martes, agosto 20, 2013

PROTECCIÓN A CARABINEROS DE CHILE.


A propósito de la impactante crónica publicada en este medio, el pasado martes 13 de agosto, respecto de las labores de resguardo que como punto fijo cumple el personal de Carabineros de Chile en la llamada "Zona Roja" de la Novena Región, no puedo dejar de expresar mi más profunda preocupación por las deplorables condiciones en que estos nobles servidores públicos se encuentran en cumplimiento de su deber.

Allí, a veces solos, expuestos a muy bajas temperaturas, sin electricidad ni con la infraestructura mínima suficiente que resguarde su integridad física y emocional, a kilómetros de otros centro poblados y en una situación de riesgo evidente, se hace urgente mejorar las condiciones de vida de estos Carabineros que realizan un arduo y peligroso trabajo. Lo contrario sería una gravísima señal de indiferencia hacia quienes a diario arriesgan su vida por proteger y resguardar la seguridad de sus semejantes.

Nuestras autoridades deben, a la brevedad, tomar todas las medidas necesarias para reparar esta condición de abandono, otorgando los recursos necesarios que permitan mejorar las precarias condiciones de los lugares que cobijan a Carabineros en aquellos lejanos territorios y dotarlos de los medios de seguridad apropiados y necesarios en consideración a la difícil y arriesgada misión que se les ha encomendado.

M. Angélica Cristi M., Diputado.

Señor Director:

Ataque a un cuartel de policía.

Luego del alevoso ataque que sufrió la noche del lunes 12 el Cuartel Independencia, nos resulta imposible no hacer presente a la comunidad la gravedad que reviste esta situación, que no se da en forma aislada, sino que se inserta dentro de una larga lista de atentados a cuarteles y personal de la Policía de Investigaciones y de Carabineros de Chile.

Lo más curioso es que cualquier persona sabe que dentro de un cuartel policial hay policías premunidos de armas de fuego. ¿Qué espera entonces alguien que ataca una unidad policial?

A nuestro juicio, lo único que se buscaba era provocar un incidente de gravedad, con heridos y muertos, para justificar la “represión” que muchos dicen que hay en Chile. No obstante, la policía actuó de manera medida, conteniendo la situación sin ocasionar daños a civiles.

Llamamos a la comunidad en pleno a defender a sus policías, exigiendo  a las autoridades de los poderes Ejecutivo y Legislativo que tomen todas las medidas necesarias para que estos hechos  sean duramente sancionados en caso de repetirse. Si los encargados de mantener la seguridad y el orden público se ven socavados en su labor, se debilitan los cimientos de la sociedad entera.

Juan Villarreal Vergara, Presidente del Círculo de Oficiales Generales PDI. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal