domingo, agosto 11, 2013

BACHELET: EL IMPUESTAZO.

[Img #4378]
Bachelet anunció lo que se propone hacer en materia educacional, despertando la suspicacia de varios sectores. Andrés Allamand consideró que eso significará la muerte de la libertad de enseñanza; y los dirigentes estudiantiles la catalogaron como un mero "ofertón electoral".


¿Qué ofreció la candidata socialista? Pues, una reforma tributaria (1,5 a 2 % del PIB nacional) que "asegure" lo que define como "un cambio de paradigma" para que cambie de, constituir, según afirmó "un bien de consumo a un derecho social" modificando el concepto mismo de educación.

Destacó cuatro pilares "fin al lucro, a la segregación, calidad y avances a la gratuidad universal"

Esto se lograría en seis años recurriendo a lo que los economistas calificaron como el "impuestazo" puesto que, los recursos necesarios, para financiar una política de esa naturaleza, superarían largamente ese uno y medio o dos puntos del producto interno bruto. Cifra cercana a los US$ 5 mil millones.

Pero, los expertos indican que sólo para la educación superior se requerirían unos US$ 6 mil millones. Y resulta que el proyecto Bachelet consulta además: incorporar 90.000 niños de 0 a 2 años al sistema escolar; 4.500 nuevas salas cuna gratuitas; para niños de 3 a 5 años, 34.000 nuevos cupos y 1.200 nuevos jardines infantiles. Todo eso con acreditación.

De manera tal que la suma total excedería muy sobradamente ese modesto "1,5 a 2 % del PIB"

Juan Andrés Fontaine ex ministro de Economía y jefe del programa económico de Andrés Allamand, destaca lo innecesario y perjudicial para Chile, de introducir nuevos gravámenes, ya que sí el país crece al 5% la recaudación por tal concepto alcanzará los US$ 12.000 millones en cuatro años.

Y que incorporar nuevos tributos impedirán el crecimiento y desarrollo económicos, frustrando las expectativas al respecto. En este sentido Allamand ilustró, expresando que aquí no solamente se plantea un alza desmesurada de impuestos.

El efecto más grave, es el de terminar definitivamente con la educación particular subvencionada y la libertad de los padres para elegir qué tipo de enseñanza prefieren para sus hijos, en estos establecimientos que acogen al 50% del total de matrícula, donde el 40% es estatal y el 10% particular pagada.

Agrega que hasta hace poco tiempo, los términos eran 52% estatal, 38% subvencionada y el resto pagada. Y que el proyecto Bachelet conlleva 90% de educación fiscal y 10% pagada y no otro.

Es decir se liquidarán 4.000 colegios con 1.800.000 alumnos de un plumazo, aumentando a la vez la carga tributaria en unos diez mil millones de dólares. Por lo tanto, sólo quienes pueden pagar - el 10% más rico de la población -, tendrá la posibilidad de elegir y el 90% de las familias chilenas no lo podrá hacer, por la sencilla razón de que los colegios particulares subvencionados ya no existirán, con lo que se completa el giro gramsciano y se prepara el terreno para conseguir lo señalado en el Foro de Sao Paulo. Un estado socialista, un orden cosas de corte chavista, irreversible: con la ENU 2.0.

DespiertaChile.cl

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal