sábado, enero 04, 2014

LA MISMA MANO EN LA ARAUCANÍA.


Este viernes (3) organizaciones como la de los Presos Políticos Mapuches y la familia, se reúnen en Plaza Teodoro Schmidt de Temuco, para recordar el sexto aniversario de la muerte del weichafe, Matías Catrileo.

Con dicha actividad culminaría una semana de agitación y violencia en La Araucanía, lapso en el cual un grupo extremista incendió la casa del agricultor Jorge Pooley en Temuco. También se desactivó una artefacto explosivo en el Juzgado de Policía Local (hubo otro en una sucursal bancaria); mientras la CAM se adjudicaba el ataque que destruyó dos helicópteros dedicados a la extinción de incendios forestales.

Este 4 de enero, se cumplirá un año desde el asesinato terrorista del matrimonio Luchsinger-MacKay. El único imputado por este crimen, Celestino Córdova aguarda en prisión el juicio. En el intertanto, el machi celebró ante gran concurrencia (el 15 de junio), el Año Nuevo Mapuche (wentripantu).

Refiriéndose al atentado contra el domicilio de Pooley  y a los incidentes en Temuco, el intendente Andrés Molina, inculpó a "la misma mano" en la autoría de los hechos "hubo tres bombas incendiarias que se colocaron en tres lugares, donde claramente es la misma mano, del mismo tipo ... " consideró el personero.

La misma noche de Año Nuevo, grupos presuntamente anarquistas, colocaron un bolso, con un artefacto explosivo - de manufactura similar a los que estallaron en Boston, EE.UU -, adosado al muro de la Prefectura Santiago Oriente y cuartel de la 18 Comisaría  de Carabineros. Este fue neutralizado por el GOPE.

"Sabemos que estamos enfrentando días difíciles" destacó el ministro del Interior Andrés Chadwick. El gobierno a través de la Intendencia Regional de La Araucanía decidió invocar la Ley Antiterrorista frente a los atentado incendiarios en el sur. El secretario de Estado sostuvo que "hay indicios de que estos actos no sólo son realizados por grupos extremistas (...) mapuches, sino que también creemos que existen vinculaciones con grupos de carácter anarquista"

En realidad estas declaraciones del ministro son irrelevantes. El Gobierno jamás utilizó su autoridad para imponer el orden. Y el costo de esa debilidad, la paga la ciudadanía de la Novena Región que ha visto cómo se destruye el Estado de Derecho y no existen las mínimas garantías en esa zona.

Porque no solamente estuvo lo de Magallanes, lo de Aysén, Freirina y decenas de lugares, en los cuales grupos de activistas se movilizaban con violencia por los más variados motivos y presuntos agravios provocados, según ellos por el centralismo o supuestos abusos de empresas generadoras, productivas o por el propio Estado, etcétera.

En La Araucanía el asunto es parte de la cotidianidad. Hay abandono por parte del Estado. No hay logros ni se produce inteligencia, frente a lo que es una ofensiva terrorista.

Diez incidentes previos a los del 1 de enero marcaron este inicio del 2014: ataques a camiones con perdigones, quema de máquinas de carga y forestales, quema de dos viviendas - la del notario de Victoria, Federico Oyarce y la del comunero José Millacheo -; el 16 y 20 de diciembre tres carabineros reciben disparos. El 27 desconocidos queman la casa del agricultor Gastón Escala, en el fundo Santa Ana. Cerca de Temucuicui un helicóptero es atacado a balazos el 29 y, el 31, un carabinero es golpeado y despojado de su arma de servicio cuando un grupo extremista ataca una base de helicópteros en las inmediaciones de Ercilla  ¡el uniformado fue lanzado al interior de la máquina!  Todo culmina el último día de 2013 en pleno Temuco con esos tres ataques.

La actual administración tiene muy pocos elementos a su alcance. Y en dos meses será historia. Bachelet asumirá y según advirtió, ella no es partidaria de invocar la Ley Antiterrorista. Así todos estos atentados pasarán a constituir delitos comunes. Celestino Córdova y otros serán beneficiados con este descriterio. Lo más probable que esa actitud del gobierno central - que para los efectos prácticos vendrá a ser muy parecida a la que se siguió bajo Piñera -, agudizará la anarquía, el despoblamiento de los campos dada esta inseguridad que prevalece hace años en la zona y, desde luego, se registrará un incremento de la actividad terrorista.

Como sostuvo Karol Cariola, quienes no han cambiado sino que se adaptaron, aquellos que como el Partido Comunista, tendrán los dos pies en el gobierno y dos en la calle, por cierto sabrán cómo operar sin escrúpulos en tales circunstancias. El país ya lo verá.
DespiertaChile.cl

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal