias: aplicar una transformación radical en todas las áreas socio/económicas del país, extirpando –ojalá sin dolor– el sistema de plenas libertades.
La que conduce Bachelet es una nueva vía chilena al socialismo, al estilo Allende, pero con la cautela que no tuvo el suicidado Presidente. El programa de la Nueva Mayoría se elaboró para aplicarlo sin que la institucionalidad se viese amagada, como ocurrió entre 1970 y 1973.
Al asumir esta administración, los caudillos de la Nueva Mayoría hicieron repetidas alusiones al “nuevo ciclo político” y éste no es más que el tiempo que requiere el socialismo para instaurar su sistema. Todos al interior del oficialismo saben que de aquí al 2017 es imposible la consolidación completa del programa de gobierno y los patrocinadores de las reformas hablan sin tapujos de que algunas de ellas estarán concretadas en cinco, diez y veinte años.
Esa proyección en el tiempo refleja que es indispensable  que el socialismo permanezca en el poder por un período largo. Si su oferta política se cae el 2017  –como estuvo a sólo dos puntos de suceder en Brasil–, todo lo prometido quedará inconcluso y el segundo período de Bachelet habrá sido un fracaso, como el primero.
Lo relevante de esta arenga de Peña y Lillo y de Jaime Quintana a dar cumplimiento al programa de gobierno “para mantenernos en el poder”, deja al descubierto que la finalidad del manual de objetivos de la Nueva Mayoría se escribió exclusivamente para satisfacer sus propios intereses políticos y no como una guía de un buen gobierno para todos los chilenos.
Las caídas en la popularidad de Bachelet y en la pérdida de credibilidad ante la opinión pública son consecuencia de que la ciudadanía ya se percató de que el Gobierno no gobierna para todos, sino sólo para la Nueva Mayoría, sólo que nadie se anima a reconocerlo, tal como lo hizo Salvador Allende cuando anunció ser Presidente “sólo de la Unidad Popular”.
La Nueva Mayoría tiene la astucia de no actuar con la insolencia de Allende, pero le anima el mismo fin: llevar al país al socialismo aunque sin dejar muchos muertos y heridos en el camino. Lo que suceda en la ruta no está considerado como escollo y ése es el motivo de que no se conozcan proyectos del Ejecutivo en contra de la progresiva delincuencia, en contra del la desaceleración, en contra del desempleo, en contra de la menor inversión, en contra de la baja en la producción,  en contra de las bajas en las ventas del comercio, etc.
Estos “daños laterales” están considerados como un costo natural que debe pagarse para la implementación total del programa, una seguidilla de reformas que apuntan al reemplazo del sistema liberal de mercado por el del Estado paternalista, mal llamado de bienestar.
Desde que asumió Bachelet, la planta fiscal de funcionarios con sueldos de 2 millones de promedio se duplicó y el MINEDUC incorporó entre mayo y septiembre a 60 “asesores” con rentas superiores a aquella cifra.
Diríase que la casi totalidad de chilenos que no votó por Bachelet en las elecciones del 2013 no ha reparado en este hábil juego de imponer el odioso y destructivo programa de gobierno mientras ella lanza besitos a la galería. Volvió a reunirse con los empresrios, a quienes les insistió en “la única forma de salir a flote es una alianza entre los sectores privado y público”, sólo horas después de que se aprobase en la Cámara un artero ataque a la participación de privados en la educación.
Después viajó a Alemania a explicar las bondades de la Reforma Tributaria y donde hizo un llamado a los empresarios a invertir en Chile. Sintomática actitud la suya, pues sabe que los alemanes sienten un desprecio históricos por los comunistas, precisamente los autores intelectuales de todas las reformas en curso en Chile.
Justo Pastor Suárez.

viernes, noviembre 21, 2014

EN NOMBRE DE LA JUSTICIA.


A veces es difícil colocarse en la lógica de los tribunales de justicia; esto, sin tomar en cuenta su politización. No sé si son muy pencas y/o muy rojos, tal vez los legisladores reunidos en la cueva de Ali Babá legislan muy mal, o tal vez los lobbystas y los organismos de fachada del PC trabajan muy bien. Supongo que es un poco de todo, como pasa casi siempre.

El fulano acusado de colocar una bomba en el retén de Las Vizcachas fue absuelto por segunda vez. ¿Quién colocó la bomba entonces?: Ya lo sabemos, fue don Nadie, una vez más.

Los tres cabros detenidos por la explosión en la estación del Metro Escuela Militar, quienes cayeron en manos de la policía en menos de lo que canta un gallo, y todo porque la opinión pública ya está harto mosqueada con el asunto y las encuestas andar por los suelos, ya recibieron su ayudita. Los exámenes psicológicos se tomaron mal (o algo así), por lo que no serán pruebas válidas en el juicio. Es la primera prueba que se cae. ¿Dónde creen ustedes que terminará el trio de sospechosos?: Seguramente en libertad, con una sonrisa de oreja a oreja y la billetera repleta de plata de la señora Juanita. ¿Y quién colocó esta bomba?: Ya lo saben, el mismo siempre, don Nadie. Nadie fue, y Nadie irá a la cárcel.

Hoy aparece en el pasquín La Tercera una noticia del caso Matute, que ya lleva quince años y pretende hacerle el peso a los casos de derechos humanos de los finados que no respetaban los derechos humanos de nadie, y murieron pelando por una causa perdida mientras sus jefes arrancaban como roedores, la única forma en que podían arrancar, por razones obvias.

El SML, organismo estatal dirigido por un mirista, confirmó que Matute fue asesinado. ¿Se dan cuenta?. Los únicos que no sabían que Matute fue asesinado eran los del SML, pero ya se enteraron, por fin. Debe ser porque no tienen televisión en sus casas, algo imperdonable, ya que cualquiera puede “sacar” un plasma a crédito sin necesidad de pagarlo y sin temer por un Dicon que se borra de acuerdo a las necesidades políticas del momento.

La ministra en visita que visita el caso de cuando en cuando, doña Carola Rivas, declaró que el informe "revela elementos que me pueden llevar a decidir la causa de muerte. Lo que sí le puedo decir es que lo que sí hay es un homicidio. Eso le puedo decir". Otra más que no tiene televisión en sus casa.

En resumen, doña Carola no sabe nada, el SML tampoco sabe, ni nadie supo nada durante quince años, aunque la ministra decidirá en cualquier momento de que murió Matute. ¿Pensará jugar al cachipún o al ene tene tú, saliste tú?. Seguramente dona Carola decidirá que Matute murió producto de que lo mataron, lo que vendría siendo algo así como un “avance en la investigación”.  

Máximo.